Secciones
Show

Cuernos, traiciones y sábanas ajenas: las infidelidades más recordadas de la farándula argentina

BigBang te lleva a un recorrido por los engaños más famosos.


La noticia sobre la separación de Fernando Gago y Gisela Dulko, después que la ex tenista lo descubriera en pleno affaire con su amiga Verónica Laffitte, sacudió a la farándula. El hecho fue confirmado por Cinthia Fernández, que aseguró que Dulko sorprendió a su ahora ex esposo y a quien fuera su mejor amiga en pleno acto sexual: “Los encontró en su propia cama. Todo esto transcurre en el barrio Los Castores y el Colegio Northfield porque Gisela los habría encontrado en su propia casa, en su propia cama. Abrió la puertita y estaba Gago con esta chica…”.

 

Esa no fue el primer caso de infidelidad que impacta de lleno en el mundo de los famosos de Argentina. En BigBang te llevamos a hacer un breve recorrido por las infidelidades más escandalosas de la farándula local. Desde Nicole Neumann y Fabián Cubero a los futbolistas Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli, pasando por Susana Giménez y Huberto Roviralta; Amalia Granata, su ex Christian y Leo Squarzón; y Juanita Viale con Martín Losteau.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


Nicole y Cubero

En 2006, Nicole Neumann y Fabián Cubero fueron convocados para protagonizar una producción fotográfica. En paños menores y dentro del vestuario de Vélez, la temperatura fue subiendo de a poco. La conexión fue inmediata. 

 

A pesar de que ambos estaban casados, le dieron rienda suelta a la pasión. Ambos se encontraban en el estacionamiento de un shopping de la Ciudad de Buenos Aires. La modelo dejaba su camioneta, se subía a la de él y regresaban dos horas después. 

Hasta que el romance estalló en los medios mantuvieron todo en secreto. En ese momento, Nicole y Cubero debieron hacerle frente a sus sendas separaciones. Unos años después ya tenían su propia familia con los nacimientos de sus hijas Indiana, Allegra y Sienna. 

 

11 años después y luego de varias crisis, la pareja se separó en 2017. Ella vivió varios romances, entre otros, con Facundo Moyano. Hasta que se enamoró de Manuel Urcera hace pocos veces. Por su lado, Cubero formó pareja con Mica Viciconte. Durante mucho tiempo, vivieron una guerra judicial y mediática. 


Tuzzio y Ameli

Si hay una historia de infidelidad que irrumpió en el fútbol argentino fue la de los entonces defensores de River, Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli. Durante varias semanas de 2005, Tuzzio se presentaba a los entrenamientos triste, bajoneado. Aunque el equipo pelea por la Copa Libertadores y el campeonato local, el defensor atravesaba un grave momento personal. Aunque nadie sabía qué era lo que ocurría.

 

De hecho, Eduardo no le quería contar nada ni a su mejor amigo, el Coco Ameli, a quien había conocido en su paso por San Lorenzo y con el que había formado una gran dupla central y una fuerte amistad fuera de las canchas. Pero una mañana todo estalló por los aires en el vestuario de River.

 

 

Luego de un entrenamiento, el entonces técnico Leonardo Astrada reunió al plantel entero y le dio la palabra a Tuzzio, para que contara qué era lo que le pasaba. El discurso cambió todo para siempre. “Les quiero contar a todos lo que hizo este hijo de mil putas que decía ser mi amigo… El malparido se está acostando con mi mujer hace dos meses…”, dijo y señaló a Ameli, quien hasta ese momento había sido su amigo. Fue un escándalo nacional. Ninguno de los dos futbolistas volvió a hablar del tema.


Susana y Huberto


La diva del espectáculo supo tener amores de los más diversos desde Ricardo Darín, Mario Sarrabayrouse y Carlos Monzón hasta Jorge Rodríguez y el uruguayo Jorge Rama, entre otros. Pero con ninguno vivió momentos de tanta bronca y tensión como con Huberto Roviralta. La conductora y el polista se casaron en 1988 y organizaron una mega fiesta en el Hotel Alvear.

