Secciones
Show

Cinthia acusó a Tesouro de copiar los diseños de su marca: las otros plagios de los famosos

Aunque no la nombró, dejó en evidencia que era ella.

Aunque jamás hicieron un curso de corte y confección, y no pisaron el aula de una universidad ni para pedir la hora, las celebridades de Argentina tienen la posibilidad lanzar sus propios diseños o crear una marca de ropa. En esta ocasión, tras el final de LAM, Cinthia Fernández armó un negocio: su cápsula de ropa deportiva. Pero el lanzamiento de la nueva colección fue con una denuncia de por medio. Muy digno de ella.

 

A través de su cuenta de Instagram, la ex esposa de Matías Defederico y mamá de Charis, Bella y Francesca denunció que una famosa le robó todos sus diseños. Aunque no dio nombres, dio a conocer de quién se trataba: Florencia Tesouro, otra fanática del deporte y el gym como Cinthia. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Lo primero que escribió la panelista en sus historias de Instagram fue: “Me causa gracia la marca que nos está copiando”. Y siguió:  “¿Es necesario hacer el mismo top que nosotros?”. En ese punto, sumó fotos propias y otras de Tesouro, aunque le tapó la cara. “Menos mal que a una de las chicas de la cápsula la tengo bloqueada porque hasta hablaba igual que yo, para poder vender”, también denunció Fernández, que acusó a Tesouro de imitarla.

 

A los pocos minutos, contraatacó a Tesouro: “Me voy a hacer fotos de la cápsula. Me enterré que la que me choreó los modelos también le choreó a otra famosa”. En otro posteo, agregó dos fotos: una de su diseño y el otro de Floppy, le sumó el tema “¿Dónde están los ladrones?”, de Shakira, y escribió, luego de recibir algunas críticas en la que le decían que ella había copiado coreografías en Bailando por un sueño: “Hice coreos inspirándome de otro país, quien no copia pero copia de otro país, no de colegas tan cercanos, que están emprendiendo, pica más alto, no con una pichi como yo, no se metan en el laburo ajeno”.

 

Pero el enojo de Cinthia no terminó ahí. Enseguida detalló quién fue la otra víctima de plagio de Tesouro. “Como Stephy (Demmer) es muy exitosa, hace cosas muy hermosas y vende todo adivinen ¿qué pasó? ¿quién la copió?”, denunció. La que iba a perderse la oportunida de dejar en claro que las acusaciones eran contra Floppy fue Juariu, la instagramer que se hizo famosa por revelar todo lo que los famosos suben a sus redes. 

 

 

Entonces, la eliminada de MasterChef escribió, imitando a Homero Simpson y su canción de Don Barredora: “Me llama usted, entonces voy, don stalkeadora es quien yo soy. Y agregó: “Cinthia está hablando de esta cantautora, Floppy”. A esa historia le agregó una foto de Tesouro con el top que le había copiado a Fernández. Harta, Cinthia reposteó la historia de Juariu y agregó: “Jajajaja cantautora. No puedo más. Correcto Juariu”. 

 

De La China y Wanda y Xipolitakis y Nico Vázquez

 

Por supuesto, las celebridades nacionales no son el ejemplo de la originalidad y muchas fueron acusadas de copiar diversos diseños de ropa. Sin ir más lejos, el año pasado, Eugenia Suárez lanzó una colección de ropa deportiva y fue denunciada. La diseñadora venezolana Clarisa Egana escribió en sus cuentas que La China la había copiado. 

 

Fue Andy Faerman, comunicadora que se especializa en moda, la que, sin dudarlo, arremetió contra la ex Casi Ángeles mientras lucía su nueva colección de indumentaria deportiva. "Esto es una vergüenza, esta colección es una copia literal de la marca latinoamericana Portdebras. Portdebras es una diseñadora talentosa venezolana que se viene rompiendo trabajando para estar donde está hoy. Un papelón la copia literal", expresó.

 

Si bien los colores son distintos, el diseño de La China es idéntico al de la reconocida marca internacional. "No voy a ser la policía de la copia, yo sé que hasta Zara copia. Y que todo se parece con todo. Pero cuando veo estas cosas, cuando agarran una marca con un ADN, un producto tan único, y lo plagian, me parece patético. ¿Te gusta el talento de otros? Contratalo, pagale", agregó Faerman, visiblemente indignada.

 

Por supuesto, Wanda Nara también tiene su propia marca y está dedicada a bikinis. Al parecer, también copió los diseños. Luciana Danduono fue la encargada de poner el grito en el cielo y denunciar que la esposa de Mauro Icardi plagió uno de sus modelos de bikini para Wanda Swi, su negocio de trajes de baño. "Estoy en shock. Wanda nos copió la bikini Ingrid, pero así tal cual. Copia exacta. Sigo sin creerlo. Estoy segura de que la que tiene puesta es directamente una muestra mía, no una muestra que copió igual", escribió indignada.

