Secciones
Show

Cumbre real: la oferta de la reina para retener a Harry y por qué Meghan participará por WhatsApp

La reunión está convocada para hoy a la tarde en el mismo palacio en donde la Reina se recluyó cuando murió Lady Di.

La familia Real tendrá hoy una cumbre para ver el desenlace del Megxit, luego de que los duques de Sussex Harry y Meghan Markle renunciaran la semana pasada a sus privilegios reales. La Reina Isabel II y Príncipe Williams serán quienes determinen cuáles serán los pasos a seguir con el escándalo que sacudió al Reino Unido.

De la cumbre no participará la propia Meghan, ya que se encuentra en Canadá. ¿El motivo? Luego de comunicar la noticia ella viajó al país del norte en donde se encuentra el hijo de la pareja, Archie, debido a que las reglas de la Corona británica eventualmente le permitirían a la Reina tener la tenencia del menor, algo que el matrimonio buscó evitar. Tampoco estará el heredero del trono, el Príncipe Carlos, padre de Harry, debido a que se encuentra representando al Reino Unido en Oman, en el funeral del sultán Qaboos bin Said Al Said.

En el encuentro, pautado para hoy a la tarde en la residencia de Norfolk (la misma en donde se recluyó la Reina después de la muerte de Lady Di) será justamente Isabel II quien tome la decisión final de cómo será la salida de la realeza de los duques de Sussex. Además, ella tendrá que mediar entre sus nietos, ya que la relación entre William y Harry se encuentra prácticamente destruida.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por estas horas toma impulso la idea de permitirle a Harry y Meghan mantener su título nobiliario pero sin la necesidad de ser mantenidos económicamente por la Corona. Esa es la principal preocupación de la pareja, que expresó su deseo de ser independientes desde lo financiero. La Reina, por otro lado, en su horizonte sólo ve mantener la línea sucesoria en orden para evitar que tanto Carlos como William tengan problemas de cara a lo que serían sus respectivos reinados.

 

Meghan Markle se encuentra en Canadá, a donde viajó la semana pasada con el objetivo de buscar a su hijo Archie. Por eso, se espera que participe de la cumbre de la realeza británica por WhatsApp o videollamada.

Y por eso es que tendrá que decidir en qué tipo de eventos podrá participar la pareja y los que podrían verse afectados por sus futuras “actividades comerciales”, forma en la que en la Familia Real definen a la acción de trabajar. Esa forma empieza a ser denominada como “Semi Royals” ("Casi Realeza", en español).

Un punto que tampoco buscan desatender es que sucederá con el fisco. Es que además de ser mantenido por los contribuyentes británicos, la Familia Real está exenta de impuestos. Se calcula que la fortuna de Meghan y Harry ascendería a las 45 millones de libras esterlinas lo que serían casi US$ 60 millones.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!