Secciones
En redes sociales

De las medias de Caniggia a los abdominales de Jimena Barón: los famosos que no cumplieron canjes

El participante de El Hotel de los famosos fue acusado de incumplir con el acuerdo que había pactado con una marca de medias. Los otros Alex Caniggia. 

De la noche a la mañana, las redes sociales se convirtieron en un factor muy importante en la vida de cada persona y como era de esperarse, los famosos no fueron la excepción. Desde que las redes sociales tomaron notoriedad, las celebrities comenzaron a usarlas a su favor y las convirtieron en una fuente de ingresos. De hecho, actualmente con un simple agradecimiento basta para que las empresas les den productos gratis.

En la actualidad, las redes sociales son el hogar de todo tipo de acuerdos comerciales y hasta incluso, son cada vez más los artistas que en sus perfiles dejan el contacto de la persona que se encarga de manejar esos arreglos. La única condición es que el famoso en cuestión tenga un inmenso número, hasta millonario, de seguidores y tal es el caso de Alex Caniggia, quien en las últimas horas fue muy criticado por una marca al incumplir el convenio que habían acordado.

El hijo de Claudio Paul y Mariana Nannis tiene más de 2.1 millones de seguidores y los aprovecha para conseguir hasta indumentaria gratis. Pero al incumplir con el acuerdo que habían pactado a través de los mensajes privados de Instagram, los dueños de un emprendimiento viralizaron los chats que intercambiaron con el mediático con el objetivo de escracharlo en las redes que le suelen dar de comer. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Fue el participante de El hotel de los famosos (El Trece, lunes a viernes a las 22.45) quien se puso en contacto con la marca en cuestión para pedirles medias: "¿Qué pasa bestias? Acá El Emperador. Manden medias bien High Society. Dale, dale”. La respuesta de la empresa no se hizo esperar y le hizo llegar el pedido al hijo del ex futbolista, pero al recibir los modelos que había seleccionado, sorpresivamente, bloqueó la cuenta de Instagram de los emprendedores.

Por esta razón, desde la cuenta de la marca denunciaron la situación, publicaron la conversación que mantuvieron con el hermano de Charlotte y le pidieron a sus más de 40 mil seguidores ayuda para viralizar la "estafa" de Alex. “Hicimos un canje con Alex Caniggia y nos bloqueó. ¿Nos ayudan mandándole un mensajito para que cumpla con la publi?”, escribieron desde la cuenta de la marca.

Pero así como Alex, existen otros famosos que por distintas razones fueron escrachados públicamente por no haber cumplido con su palabra: desde buzos hasta abdominales falsos, son varios los ejemplos de los artistas que intentaron engañar a las marcas y tuvieron que devolver la mercadería. 

Ivana Nadal

En junio del año pasado, Ivana Nadal había protagonizado un escándalo similar cuando una emprendedora la denunció por arruinar, según su punto de vista, un sorteo de un juego de ollas de la reconocida marca Essen. 

La revendedora había acusado a Ivana de no cumplir con lo que habían estipulado para el sorteo de varias piezas y desde su perfil de Instagram, denunció que la modelo se las había devuelto en mal estado: sucias y rayadas. "Siento que me escupió en mi cara y en la de mi familia, literal. Después habla de empatía. ¡Qué empatía tiene! Ni siquiera fue capaz de lavarlo. No saben la indignación que tengo con esta mujer. No lo puedo creer", había dicho la responsable de Cociná fácil con nosotros.

Lo cierto es que días más tarde, Nadal dio su versión de los hechos y desde las stories de Instagram, denunció agravios por parte de la revendedora. “Me mandó las ollas, me mandó un regalo. Hice el posteo, me lo autorizó y ya. Hice el sorteo, pero como ella no se quedó contenta con la cantidad de seguidores que ganó, simplemente decidió mandarme muchísimos mensajes con insultos y maltratos pidiendo las ollas de nuevo", había explicado. 

En aquella oportunidad, la modelo había explicado que a diferencia de otras pautas pagas, esta vez había acordado un canje con la revendedora. El acuerdo consistía en que a cambio de una olla y sus complementos ella haría un posteo en su feed y cuatro stories. "Claro que las ollas tienen uso, me las dio para que las use y las usé. Las usé re poco igual. Y no estaban arruinadas ni nada y se las devolví lo mejor que pude. No tenía las cajas porque las reciclo”, concluyó.

