Secciones
Show

Censura a colegas, alarma por el rating de Telenoche y María Laura saca el contrato: "Se la cargó a Geuna"

Se viven horas de tensión en Telenoche. BigBang te cuenta lo que nadie quiere que te enteres.

Se viven horas de tensión en los pasillos de El Trece. La disputa por la responsabilidad del bajo rating de Telenoche dividió aguas entre los "Lanata boys" y el grupo de "los históricos", liderado por María Laura Santillán. Ahora, la continuidad de la conductora del noticiero central se puso en duda y las negociaciones para el 2021 no hicieron más que profundizar la grieta que divide hoy a las caras visibles del Grupo Clarín. El operativo contra Luciana Geuna, los tires y aflojes de los directivos y la gran pelea por "recuperar la credibilidad perdida".

El primero en "abandonar el barco" fue Santo Biasatti. El histórico conductor presentó su renuncia y dejó la señal el 15 de diciembre del 2017, cuando las autoridades tomaron la decisión de "refrescar" el formato del noticiero, que hasta entonces mantenía un modelo más convencional de presentación de noticias. "Me quisieron ofrecer una cosa dentro de Telenoche y no acepté", explicó el periodista, quien llegó a convertirse en la histórica cara visible de las noches de El Trece. "Esa lección fue clara: nadie es imprescindible, ni siquiera Santo", reconocen desde el canal de Constitución.

En el armado del "nuevo noticiero" metió mano Jorge Lanata, por ese entonces una de las figuras indiscutibles del canal con su buque insignia Periodismo para todos. Así fue como, de a poco, fueron desembarcando en el canal muchos de sus periodistas, quienes se ganaron espacios y llegaron a co-conducir el noticiero central nada más y nada menos que con María Laura. "En un principio, el noticiero lo iban a conducir Diego Leuco, María Laura y Luciana Geuna. Pero, ¿quiénes lo conducen ahora? María Laura se la cargó".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Hay un tema de egos, pero también un problema de entender hacia dónde van los medios hoy. La televisión cambió. Antes, ser la cara del noticiero era ser la cara visible del canal. No era algo menor. Hoy la gente consume información de otra manera y así como ahora está Leuco, mañana puede estar otro y nadie se va a escandalizar. El tema con Luciana es algo ya más personal, fue una de las victorias internas de María Laura que le sacaran protagonismo del noticiero".

Poco a poco, el rol de Geuna pasó de protagónico a secundario en Telenoche. "Hay algo distinto en el Grupo y es que las búsquedas siempre son internas. Es raro que llamen a alguien de otro canal. Por lo general, buscan que crezcan sus propios periodistas y esa fue la apuesta. Recordemos que por ese entonces los niveles de rating y de credibilidad del grupo eran otros. Hoy el cuadro de situación es otra: la gente cambia de canal. No sólo bajó el encendido, que es una de las explicaciones. El problema que tienen es que perdieron credibilidad".

La resistencia de los "históricos" a las nuevas generaciones, en este caso todas del riñón del PPT, se visibilizó aún más cuando el rating comenzó a bajar. "Lo que ellos sostienen es que 'los nuevos' no tienen fuentes, que no dan información y que sólo opinan. Hay un dato no menor y es que, además de los programas satélite que les armaron en TN, negociaron contratos que en muchos casos superan al de los 'históricos'. Es una pelea que se trasladó al conflicto por la credibilidad del Grupo, que quedó más que expuesta durante la última campaña electoral. La gente que antes les era fiel, saltó la grieta y se volcó a otras señales como América, A24 e incluso C5N".

Pronto, la información de la "grieta interna" del Grupo pasó a ser evidente, incluso para los televidentes. Eso no hizo más que caldear el aire que se respira en los pasillos, dado que empezaron a señalarse entre ellos para saber quién era el que estaba "ventilando las peleas" a los medios. "Lo llegaron a acusar incluso a Lanata de 'operar' contra los 'históricos'. Jorge no lo oculta, habla del bajo rating de Telenoche desde Radio Mitre. Pero la verdad es que la información sale de ambos lados. Todos, de alguna manera u otra, se encargan de que esté en agenda lo que sucede puertas adentro del canal".

María Laura, además de los años que lleva en el canal, tiene una espalda adicional. Su ex marido Carlos D'Elía, de quien se divorció en el año 2009 y con quien tiene tres hijos, sigue siendo un peso pesado; pese a haber perdido en 2016 la interna con Ricardo Ravanelli, quien pasó de ser el productor general de los noticiero del Grupo al Gerente de noticias. El dato no es menor si se tiene en cuenta que Ravanelli fue el productor general de Periodismo para todos y quien impulsó no sólo los cambios del formato de noticias, sino que sumó a la planta del noticiero a Nicolás Wiñazki y a la propia Geuna, entre otros.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que ya está abierto el "libre de pases" del 2021 y Santillán puso en duda su continuidad. "María Laura es, por lejos, una de las mejores negociadoras. Es muy hábil. Que no haya firmado no quiere decir que no vaya a estar en pantalla, pero es todo un síntoma que deje la puerta abierta. Es una periodista que sigue teniendo un peso fuerte dentro del Canal, eso no lo discute nadie. Pero, tal como pasó con Santo, también es cierto que las autoridades ya dejaron en claro que nadie es imprescindible".

