Secciones
Show

Benito Cerati presenta su disco 'Unisex': "No me quiero limitar a nada"

Benito Cerati habla relajado. Es verborrágico, pero cada palabra sale de su boca con calma. Benito es medido y revisa cómo expresar sus ideas. "Soy complicado, muy mental", dice cuando improvisa una definición de sí mismo.


Para decodificarse ofrece una explicación de todo lo que lo atraviesa en cada unas de sus canciones. Miedos, amor, homosexualidad y autoconocimiento. El sábado presentará su nuevo disco, llamado Unisex, junto a su grupo Zero Kill, dentro de un show íntimo el sábado 19, a las 21 en La Tangente.

Benito presenta su tercer disco.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Es su tercer disco de estudio, compuesto íntegramente por él. En diálogo con BigBang reveló que siempre le escapó al radar que divide los géneros, inconsciente o conscientemente. Y desde ahí surge Unisex

- El título del disco fue interpretado como que querés romper con una barrera. ¿Es correcta esa lectura?

-Yo no vengo a romper nada, ese es más un concepto social. No busco ser disruptivo ni ser controversial, simplemente es mi forma de ver la vida. No es que quiero llamar la atención, o plantear algo distinto para romper con algo. Así vivo mi vida y así expreso mi arte. Es mi forma de vivir, y creo que coordina mucho con la realidad. Si me buscás en Google, se da una imagen rarísima, en donde siempre hablo de lo mismo y me preguntan de lo mismo... El otro día escuché a Bowie, en una entrevista que dio hace tiempo, que decía: "Yo hago arte para expresar mi inadaptación social. Me pareció acertado. El arte es como una vía de decir "Che, siento esto". Casualmente, estaba haciendo este disco, al mismo tiempo sabía que se iba a hablar de lo unisex. Que había más voces y acá estoy siendo yo mismo.

-¿Cómo se siente ser uno mismo? ¿Cómo evitas las presiones del exterior? 

-Siento que es como estar desnudo, mostrás el alma, y es animarme a sacar eso para afuera. A la vez, es un trabajo muy arduo más que nada en estos días, donde la convierten en una herramienta para que otros te ataquen. Pero quería ser yo y quería mostrar realmente cómo soy yo, de alguna manera salir al mundo, con la menor cantidad de paredes o apariencias posibles. Se trata de eso, de esa imagen utópica que tengo del futuro, en donde ciertas cosas que nos limitan ya no existen, y por ende, logramos un mundo mejor.

"Quería mostrar realmente como soy yo, de alguna manera salir al mundo, con la menor cantidad de paredes o apariencias posibles

-¿Cómo es ser Benito? Ese que mostrás en el disco...

-Complicado pero a 'Dios gracias', si fuera simple o me entendiera muy rápido, perdería sentido seguir creciendo. Cada día me conozco más y me enfrento a las cosas que no me gustan, y no las escondo y lo que escondo es porque no me enteré aún que soy de tal manera. Estoy analizándome siempre. Por ejemplo si algo me molesta o me enoja, me pregunto: ‘¿Por qué esto me enoja, o me toca cierta fibra interior?’ es una manera de entender y mejorar. Salir a hablar de ciertas cosas me ayudaron a mejorar porque me hicieron enfrentar con opiniones que no comparto pero ahora entiendo o comprendo los motivos que lo llevaron a hablar así.

También el músico intervino en la idea de diseño y el arte del disco.

-En el disco te animás a hablar de sexo, amor, suicidio. A nivel emocional, combinás géneros, sumás sonidos. ¿Sos tan cambiante como el disco a nivel emocional?

-Soy una persona arriba de todo, pero soy una persona sensible, lo que me puede pasar son momentos reflexivos que me tiran para adentro, pero no soy muy cambiante de emociones. Cuando tengo que analizar algo me retraigo y parece que quizás estoy más abajo pero necesito aislarme.

-¿La soledad es un lugar que te incomoda o te gusta? ¿Cuándo elegís aislarte?

-La soledad es re positiva. Tan necesaria como todo lo demás. Primero, es donde te salen las canciones. Segundo, es el momento donde uno se encuentra con uno mismo. Sos la única persona que te acompañará toda tu vida. Es bueno encontrar esos momentos y a mí me pasa que hablo mucho conmigo mismo. Cuando tengo un conflicto o algo hablo con ese Benito niño que tengo adentro mío, que generalmente está asustado.

Hablo mucho conmigo mismo.

-¿Qué le asusta a ese 'Benito niño'?

-Todo lo que me asusta de grande es lo que me asustaba de niño y conecto con eso para entender que en realidad es miedo al miedo. No es lo qué lo genera, sino el miedo en sí mismo. Y dejo que me atraviese una espada de plata que cuando pasa de lado a lado es una espada de papel, pero es porque estoy conmigo mismo entendiéndome.