Jimena Barón

En julio del 2020, Jimena Barón se convirtió en blanco de críticas por su supuesta extrema delgadez.  En ese contexto, Mimi Alvarado, novia de El Tirri, primo de Marcelo Tinelli, había revelado que años atrás la cantante quiso conquistar a su novio y tuvo que ubicarla.

 Sin embargo, eso no fue todo. Mimi también contó en aquella oportunidad que Jimena se "hizo" los abdominales con un cirujano en Miami por canje y que todo terminó mal. "Fue hace como 84 años. Estamos en Punta del Este y yo veía que ella siempre estaba… Ella no tenía el lomazo que tiene hoy en día, era como un poquito más rellenita, que está perfecto. En aquel tiempo ella no era el ‘cromo’ de mujer que es ahora, obviamente bien operadita", disparó Mimi.

Y furiosa con quienes afirmaban que la actriz construyó su cuerpo a base de duro entrenamiento, lanzó: "¿Qué gym? Estos días estaban mostrando unas cositas sobre ella y yo tengo una data. Ella se hizo lo abdominales en Miami por canje con el mismo médico cirujano que tiene Mónica Ayos. Nunca mencionó nada al respecto, el doctor murió y se murió enojado porque nunca mencionó el canje. Ese era el acuerdo". 

 Vicky Xipolitakis

También en 2020, Vicky Xipolitakis cobró gran notoriedad en las redes sociales a raíz de una serie de audios que intercambió con un comerciante, en los que le pedía, a cambio de publicidad o promoción de su marca, una lista detallada de productos para su consumo y el de su hijo Salvador Uriel

Entre los alimentos que exigía al almacenero, se encontraban "queso untable, yogurt, leche, caldito para sopa, pan negro, galletitas saladas y dulces, fideitos para sopa, agua mineral baja en sodio, aceite, azúcar". "Algunas cositas así, yo te tiré algo, tratemos de hacer lo mejor que podamos", agregó.

Pero no conforme con su primer listado, Vicky agregó:  "arroz, lata de atún, queso rallado y juguitos". "Me estoy olvidando de unas cositas. Vi que tenés champagnes riquísimos, me encantaría tener para un brindis. Fijate lo que podés agregar. Armate un buen combo, algo copado", pidió. Sin embargo, el resultado final no terminó de convencer a la mamá de Salvador Uriel y si bien recibió los productos, no los agradeció. “Te soy sincera, me llegaron las cositas pero me cuesta mucho agradecerte porque no era lo que habíamos hablado. Es muy poquitito y la verdad es que me trae problemas y le fallaría a las otras marcas. Yo te pasé un montón de cosas”, le dijo en aquel entonces la mediática al dueño del almacén. 

Barby Silenzi

Su hermana Florencia es la que se encarga de gestionar los acuerdos comerciales de la mamá de Elena -fruto de su relación anterior con Francisco Delgado- y de Abril. Pero en marzo de este año, una empresa de indumentaria la escrachó públicamente por no haber cumplido con su palabra. ¿Qué pasó? En agosto del año pasado le enviaron unos buzos por el monto de 20 mil pesos y ella debía agradecerlos a través de posteos en sus historias. Como eso nunca ocurrió, la empresa le reclamó la devolución de las prendas. “Hola, ¿nos podes responder? Seguimos esperando que nos devuelvas los buzos", se leyó sobre una foto que ella había posteado.

Como prueba, la marca publicó las capturas de las veces que intentaron comunicarse con Barby Silenzi, pero que no tuvieron éxito. El 3 de agosto, según se lee en la conversación que ellos viralizaron, le avisaron que ya le habían enviado los productos. Como no obtuvieron respuesta, al día siguiente volvieron a escribirle para cerciorarse de que la bailarina cumpliera con su palabra y los mencionara en las redes sociales. “Queríamos saber si vas a subir las Historias con nuestros productos”, le preguntaron. El 7 volvieron a insistir y, luego, el 26 -también de agosto- le volvieron a escribir. La bailarina nunca les respondió.

La respuesta de Barby llegó recién cuatro meses después, en diciembre pasado. Se disculpó y se comprometió a publicitar los buzos en sus redes sociales, pero tampoco lo cumplió. “Hola Barby, buen día. Al final no subiste”, reclamaron. Como la respuesta de Silenzi nunca llegó, desde la marca decidieron hacer pública su experiencia y, además de reclamarle la devolución de las prendas, quisieron exponerla comentándole fotos públicamente.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!