Secciones
Show

Cebollitas-Gate: Carmen Barbieri lo tildó de "mentiroso" y "Coqui" le salió de contra

La capocómica reveló que le generó "angustia" los dichos del actor y afirmó que ella no hubiera permitido que se maltrate a ningún menor en el estudio. 

La polémica se instaló cuando Juan Yacuzzi, quien le dio vida a Coqui en Cebollitas (1997), decidió revelar el calvario que, tanto él como sus compañeros, vivió durante las grabaciones de la exitosa tira juvenil que se emitió por la pantalla de Telefe. “Teníamos mucha presión y eso que yo era el más grande pero había chicos de 8 o 9 años, como Gamuza (Brian Caruso) o Dalma Maradona", contó.

Acto seguido, el actor no dudó en denunciar que hubo "maltratos" de parte de los directores y productores de la novela. "Se escuchaban unas cagadas a pedos terribles, innecesariamente aparte. O mismo cuando nos tentábamos y nos cagaban a pedos como si hubiéramos matado a alguien. Si hoy grabaras ese griterío con un celular, hay varios que no trabajarían más”, reveló en diálogo con Juan Etchegoyen para Mitre Live.

 

Pero lo que parecía una suerte de liberación o desahogo, terminó convirtiéndose en un verdadero dolor de cabeza para Yacuzzi, ya que su descargó generó toda clase de comentarios y desmentidas. El primero en tomar la palabra fue Brian Caruso, que interpretó a “Gamuza” en la ficción, quien le salió con los tapones de punta y desmintió lo dicho por "Coqui". “Yo era profesional y no repetía escenas”, sostuvo Caruso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, la que realmente fue muy dura con Yacuzzi fue Carmen Barbieri, quien supo ser una de las protagonistas en la tira que fue furor en los 90´. “¿Qué te pasó que decís que el director, que era un santo, te gritaba? ¿Los cámaras te maltrataban? ¿Qué estás diciendo mi amor? ¿Por qué no denunciás a la gente entonces si vas a contar una cosa que no es cierta? ¿Qué te pasa a vos? Para mí es una mentira lo que decís”, lo cuestionó la capocómica.

Visiblemente molesta, Carmen no dudó en salir a defender a los directores y al equipo de trabajo que llevó adelante la exitosa ficción.  “No entiendo, ¿Sabés por qué me molesta? Porque se trata de niños, de menores y vos lo contaste de una manera como que todos te maltratábamos, o los encerrábamos o los castigábamos y para nada pasaba eso. Me encantaría hablar con Dalma Maradona y que me dijera si pasaba eso”, manifestó.

Y concluyó: “Es una mentira, una infamia espantosa. Llamalo a mi hijo Federico a ver si yo estoy mintiendo, que él venía a las grabaciones. Me enoja, me fastidia, me angustia, porque no hubiese permitido que maltraten a un niño. Yo estaba siempre, yo era protagonista de cartel, estaba todo el día”. Quien sí salió a defender a Yacuzzi fue Diego Vicos, quien interpretó "al Colo", y aseguró que esas situaciones fueron reales.

 

Lo cierto es que muy molesto por los dichos de la madre de Fede Bal, Yacuzzi salió por la pantalla de América para dar nuevos detalles del maltrato que sufrió en "Cebollitas". "Salió a desmentir todo, que era un mentiroso y que no pasaban esas cosas. Y me sorprendió un poco porque por ahí ella era una de las protagonistas porque figuraba así en el elenco, pero en realidad los protagonistas éramos nosotros. Ella grababa dos escenas y nosotros como 20 por día...", dijo.

De acuerdo con sus dichos, el calvario que vivió durante las grabaciones no lo afectaron porque lo tomó como "algo natural". "Como que era parte del juego trabajar en televisión y que te traten de esa manera, que te dejen encerrado en un cuartito por millones de horas y que sólo te dejen salir para ir al baño o a grabar. "Ahora, como adulto, de grande, si vos me preguntás si permitiría que mi hijo grabara una novela así... Ahí es cuando caigo", explicó.

Y siguió: "Hoy por hoy sería distinto. Existen los celulares. Cuando se frenaba la escena o cuando nos retaban, si hubiese existido un celular se hubieran grabado el maltrato y todas esas cosas. Nos decían de todo. Yo era el más grande, tenía 15 o 16 años, pero habían chicos de 8, 9 o 10 años. Había mucha presión, muchos lloraban. Los padres de todos, ya sea Maradona o Claudia, estaban todos los días acompañándonos y no era que nos dejaban y se iban".

En ese contexto, resaltó que los padres de todos los actores estaban horas en el bar del estudio mientras que ellos grababan las escenas. "Pero lo que pasaba es que no entraban en el estudio y todo esto pasaba en el estudio. Si te equivocabas que te caguen a pedos o tiren el libreto o se pongan todo rojos, pensábamos que era normal", explicó y aclaró que hasta le llegaron a decir insultos como "hijo de p...." cuando se equivocaba. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!