 

Acto seguido y al ver la repercusión de su denuncia, Danduono compartió sus diseños para probar que realmente la estética de sus trajes de baño habían sido supuestamente robados por Wanda. "Acá están las pruebas: este es un modelo diseñado directamente dentro de nuestras oficinas y hecho por nuestros diseñadores. No es un modelo sacado de algún lado, y es un modelo que hicimos durante dos años seguidos con dos proveedores diferentes", explicó.

 

Y agregó: "Tengo las fichas técnicas, tengo las fotos de cuando me la probé, tengo todo". Sin embargo, horas después de su acusación, la emprendedora reconoció que la similitud con el traje de baño de Wanda se debió a una equivocación de sus proveedores. Y, aclaró que no quiere prensa ni publicidad para su marca a pesar de que el daño ya estaba hecho. "Mi marca es la marca de mis sueños y no necesita este tipo de prensa", dijo.

En 2016, Victoria Xipolitakis también tuvo su momento de plagio. ¿Qué copió? Bombachas.  La mediática lanzó su propia firma Victoria Jesús Xipolitakis (VJX) para comercializar desde ropa interior femenina hasta perfumes, tazas y elementos cosméticos. Fue un fracaso total. 

 

Pero a eso se le sumó el plagio de varios diseños a Thinking Panties. La firma creada por la diseñadora Fabiana Lizarraga Pascali elabora ropa interior femenina con globos de texto, con una superficie fácil y elegante para escribir en ellas cualquier pensamiento o deseo para el destinatario. Las de Vicky eran exactamente iguales.

 

La dueña de la marca no se anduvo con vueltas y a denunció en la Justicia. “El trato inicial vino de parte de Tagliacozzo, CEO de la compañía que estaban formando con Xipolitakis y su gente. No había ningún acuerdo de marca. Al principio de nuestra mutua correspondencia, simplemente se estaba tratando de encontrar la forma de consensuar como unir a mis diseños de Thinking Panties con VJ by Xipolitakis”, aclaró

En esa línea, Pascali aseguró que solo se les pidió a los socios de la vedette que su marca “fuera respetada” y que, obviamente, se reconociera a ella como su creadora. “Firmaron un documento inicial acordando lo anteriormente mencionado, cosa que primariamente lo hizo en el programa de Susana Giménez y después se autodenominó la creadora del concepto”, expresó.

 

Además, señaló que “en ningún momento” Thinking Panties le cedió los derechos de la marca o el concepto de la misma. “La producción estaría a cargo de mi compañía, mientras que ellos iban a comprar mi producto hecho en Estados Unidos, para después venderlos en Argentina. Hacer un Co-branding era lo que sonaba viable, pero esto no se llevó a cabo”, dijo. La marca de Vicky no duró mucho tiempo. Sus bombachas menos. 

Pero no hubo solo acusaciones contra mujeres. Esto también le incumbe a los hombres. A fines de 2014, Nicolás Vázquez decidió incursionar como diseñador de su propia marca de ropa, a la cual bautizó con el nombre de Farenheite. Por entonces, el actor compartía en las redes sociales las creaciones que realizaba para cada temporada de su línea de indumentaria masculina de dudoso gusto. 

 

“Estas son las musculosas que diseñé para @FHT_Farenheite Verano 2015. ¡Ya están en todos los locales! #FarenheiteEnV", había escrito Vázquez al mostrar sus creaciones. Mientras que Mariano Martínez, también se había probado las prendas de Farenheite. “Gracias amigo por estar siempre. Te quedaron pintadas”, remarcaba Nico.

 

Lo cierto es que el tiempo pasó y algunos alumnos de La Facultad de Diseño y Arquitectura (FADU), en Ciudad Universitaria, se animaron a denunciar públicamente que la marca les robaba los diseños. A través de una página de Facebook para estudiantes de la FADU, una alumna hizo pública su indignación y compartió varios ejemplos de “plagio” por parte de Farenheite.

 

“Cuando la marca de Nico Vázquez se roba todo y les chupa un huevo en cambiar el diseño. Vamos a indignarnos juntos”, denunció Evelyn Nahir. La reacción de sus compañeros no se hizo esperar y rápidamente la publicación comenzó a llenarse de ejemplos de plagio.

Al parecer, la marca toma “prestado” sus ideas de la página Pinterest –la plataforma utilizada para compartir imágenes, diseños y todo tipo de trabajos de este estilo- y de los sitios particulares de las cátedras de la FADU, donde se exhiben los mejores trabajos de los estudiantes.

 

Al enterarse de esta situación, desde de Farenheite aseguraron a través de su cuenta de Instagram que todo se trataba de una suerte de “malentendido” y remarcaron que la decena de diseños señalados por los estudiantes fueron presentados como “propios” por un diseñador. “Tomaremos cartas en el asunto y aclararemos de quién es el diseño”, aseguraron.


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!