Secciones
Show

Cuántos dólares costó la estatua de Gaturro y el "troll center" de Nik para comprar amor

Salía más barato importar una de Garfield.

"Quisieron vandalizar a Garfield, pero era Gaturro". Ese, tal vez, fue el consuelo que encontró Nik cuando recibió la noticia de que habían vandalizado y destruido la estatua dedicada al plagio al que llamó "Gaturro". La misma fue inaugurada en marzo del 2013 por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en el marco del proyecto del "Paseo de la historieta". Cuántos miles de dólares le costó en ese entonces a las arcas porteñas, cuánto deberá volver a desembolsar la Ciudad para restaurarla y el "troll center" que el denunciado caricaturista pagó para arengar el operativo "apoyo a Nik".

La única licitación vinculada al Paseo de la Historieta publicada en el Boletín Oficial porteño data del 12 de agosto del 2013, sólo cinco meses después de que se emplazara la estatua de "Gaturro". En la misma, la Unidad de Proyectos Especiales Construcción Ciudadana y Cambio Cultural aprobó "el gasto por la suma total de $85 mil pesos" para la construcción y el emplazamiento de dos estatuas: una de "Langostino y Corina" y otra de "Don Nicola". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Si se tiene en cuenta que el dólar por ese entonces cotizaba $6.10, el valor de cada estatua les costó a los porteños el equivalente a USD6.967. BigBang se comunicó las autoridades del Gobierno de la Ciudad para acceder a la cifra exacta que se pagó por la de "Gaturro", pero no hubo respuesta. Considerando que las dimensiones y los materiales empleados fueron idénticos, es posible deducir que el costo de la que realizaron Brian Bruh y Raúl Piccolotto para homenajear al personaje de Nik fue cuanto menos similar.

“Continuamos homenajeando a los grandes autores y personajes de la historieta argentina, esta vez con Gaturro, un personaje muy simpático de Nik que divierte a chicos y grandes", destacó el día de la inauguración Rodríguez Larreta. El mismo que, en mayo de este año, le exigió al Gobierno nacional que "cuidara el mango" y repudió así el pase a planta permanente de empleados estatales.

Es válido preguntarse qué sucederá con la estatua de "Gaturro", en especial teniendo en cuenta la puja que el propio Larreta elevó a la Corte Suprema por la quita de la coparticipación adicional que la Ciudad recibió ni bien asumió Mauricio Macri la presidencia. Y si bien el jefe de Gobierno porteño acusa no tener recursos ni siquiera para hacerse cargo de la transferencia de los subsidios al Transporte, parece que sí hay plata para restaurar la estatua.

Quien se encargó de meter presión para que eso suceda fue, claro, el propio Nik. ¿Cómo lo hizo? Ejecutó una campaña a través de un troll-center y pagó para que miles de cuentas falsas compartieran el siguiente mensaje: "Fue muy triste ver el dolor de mi hijo de 9 años al ver a Gaturro vandalizado. Nos pone muy contentos saber que va a ser restaurada. Nada, pero nada justifica la agresión al que es o piensa diferente. O acaso no es lo que pregonan?".

Carente una vez más de creatividad, el denunciado caricaturista no se percató de que debía espaciar la publicación de los mensajes para que la campaña paga no fuera tan evidente. Y así, fueron muchos los que recordaron el fallido operativo "caricias significativas / satisface a Mauricio" con el que Macri intentó instalar el #YoVotoMM días antes de las PASO del 2019.

"Ya estamos trabajando en reconstruir la estatua de Gaturro. Ningún grupo de fanáticos políticos tiene derecho a destruir el espacio público, o amedrentar a voces distintas. La sociedad argentina no vuelve al pasado. La salida es hacia el futuro… de nuestros hijos", anticipó desde sus redes y compartió fotos de la nueva estatua en construcción, que esta vez tendrá "tecnología antivandálica" algo que la de Mafalda, por caso, jamás necesitó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!