Secciones
Show

De la odisea del peinador al canje VIP que pegaron Wanda y Mauro tras la nota con Susana

La diva se encuentra en París terminando de grabar el especial que saldrá (de forma parcial) el martes por Telefe.

Después del escándalo mediático casi mundial, pues acaparó la cobertura periodística y la atención de personas en muchos países, Wanda Nara finalmente rompió el silencio con Susana Giménez, en el marco del especial de cuatro días de grabación que las mostrará por París. De la odisea por el peinador de la diva al canje que pegó la empresaria y su marido, Mauro Icardi, tras la "temida entrevista" en la que el delantero del París Saint Germain le habría pedido "disculpas públicas" a la madre de sus hijas por el affaire con Eugenia "la China" Suárez.

Las perlitas de lo que será el programa ya empezaron a filtrarse a través de las redes sociales de Nara, quien compartió el mega despliegue de producción con el que la diva desembarcó el viernes en Francia. En principio, y aunque parte del contrato firmado era que le contrataran un estilista en el Viejo Continente, el primer traspié lo vivió Susana: al final, no pudieron conseguir a nadie, pero Wanda le "prestó" a su peinador y amigo, Kennys Palacio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Hoy me cambiaste por la one, por la número uno; que lamentablemente no soy yo", se quejó Wanda en una de sus historias de Instagram. Luego, la empresaria compartió el momento en el que viajó junto a sus hijas menores (Francesca e Isabella) y Susana para ver a Icardi jugar en el estadio del PSG. Tomaron vino y, sorprendida por la euforia de la hinchada, la conductora le preguntó a la empresaria si era por la victoria. Y es que, dato no menor, el equipo se impuso por tres goles al Nantes.

Lo que no estaba en los planes fue que el director técnico del equipo en el que ahora también juega Lionel Messi, Mauricio Pochettino, decidiera una vez más que Icardi no participe del encuentro; por lo cual, la diva y la empresaria debieron consolarse con el espectáculo que brindó el equipo en la cancha, mientras Icardi lo miraba desde el banco de suplentes.

Aunque en un principio la intención de Wanda era grabar la entrevista en el lujoso hotel Ritz de París (el mismo en el que Lady Di se hospedó la noche en la que murió en la capital francesa), la rubia se tuvo que conformar con otro hotel de cinco estrellas, en el que el costo de la habitación va de los $100 mil a los $400 mil. ¿El dato? Después de grabar el "mano a mano", la empresaria y el futbolista pasaron la noche en la lujosa suit en la que se grabó el programa, con terraza propia y vista a la Torre Eiffel.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!