 

Se separaron en 1998. Aunque se supo que él la había engañado en innumerables ocasiones (Flavia Miller incluida), Susana le tuvo que pagar más de 25 millones de dólares en el juicio de divorcio. Los gritos de la última pelea quedaron registrados por televisión porque los periodistas seguían la separación en la puerta de la mansión de Barrio Parque. En el medio de la discusión, la diva tomó una caja pequeña y se la revoleó a Roviralta, que terminó con la nariz rota. Todos recuerdan ese famoso “cenicerazo”. 

 


Pampita y Barrantes


El 30 de octubre de 2002, Carolina Ardohain se casó con Martín Barrantes. Nada hacía suponer que, en 2004, Pampita se separaría del polista en medio de un escándalo y luego de perder un juicio por infidelidad, uno de los más difíciles de comprobar frente a un  juez.  

 

Lo cierto es que, defendida por Ana Rosenfeld, Ardohain no pudo negar su romance con Benjamín Vicuña con quien comenzó una relación cuando aún no se había separado de Barrantes legalmente. Por ese motivo, su ex la llevó a la Justicia, donde Pampita perdió el juicio porque estaba embarazada de tres meses y llevaba sólo dos como separada. 

 

“Yo, con la inocencia de la juventud, no sabía que tenía que esperar la firma del papel para quedar embarazada y en ese momento era adulterio", contó la modelo durante una entrevista. La historia del engaño se repitió en 2015, cuando Pampita descubrió a Vicuña en un motorhome, en pleno acto, con Eugenia Suárez.


Wanda y Maxi

Después de varios años de matrimonio y tres hijos en común, Wanda Nara y Maxi López se separaron. Era el año 2013 y fue un escándalo. Ella aseguraba que el delantero la había engañado con la niñera y con la empleada de limpieza. Incluso juraba que el futbolista había organizado una fiesta con amigos y mujeres en la planta bajo del edificio donde vivían, mientras ella dormía con sus hijos. 

 

 

 


Pero la historia se llevó todas las tapas de los diarios cuando Nara blanqueó su relación con Mauro Icardi, un joven delantero, compañero de equipo de López y amigo íntimo de la familia. Hubo acusaciones de todos lados. Wanda y Mauro casaron y tuvieron dos hijas. La pelea con López nunca terminó. De hecho, aún mantienen una disputa legal por la separación de bienes y por la cuota alimentaria de sus hijos. 


Juanita y Lousteau

Esto sí que fue un escándalo nacional. En 2011, Juana Viale estaba embarazada de seis meses y en pareja con Gonzalo Valenzuela. Hasta que fue descubriera por un fotógrafo de la revista Paparazzi a los besos con el economista Martín Lousteau. En su auto y en Palermo. Además las cámaras televisión la vieron cuando dejaba a Lousteau en su casa. 


 

La separación fue el siguiente paso. Para colmo, la pareja vivió una tragedia cuando Ringo, el hijo que esperaba, nació muerto. El golpe fue devastador. Unos meses después, Manguera se mudó a Chile. Nunca más se reconciliaron. 


Granata y Squarzón

 


En 2016 la noticia de infidelidad de Leo Squarzon a Amalia Granata cuando ella estaba embarazada de Roque fue todo un escándalo. El engaño salió a la luz luego de que la amante del empresario, Pau Linda, diera detalles de los encuentros. 

“Fue una circunstancia de mierda porque estaba embarazada”, recordó la actual diputada. Y agregó: “Me senté y yo esperaba la verdad. En ese momento lo que se me dijo fue absolutamente sincero, mirándome a los ojos con la verdad y a partir de ahí dijimos 'sigamos construyendo esto que estamos armando'".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!