Benito está tranquilo, contento por su disco y celebra que el proceso fue de mucha conexión con la banda, y que todos aportaron ideas. 

-¿Cómo fue el proceso de creación del disco?

-Viví momentos superconectado conmigo y con los demás. Era algo extraño. Fluyó bien y me gusta estar abierto a las ideas de todos porque por algo estamos todos unidos. Por ejemplo, mientras grababa el disco salí a la calle y veía a todos como juntos, cerca. Tengo como una especie de religión, por decir de alguna manera, como que siento que todos formamos un río. El río es la belleza de la existencia y nosotros, cada uno somos como gotas que forman parte de ese río. En algún lugar todo está conectado, y se nota en las coincidencias.  Me pasa seguido.

 

-¿Por ejemplo? Recordás alguna situación reciente...

-Ayer vi a chica pelirroja y me llamó la atención y luego a la noche la crucé en un bar. Y se lo dije y charlamos y capaz esa persona luego puede ser parte de tu vida o no, pero hay que estar atento. El tema es estar escuchando o entendiendo, los problemas cotidianos te nublan un montón, pero siempre te están tirando señales y esas cosas me dicen, ‘Che, es por acá’.

"Siento que todos formamos un río. El río es la belleza de la existencia y nosotros, cada uno somos como gotas que forman parte de ese río. En algún lugar todo está conectado"

-¿La intuición es tu camino para crear?

-Un poco me dejo llevar. En el tiempo que me dediqué a mi me sirvió para conocer muchas cosas mías, y luego volví a la música y me empecé a dedicar a lo que me gusta. Se abrió como un espectro social en interesarme en ciertos movimientos y dejo que fluya. La terapia también suma porque me deja frases que me repito y es un espacio conmigo. Me lleva como un año para coleccionar situaciones, en donde estoy la pasándola bien, disfrutando y luego me retiro para componer. Y ahí es cuando hablo de todo eso, lo que vivi, y lo que sentí. Soy de componer en una semana. 

- Aparecen primero las letras, la música luego o cómo es...

-Es un feeling, es como que me está en mi mente y está bajando un archivo y va descargando y llega al 100% y ahí puedo abrirlo y bajarlo como un disco. Es difícil de explicar. Es como medio eso y al a vez me inspira todo y a la vez nada. Me gusta hablar de lo que sea. Mi primer disco es como medio inconsciente y no hablaba nada en específico y hablaba mucho de mi a la vez.

-¿Sos tu fan? ¿Escuchas tus canciones?

-Si, estoy en mi playlist, sobre todo mi segundo disco. Siento que hago las canciones que más me gustan. Es mi visión de la música. Me gusta mucho. Hay mucho mío, en Unisex y en Alien Head (disco 2016). Se ven dos partes de mí importantes.

A Benito no sólo se lo conoce por ser hijo de Gustavo Cerati o por ser músico. También en las redes sociales ganó su espacio con tuits cuestionando todo tipo de temáticas sociales. Y se lo reconoce por ser uno de los artistas que habla sin tapujos con sus seguidores en Instagram, con los que comparte sus emociones y pensamientos.

-¿Sentís vértigo por la presión de ser una figura reconocida? ¿Cómo te sentís al interactuar con tu público?

-La exposición me molesta mucho. Las notas no me molestan tanto, hace tiempo era más reacio. Me parece hasta una oportunidad de aprender algo nuevo. Pero la exposición de que valoren lo que opines y la gente está esperando alguien que hable bien, que revele una verdad, no sé, desean un Mesías en todo el mundo. Y lo que digo siempre es, aprendamos a vivir por nosotros mismos. Hay que descubrir en cada uno lo que a uno le parece, no te lo va a decir otro. Trato de correrme de ese lugar en donde me quieren poner. Es mi opinión, es lo que pienso en este momento y va cambiando. El concepto mismo de Unisex cambió. Comenzó siendo como algo personal de liberación y ahora es parte de una batalla, como una herramienta.

"Aprendamos a vivir por nosotros mismos"

-Hay vértigo cuando se te coloca o a tu obra como parte de una lucha.

-Yo estuve a muy poquito de pedir que no lo sacaran. De frenarlo. Pensaba que era tan fuerte y tan revelador que temí que no podría promocionarlo sin quebrarme. Y hay cosas que puede ser que no las tengo resueltas. Hay un tema que habla del suicidio de un amigo. Luego la gente no le da tanta atención y a mí me parece fuerte. Me siento desnudo como Alanis Morrisette en su videoclip ‘Thank you’. Como te digo esto a la vez, lo convierto como mi coraza. Es mi lengua y ahí encuentro todo lo que me representa.

Pensé en frenar la salida del disco. Pensaba que era tan fuerte y tan revelador que temí que no podría promocionarlo sin quebrarme. (...) Hay un tema que habla del suicidio de un amigo. (...)

