Secciones
Show

¿Cero reconciliación? La lapidaria respuesta de la hija de Luis Miguel al "cierre armado" de la serie

Michelle Salas y su reacción ante el giro de guión exigido por su padre a la productora que llevó adelante su biopic.

Pasaron sólo cuatro días desde que Netflix subió la tercera y última temporada de la biopic de Luis Miguel y las repercusiones ya se empiezan a sentir. Alerta spoiler: si todavía no viste el tramo final de la serie, te sugerimos que no prosigas con la lectura de esta nota.

En el último tramo de la ficción "basada en hechos reales", el cantante logró una "venganza" ante los productores de su serie. ¿Qué hizo? Incorporó a la trama narrativa el momento en el que decidió sentarse finalmente con la Metro Golden Mayer para realizar la biopic.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El cantante no sólo dejó en claro que accedió a hablar de su vida privada condicionado por las fuertes deudas económicas que tenía en ese entonces, sino que además reveló cómo vivió a nivel personal el proceso de reencontrarse con álgidas historias personales, como su vínculo con su padre, la desaparición de su madre, la fría relación con su hermano menor y la distancia con su hija mayor, Michelle Salas.

Sobre el cierre de la serie, Luis Miguel decidió ahondar un poco más en la relación con su hija, que sufrió un fuerte parate después de que el cantante se opusiera a la relación que mantenía con Mauricio Ambrosi, uno de los mejores amigos del mexicano y quien por ese entonces trabajaba además como su representante.

En el presunto encuentro que mantuvo con Michelle luego de que se emitieran los primeros capítulos de su serie, el cantante se mostró vulnerable y le reconoció por primera vez a su hija que su distancia emocional era porque tenía "miedo" de quererla. En esa cita, la influencer se mostró fría, aunque no tan distante; pero se negó a participar del show que Luis Miguel iba a brindar en Las Vegas.

Tal y como muestra la serie, Michelle finalmente sí participó del recital e incluso su padre le dedicó una canción y le regaló una rosa roja ante la atenta mirada del público. Sin embargo, con el correr de la segunda temporada, la relación entre padre e hija sufrió un duro cortocircuito por el modo no sólo en el que presentó a su madre, sino también por haber revelado detalles íntimos de su relación con Ambrosi.

 

Desde Nueva York, Michelle decidió llamarse a silencio y no se pronunció aún sobre la tercera temporada. Sin embargo, fueron muchos los que interpretaron una publicación de la influencer hablando de su madre, como una forma tácita de dejar en claro que aún no se volvió a reconciliar con su padre.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!