En las últimas horas, fueron muchos los que recibieron distintos llamados para "aplacar las aguas" por parte de Santillán. Todo se dio en el marco del avance de la causa que investiga el presunto espionaje ilegal que habría tenido lugar durante la administración de Mauricio Macri y en el que ahora se investiga la participación de distintos periodistas en la elaboración de informes y difusión de material de ilegal procedencia. El lunes, después de que Marcelo Longobardi asegurara al aire que había en "marcha" una orden de detención contra Luis Majul, más de 300 periodistas firmaron un comunicado manifestando su preocupación por el "escrache con acusaciones infundadas de espionaje ilegal, insultos y ataques personales" a colegas.

Esa solicitada llevó la firma de Santillán -quien mientras la firmaba se encargaba de "bajar de los medios" todas las informaciones vinculadas a su interna en el noticiero-, así como también la de Lanata, Longobardi, Joaquín Morales Solá, Mónica Gutiérrez, Magdalena Ruiz Guiñazú y la del propio Majul, entre otros. En contraposición, otros mil periodistas lanzaron una "contra solicitada" para marcar su posición con respecto a la defensa del derecho a informar, la reivindicación de su condición de trabajadores "sin privilegios" y, un punto no menor, distanciarse del documento firmado en el que se denunció una suerte de persecución política: "No tenemos privilegios. Y no toda crítica, por exagerada o injusta que sea, puede ser considerada como un 'ataque a la libertad de expresión'".

El asesinato de Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner, no hizo más que dejar en evidencia las diferencias en vivo de los conductores de Telenoche. El lunes por la noche, cuando Santillán y Leuco entrevistaron a Santiago Cafiero, se vivió otro momento de tensión al aire. Y así, mientras muchos se quedaron con el "cruce" entre el periodista y el jefe de Gabinete, otros notaron la "marcada de cancha" en vivo de María Laura, quien no dudó a la hora de "despegarse" de las argumentaciones de su colega.

El desplante en vivo tuvo sus repercusiones. Y fue la propia María Laura quien se encargó de levantar el teléfono y meter presión a los principales canales de televisión para que evitaran hablar sobre su rol durante el cruce con Cafiero. ¿El objetivo? Que el foco sea puesto en la interpelación que el jefe de Gabinete le hizo a Leuco y que nadie hablara de ella.

"También quedó claro el rol que le dieron a Geuna en esa entrevista", señalan desde el canal. En efecto, la periodista sólo pudo hacer una pregunta en los casi veinte minutos que el funcionario salió en vivo desde su despacho en la Casa Rosada. "Fue una cuota como para cumplir, pero el protagonismo lo tuvieron Leuco y María Laura. Luciana hace tiempo que viene siendo apartada del noticiero, terminó relegada en un segundo plano y esa es la gran victoria de la que se jacta la conductora".

El coqueteo de Cristina Pérez y la posibilidad de desembarcar en el canal de Constitución

Mientras arde la interna en Telenoche, también hay roces y cuestionamientos en la vereda de enfrente. Después de más de veinte años en el canal, no son pocos los que creen que Cristina Pérez estaría coqueteando con las autoridades de El Trece para hacer un "salto" y desembarcar en el canal de la competencia.

Pérez trabaja desde hace más de dos décadas en Telefe y es, sin lugar a dudas, una de las figuras del canal. Sin embargo, no se estaría sintiendo cómoda con la línea editorial del noticiero y la relación con Rodolfo Barili, pese al coqueteo constante en busca de audiencia, no sería del todo buena. Los cruces entre ambos conductores del noticiero central se convirtieron en moneda corriente, en especial después del cambio de Gobierno.

"Hay que acordarse un poco de lo que pasó también con la entrevista a Alberto Fernández. Cristina no se siente cómoda. Si mira alrededor, es la única 'opositora'. Es quien hace Telenoche, pero desde la pantalla de Telefe. Siempre tuvo muy buen vínculo con las autoridades del canal, de hecho en los Martín Fierro se la puede ver saludando a todos".

Aunque las chances efectivas de que Pérez desembarque en El Trece son todavía "muy bajas", lo cierto es que fue la propia periodista quien alimentó tres días atrás los rumores cuando, en medio de las fuertes críticas que recibió tras el cruce con el presidente, celebró desde Instagram los cuatro años de trabajo en Radio Mitre, emisora del Grupo Clarín.

"Cuatro años de Confesiones en la noche. Gracias jefe por confiar en mí y darme su apoyo y guía siempre. Soy muy feliz en Radio Mitre y no me alcanzan las palabras para expresarlo. Gracias a mis compañeros que amo y admiro, como a mi gran productor. Gracias queridos oyentes por recibirnos en su vida y dejarnos acompañarlos con la magia única de la radio. Los amo y estoy siempre para ustedes", publicó Pérez.

Pese al coqueteo, quienes conocen a la periodista reconocen que es "poco viable" que deje Telefe. "Primero viene Susana (Giménez) y después ella. La tratan como a una figura en el canal. De hecho, es la única que se negó y se sigue negando a ir al programa PH. Tiene espalda y se maneja como quiere. Pero bueno, nunca se sabe".

¿Se viene un importante pase de canales? ¿Seguirá María Laura el año que viene al frente de Telenoche? ¿Se animará Cristina Pérez a abandonar Telefe? Esas son las preguntas que, al día de hoy, se hacen en los pasillos de ambos canales.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!