Secciones
Show

BBN mano a mano con Marcela Citterio: de guionar Patito Feo a fundar su propia editorial que "alimenta" a las plataformas de streaming

En más de tres décadas como guionista televisiva, escribió historias para Telemundo, TV Azteca, RCN, Nickelodeon, y actualmente lo hace para Netflix.

Marcela Citterio puede gritarle a todo el mundo que es la mente detrás de las series y las novelas que cautivaron a cientos de personas. En más de tres décadas como guionista televisiva, escribió historias para Telemundo, TV Azteca, RCN, Nickelodeon, y actualmente lo hace para Netflix. Si bien es muy difícil hace un resumen de sus más de 30 años de carrera, fue dialoguista para Maestro y Vainman de La Banda del Golden Rocket, fue autora del unitario Un hermano es un hermano, con Guillermo Francella y Javier Portales; de Gino con Arnaldo André y De Corazón. Este último contó con 400 capítulos y le valió su primer Martin Fierro.

Pero lejos de conformarse, siguió con Como vos y yo, Los Médicos, La Nocturna y Los Buscas de Siempre con Pablo Echarri y Nancy Duplá. Más cerca de la actualidad, sus éxitos que se convirtieron internacionales fueron Amor en Custodia con Soledad Silveyra y Osvaldo Laport y Patito Feo (ambas ganadoras de Martin Fierro). Fueron esos programas los que le abrieron las puertas en el exterior: Con RCN ( canal de televisión abierta colombiano) hizo Chica Vampiro, el primer programa latinoamericano en conquistar el corazón de los franceses. Con Telemundo escribió Aurora, Corazón Valiente, Reina de Corazones y La Fan. También trabajó con Venevision y TV Azteca. 

En Nickelodeon hizo Yo Soy Franky, Noobees 2 y produjo y escribió Heidi con Mondo Tv. Finalmente en Netflix va a estrenar dentro de poco Olhar Indiscreto y ahora decidió incursionar en la industria editorial. Así nació The Orlando Books, una editorial que tiene como propósito generar contenido que alimente la ficción audiovisual. "Siempre lo que me atrajo fue la televisión y que mis palabras se vieran en la pantalla. A partir de qué mi hija (Chiara Francia Citterio) empezó a escribir, al ver su talento y sabiendo que el no tener experiencia siempre es un tema en estos rubros, decidí darle la oportunidad a voces nuevas, algo que antes no pasaba", le cuenta Marcela a BigBang

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según explicó, siempre fue "muy difícil" confiarle producciones de gran tamaño y cantidad de dinero a alguien que "no ha hecho nada o mucho" en su carrera aún. "Cada canal era único. Antes no había post producciones. Me gustó la autopublicación de Chiara de su primer libro a los 16 años y empecé a investigar mucho. Me encantó la respuesta de la gente. Ahí se sembró la semilla de la idea: publicar historias escritas de voces jóvenes, nuevas y también de autores de televisión, como yo, que no éramos del mundo literario. Fue por el impulso de mi hija que incursioné en la escritura y escribí mi primer libro, que no es fácil. Salir de la zona de confort, no es fácil", detalló. 

Fue en Verónica Chamorro, su directora editorial, la que -aclaró- le allanó el camino y le permitió poder comenzar a delinear este sueño de dirigir su propia editorial que apunta a suplir la falencia que se percibe en los guiones audiovisuales actuales y a la voraz demanda de historias originales en la era del streaming. "Lo primero que sentí es que, cada vez, van a haber más plataformas por streaming y mayor necesidad de contenido. Antes eran solo Netflix y Amazon, y ahora está Apple TV, HBO+, Star+, Pluto TV y Disney +, entre muchas otras. Hay que alimentarlas y vi la oportunidad de que el perfil de la editorial pueda ser una referencia. Sueño con ello", resaltó.

Basándose en su amplia experiencia, Marcela remarcó que en la actualidad hay muchos libros "excelentes", incluso no solo de Latinoamérica, que no fueron adaptados a la tevé de buena manera. "Al ver ambas propuestas (la historia del libro y su adaptación a la pantalla) te das cuenta que no están bien esas adaptaciones. De tanto respeto al libro, se les hace difícil y creo que hay muchas adaptaciones de libros maravillosos que no fueron bien resueltas al llevarlas a la televisión. Yo ofrezco mi experiencia que impactará en esa mirada, pero no será menor tampoco la mirada de mi editora porque los libros que por equis razón no vayan a la pantalla serán bellísimos", explicó. 

Según le explicó a BigBang, la construcción del catálogo de su editorial parte de un lugar "poco tradicional" al de otras editoriales. "Nuestro foco está en publicar obras con potencial audiovisual, que puedan saltar a pantallas, ya sea como series o como películas. Esa mirada tiene impacto directo sobre la clase de historias que publicamos. Para que tengan potencial audiovisual, necesitamos personajes muy fuertes, escenas muy visuales, mucho ritmo narrativo. La idea es que todas pasen a la pantalla, pero no será fácil porque todos los procesos televisivos son lentos. Actualmente, todas nuestras obras tienen un interés, pero no se verán rápidamente en la pantalla", contó.

Además, Marcela reveló que ya tienen varias propuestas sobre la mesa y la posibilidad de que algunas de las obras de la editorial lleguen a la pantalla en los próximos años. "Pero nada será ahora o ya", aclaró. "El criterio que buscamos es, además de sumar una buena historia, que tenga acción, ritmo narrativo, personajes que ya se sienta quién o quiénes lo pueden interpretar en la pantalla. Hay libros bellísimos que son difícil de llevar a la pantalla porque son de mucha descripción y sin acción.  La historia, la base de la historia, debe conmover. Uno se acuerda siempre lo que siente y no tanto de lo intelectual. La emoción es lo que tiene que trascender porque todo lo demás, obvio que es subjetivo, se puede generar", dijo.

El nombre de su editorial hace clara referencia a Orlando, la novela de Virginia Woolf. “Es un libro original y transgresor", detalla Marcela, aunque aclara: "Orlando se llamaba mi papá y también es el segundo nombre de mi hijo". "Mi hija y yo estábamos buscando el nombre cuando comenzó este sueño y justo estábamos leyendo el mismo libro, ella en inglés y yo en español: Orlando, la novela de Virginia Woolf. El libro es increíble, me conmovió, lo había leído cuando era chica y cobra otro significado con el tiempo. Orlando también se llamaba mi papá y es el segundo nombre de mi hijo. Mi papá falleció cuando hice Un hermano es un hermano con Francella y es un lindo homenaje a él", manifestó. 

Marcela y su hija, Chiara Francia Citterio.

Consultada sobre el significado de fundar una editorial en esta época donde parece que la tecnología pretende opacar al libro físico, sentenció: "Los libros físicos no van a morir nunca. Siempre van a existir. Es similar a cuando decían que iba a morir la televisión y eso no va a pasar. Hay un grupo de gente que sigue queriendo tener el libro en mano. De todas formas, la editorial, además del libro impreso, tendrá ebooks y audiolibros producidos con actores y música. Casi amor y Mal amor, de Chiara, y Quemacoches, de Bernardo Beccar Varela, son los tres primeros libros que publicaremos y son un claro ejemplo de que esas historias merecen estar en una pantalla". 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!