Secciones
Show

Cuatro por semana: la cláusula sexual en el acuerdo prenupcial de J-Lo y Ben Affleck

El pedido fue de la cantante.


Tras su reconciliación, dos décadas después de su primer romance, Jennifer López y Ben Affleck se convirtieron en una de las parejas más queridas de Hollywood. En los últimos días, sus fanáticos están más que felices porque ambos confirmaron que se comprometieron y que, en pocos meses, se casarán. 

 

La noticia fue confirmada por la bella cantante a través de un video publicado en su web On th Jlo, en donde se mostró emocionada y con una alianza impresionante. Al ser consultados, los representantes de ambos artistas reconfirmaron el compromiso a la revista People. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

De ahí en más los rumores sobre una fecha de casamiento rondaron por todos las redacciones a nivel mundial. Lo cierto es que, 18 años después de su primer e inolvidable romance, Jen y Ben van por la revancha. Y lo dan todo. Desde el 4 de abril juraron sellar su amor en el altar y, al parecer, preparan una fiesta para cientos de personas. 

 

Pero, claro, en Hollywood no todo es color de rosa aunque parezca. El actor de 49 años y la cantante de 52 son dueños de abultadas cuentas bancarias. Mientras que el patrimonio de Affleck rondaría los 150 millones de dólares, las cuentas de Jlo rondaría los 200 millones de dólares. Por ese motivo, antes de firmar la libreta de casamiento, los artistas estadounidenses son expertos en separar el amor del dinero.

 

Así que, tras el compromiso, Affleck y López diagramaron y ya firmaron un contrato prenupcial. En ese documento, dejaron en claro cuál es el patrimonio de cada uno y que, más allá de la unión, no se dividirá si en el futuro deciden ponerle un punto final al matrimonio. 

Pero hay más. Fiel a su estilo, Jennifer agregó dos clausulas muy especiales. A sabiendas de que se casa con un galán maduro, estableció en uno de los puntos que, ante cualquier infidelidad, deberá pagarle varios millones de dólares como resarcimiento. En el caso de que ese engaño salga a la luz pública, se le sumarán más millones por el daño de su imagen. 

 

En cuanto al segundo punto, Jlo estableció una exigencia. Según varios medios de Estados Unidos, López dejó en claro que, tras el casamiento, Affleck deberá cumplir con el compromiso de tener cuatro relaciones sexuales por semana como mínimo. Algunos también aseguran que la cantante habría establecido los lugares y hasta las posiciones en las que deberían realizar cada encuentro. Aunque eso no pudo ser confirmado aún.  

 

Claro que esta no es la primera vez que López pide algo de este estilo. Para recordarlo, hay que viajar al pasado. La pareja bautizada “Bennifer” por la prensa, cuando fueron sensación entre 2002 y 2004, se dinamitó con el peor de los escándalos. Ambos se habían conocido en la filmación de la película Gigli, en 2002. Parecía que no se separarían más. Pero todo derrapó. 

 

Tras la separación, Jennifer cayó en los brazos del actor Ojani Noa, el bailarín Cris Judd y el cantante Marc Anthony, con quien tuvo a los gemelos de 14 años Max y Emme. En tanto, Affleck se casó con la bella actriz Jennifer Garner y fueron padres de Violet, de 16 años, Seraphina, de 13, y Samuel, de 10. Tras sus respectivas separaciones, Jennifer y Ben se volvieron a dar una nueva chance. Sobre eso, López lanzó: “Es una hermosa historia de amor que tuvimos una segunda oportunidad” de vivir”. 

 

Pero, claro, Jen nunca ocultó su pasión. De hecho, cuando se casó con Mark Anthony también había establecido un apartado en su acuerdo prenupcial. En aquella ocasión había exigido que el cantante y ella debían tener relaciones sexuales todos los días. Por supuesto, con el correr del tiempo, el pacto se hizo imposible de sostener y el matrimonio naufragó a una velocidad impensada. 
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!