Secciones
Show

Britney le declaró la guerra a su hermana menor: los seis millones de dólares que "no le cierran"

La cantante cortó relación con todos los miembros de su familia y amenaza con avanzar contra ellos en la Justicia.

El 12 de noviembre del 2021 marcó un fuerte antes y después en la vida de Britney Spears. Después de casi catorce años de vivir bajo la tutela legal ejercida a la fuerza por su padre Jamie, la cantante logró que la Justicia escuchara sus reclamos y recuperó la libertad. Desde entonces, no sólo se abocó a la organización de su casamiento, sino que contrató a un estudio de abogados y contadores para que analicen las cuentas bancarias de los miembros más cercanos de su familia y no descarta avanzar contra ellos en la Justicia por haberla "abandonado" durante su litigio judicial.

Según consignaron los medios estadounidenses, Britney tomó en las últimas horas la decisión de dejar de seguir en redes sociales a su hermana menor, Jamie Lynn Spears. De acuerdo a lo reportado, la cantante no sólo le espeta el no haberse pronunciado en contra de la tutela, sino que ahora además cuestiona el patrimonio de seis millones de dólares que la actriz cosechó en los últimos años, pese a que tuvo escasa actividad profesional -al menos en lo que a su carrera como artista refiere-.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El debut de Jamie Lynn tuvo lugar en el año 2002 cuando tenía sólo 11 años y participó en la película Crossroads, protagonizada nada más y nada menos que por Britney. La fama que alcanzó por acompañar en todo momento a su hermana le permitió participar de las audiciones para la serie Zoey 101. De esta forma, la actriz protagonizó el hit de Nickelodeon desde enero del 2005, hasta mayo del 2008; año en el que el canal infantil decidió dar por terminada la tira luego de que Jamie confirmara a los 16 años su embarazo.

Desde entonces, la hermana de Britney tuvo breves participaciones (bolos) en algunas series e intentó sin suerte lanzar su carrera como solista, pese a que en ese momento contó con el explícito apoyo de su hermana quien, durante la tutela, participó del reality show con el que Spears Jr intentaba "relanzar su carrera". "Todos piensan que sigo siendo la mamá adolescente, pero crecí y quiero retomar el control de mi carrera", aseguró en el ciclo de Mtv la hermana de Britney.

La falta de continuidad laboral es el motivo por el cual Britney cuestiona el millonario patrimonio de su hermana, que ascendería a los seis millones de dólares. Sin embargo, de acuerdo al contrato oficial, Jamie cobró US$180 mil por cada episodio de Zoey 101. Teniendo en cuenta que en total fueron 61 capítulos, la menor de las Spears facturó en esos tres años US$10.980.000. "Los números cierran", advierten desde los titulares estadounidenses, aunque la cantante sospecha que su hermana fue una de las "beneficiarias" de la tutela de su padre.

"Ella siente ira y resentimiento por haber sufrido durante tanto tiempo. Su equipo legal dice que puede no sólo perseguir a su padre, sino a otros miembros de la familia", precisó un amigo de Britney a la revista estadounidense Star. Si bien mantuvieron un excelente vínculo durante años, Britney se sintió traicionada por su hermana menor. Seis meses atrás, en pleno litigio judicial con su padre, Britney escribió un duro posteo contra su hermana, ahora de treinta años: "Si eres como mi familia, que dice cosas como: 'Lo siento, estás en una tutela'; probablemente piensen que eres diferente para poder joder contigo".

¿Qué es lo que no le perdona a Jamie Lynn? En principio, la aspirante a cantante participó de un especial que MTV organizó para homenajear la carrera de Britney, algo que no le gustó para nada a la artista. "Nadie me consultó, nadie me preguntó si estaba de acuerdo; mi hermana lo usó como una forma como para poder mostrarse al mundo a través de un falso homenaje a mi persona", denunció en su momento la cantante de Baby one more time.

"Britney quiere un inventario completo y un desglose contable de todos los que se han beneficiado de ella a lo largo de los años, no sólo a su padre", precisó el amigo de Britney a la publicación estadounidense, al tiempo que señaló en alusión a Jamie: "Quiere que lo castiguen con todo el peso de la ley si lo encuentran culpable de mal manejo de su dinero".

Frente al enojo de su hermana mayor (y al acoso que comenzó a recibir por parte de los fans de Britney), Jamie Lynn hizo un descargo público en julio del año pasado, cuando su hermana aún aguardaba la decisión oficial de la Justicia, pero ya había roto el silencio y revelado al mundo el calvario que aseguraba vivir bajo la tutela de su padre. "Quizás no la apoyé de la forma en la que el público quisiera, que es un hashtag en una plataforma pública, pero puedo asegurar que siempre apoyé a mi hermana", aseguró la ex estrellita de Disney en diálogo con The Hollywood Reporter, al tiempo que explicó: "Sentí que hasta que mi hermana pudiera hablar por sí misma y decir lo que sentía que necesitaba decir públicamente, no era mi lugar y no era lo correcto".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!