 

-No sos rockero, no sos un artista del pop. No se te puede encasillar. ¿Es una decisión no cerrarte a un sólo género?

-Tal cual, es todo unisex. (Se ríe) Soy un obse y me gusta mezclar. Es disco es también muestra de eso. La banda contribuye, cada uno trae una impronta distinta, bajista es más pop, el guitarrista es mas Radiohead, el batero es más funk, el tecladista es más melancólico. Le da una cosa única. Sumamos unas cositas como arreglitos con instrumentos árabes, otros de la India. Y algunas locuras divertidas con pedales...Nada es casual.

-En tus composiciones, hablás del patriarcado dentro de la homosexualidad o del gay machista. ¿Cómo es padecerlo?

-Cuando estaba escribiendo uno de los temas temía quedar solo, que sólo sea mi voz. Pero hay más voces que hablan de lo mismo. A mí me impresiona. Cuando empecé a meterme en circulos asi, pensé listo, este es mi lugar, diversidad y nada más lejos de eso y te dan ganas de volverte heterosexual. No sé qué es peor, si un heteropatriarcal o un homosexual patriarcal. Todos debemos deconstruirnos. Pero más allá de lo que vivimos con el patriarcado, creo que siempre tuve en la conciencia que ciertas cosas que no van. Puede ser que no todos tengamos la misma moralidad. En lo personal, no se tuvo que convertir el tema público para darme cuenta lo que está mal.

-¿En qué contribuyó el empoderamiento del feminismo?

-Creo que sumó mucho conocer más sobre cómo viven la vida las mujeres. Me pasó de querer tener más noción de cómo es que les pasa todo lo que les pasa. El maltrato siempre es maltrato. No existe él se lo buscó, o eso que ella andaba así o asá. El abuso es abuso y no me importa si me cae bien el que fue abusado o no. Es víctima. Dudar de la víctima puede venir de la ignorancia, y creo que eso no debe generar enojo, sino intentar entender, y charlar.

-¿Y con los que no quieren entender?

-Debemos también entender que algunos no entenderán, y aceptarlo que por alguna razón ya piensa así. Así se vive mejor y se milita lo que sea con más calma. Evitar la guerra, sino tener un punto, con fundamentos y más empático. Esa es la verdadera intención de cambiar las cosas. Y a veces excluimos a las personas, pero [no deberíamos]  siempre que tengan ganas de comprender al otro.

"Debemos también entender que algunos no entenderán, y aceptarlo que por alguna razón ya piensa así"

-¿Sentís que perteneces a la llamada generación del cambio?

-Estamos trabajando para mejorarlo todo. Algo muy chiquito, pero siempre existió el cambio. Hay que seguir y hacer. Una de las más grandes cosas que puede hacer un ser humano es trabajar para algo que no va a ver. Y eso es súper desinteresado y con todo el narcisismo que uno tiene encima y recordarlo eso día a día es muy interesante y hermoso. Eso mismo sentí al crear Unisex, hablar de algo no dicho con todas las palabras. 

"Una de las más grandes cosas que puede hacer un ser humano es trabajar para algo que no va a ver"

Benito en el encuentro con BBN.

-Sobre los vínculos también existen más formas de amar. ¿El concepto de amor cambió?

-Creo que sí, que es eso que está detrás de una como una coraza, detrás están los miedos y temores, y luego está la energía de esa persona, cuando le pasaste el miedo llegas a eso que nos hace únicos, la bondad. Lo que nos une. Y luego como pasa con nuestros amigos, sabés que es de tal o cual manera y no te importa porque sabes que tiene su historia y pese a eso, tiene algo que se une con vos. El sexo pasa por otro lado. No tiene vinculación, no se si van de la mano. Lo vivo al amor con toda la gente que lo siento y de maneras distintas a la vez.

Benito vive un buen presente. Está haciendo lo que le gusta y comienza una seguidilla de conciertos en los que no sólo canta. 

-En tus show te gusta explorar la improvisación, es como teatral. ¿Probarías otras profesiones artísticas?

-Puede ser cualquier cosa, no me quiero limitar a nada. No soy músico, soy coleccionista de cosas. Hoy en día mi forma de expresión es la música pero no se si será así siempre. Puedo ser productor y me va bien ahí. Lo del vivo si no le encuentro sentido me desgasta. Pero me relajé y lo disfruto. Incluso en las redes soy culposo si no respondo a la gente. Me gusta interactuar directamente con los que me escuchan. Me gustan las trasmisiones en vivo también y charlar.

"Hoy en día mi forma de expresión es la música pero no se si será así siempre"

Para terminar, Benito confiesa a cuál de sus ídolos le escribiría. "Si fuera posible, imaginándolo, elijo a David Bowie. Le diría que gracias a él me permití ser yo. Yo no me destacaba en nada pero veía mi esencia reflejada en eso, fue como un disparador, gracias a él me encontré con mucho de mí", cerró la charla. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!