Secciones
Lo acusaron por el incendio del departamento

Confundieron al imitador de Michael Jackson con Felipe Pettinato y lo agredieron en plena calle

Leo Blanco es uno de los impersonators más destacados del rey del pop a nivel mundial, pero la mala fama que cosechó el hijo de Roberto Pettinato lo acecha por la calle.  

Leo Blanco es reconocido por ser uno de los mejores imitadores de Michael Jackson del país, no solo gracias a su gran desempeño arriba del escenario, sino también por su gran parecido con el legendario rey del pop. Para lograrlo, e sometió -por ahora- a 13 cirugías estéticas que lo hacen parecerse a su ídolo. 

De hecho, a su corta edad, tienen 26 años, es el protagonista del documental Hooked on the Look, el cual se estrenó en Londres y fue tendencia en más de 72 países en todo el mundo. En el mismo, narra todo el proceso que le llevó adquirir la apariencia del legendario artista estadounidense y dentro de poco, estrenará la segunda parte de aquella producción de la BBC.

Pero a pesar de sus logros, Leo no pudo evitar ser víctima del odio irracional de algunas personas que, al confundirlo con Felipe Pettinato -algo que le suele ocurrir a diario- lo agredieron emocional, verbal y físicamente. "Un señor alto y grandote me golpeó con fuerza mi brazo derecho (con el que yo estaba fumando), me lo dobló y con su mano me estrujó la mano y muñeca apagando el cigarrillo...", relató el artista ante sus más de 635 mil seguidores en Instagram.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Recordemos que a raíz del incendio ocurrido en el departamento ubicado sobre la calle Aguilar al 2390, en el barrio de Belgrano, que terminó con la vida de Melchor Rodrigo, un médico amigo suyo, Felipe Pettinato está internado en una clínica psiquiátrica mientras que la Justicia sigue investigando qué ocurrió y si el hijo de Roberto Pettinato estuvo involucrado en el trágico momento.

El terrible hecho ocurrió el pasado lunes 16 de mayo por la noche. Lo que se sabe hasta el momento es que el fuego arrasó con gran parte de lo que había en el interior de la unidad “F” del piso 22. El incendio se desató en el interior del living comedor y las llamas rápidamente se propagaron a los demás ambientes, que quedaron cubiertos de hollín. Las fotos del interior del lugar tras el siniestro muestran los destrozos en la cocina, el baño y el balcón.

Un peritaje realizado en un laboratorio de la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal Argentina (PFA) determinó que Melchor Rodrigo tenía restos de “líquido acelerante” en su cuerpo y prendas. Los expertos tomaron muestras de “la zona más quemada” y el análisis determinó “la presencia de un líquido acelerante”, aunque no se pudo determinar cuál fue. Martín Mainardi, fiscal a cargo del caso, ya cuenta con el peritaje en su poder.

Los resultados preliminares de las pericias realizadas por el cuerpo de Bomberos de la Ciudad, que cooperaron con sus pares de la PFA, señalaron que el fuego se habría originado con un “elemento ígneo capaz de generar una llama libre”, como podría ser “un encendedor, un fósforo o papel previamente acondicionado para ser encendido”. Mientras tanto, aún resta definir la situación judicial de Felipe y se espera que pueda declarar en calidad de testigo o imputado.

En medio de este complejo contexto, Leo relató cómo fue víctima de agresiones físicas y verbales cuando acompañó a su pareja a la estación de Once. "Desde el comienzo de mi carrera me han confundido con Felipe Pettinato; pero nunca había pasado de una anécdota graciosa. El viernes pasado fui a una consulta médica y las miradas en la calle no me soltaban... algunos me decían Pettinato y otros murmuraban: ´¿No estaba internado?´", inició contando el artista.

Y siguió: "Fui con mi pareja a la estación de once para que ella tome un micro hacia su ciudad; dejé el auto a dos cuadras y encaramos para allí (antes pasaríamos por los baños). Hicimos metros caminando y un señor me pegó un codazo, me miró y me dijo ´ENFERMO MENTAL´ (como si eso fuera un insulto). Seguimos caminando y la gente no paraba de mirarnos, seguían murmurando y demás".

Según contó, llegando a la puerta de la estación, un hombre alto y robusto lo golpeó con fuerza en su brazo derecho: "Me lo dobló y con su mano me estrujó la mano y muñeca apagando el cigarrillo, lastimándonos a ambos. Mientras hacía eso me decía la frase ´vas a aprender´. En medio de un ataque de pánico fuimos directo al baño. Cuando entré; allí ya sin vergüenza, varios hombres hablaban alto sobre mi (es un baño enorme donde suele haber mucha gente)".

Y continuó: "Fui hacia uno de los mingitorios y de repente tenia más de 10 tipos diciendo en voz alta ´¿vos no estabas preso?´ y se respondían. ´No a este lo internaron por loquito´. Hablé con ellos en voz alta diciendo que no soy Pettinato pero seguían en la suya. Del pánico que pasamos con mi pareja, debimos volver al auto y cambiar de planes...¡LA GENTE TIENE MUCHA IRA!".

En diálogo con BigBang, el imitador explicó que se encuentra en perfecto estado, sin secuelas de los golpes, a pesar del mal momento que tuvo que pasar, aunque aclaró: "Mi familia tiene mucho miedo de que esto vuelva a ocurrir. La gente está muy loca y nunca se sabe si andan con cuchillos o algo de eso". 

Mientras que al final de su descargo en redes, cerró: "Estoy aterrado porque el señor que me golpeó podría haberme clavado algo; y todo porque vio el caso de Felipe en la tele. Estuve un tiempo bastante encerrado en casa, cumpliendo con unas obligaciones laborales; y cuando retomo actividades no puedo ni caminar por la calle porque tengo MIEDO. Toda mi familia está asustada por este tema; mucho más que yo mismo. No sé que hemos hecho mal como para que el odio predomine; pero algo debo hacer con esta situación, para poder caminar tranquilo; y aunque pienso y pienso no encuentro la solución".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!