Secciones
La gran nixon

De "Mi pobre Angelito" a Woody Allen: los días de Trump como actor

Aunque en las próximas horas Estados Unidos definirá si Donald Trump se convierte en el próximo presidente de la potencia del norte, muchos cinéfilos recuerdan otra faceta del candidato republicano: su fascinación por la actuación. Tras su debut en 1985, el excéntrico magnate participó en ocho series televisivas, doce películas y hasta fue el conductor invitado a Saturday Night Live en dos oportunidades. De Mi pobre angelito a La niñera, las mejores apariciones.


Macaulay Culkin y el excéntrico magnate en la secuela del filme "Mi pobre angelito".

El "bolo" más recordado de su “trayectoria actoral” es, sin lugar a dudas, el que protagonizó junto a Macaulay Culkin en la secuela de Home alone. En el filme, el por entonces joven actor volvía a perder a su familia, pero esta vez se quedaba sólo en Nueva York. Y, aunque se grabó en el exclusivo hotel Plaza (que no es de su propiedad), el magnate aceptó la participación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Culkin: “Disculpe, ¿sabe dónde queda el lobby?”
Trump: “Al final del pasillo y a la izquierda”.

Tres décadas de apariciones especiales

Su primer cameo tuvo lugar hace 31 años en la serie The Jeffersons, una comedia que relataba la vida de un matrimonio afroamericano que se volvió millonario de la noche a la mañana. Y, claro, Trump participó del episodio titulado “Nunca vas a ser rico”.

Fran Drescher le quitó su apoyo.

Su siguiente trabajo fue en 1989 el filme Los fantasmas no pueden hacerlo, protagonizado por Anthony Quinn y Don Murray. Le siguió en 1993 la película El pepinillo, de Paul Mazursky. Un año más tarde, Trump “saltó a las grandes ligas de las sitcom” al sumarse por un capítulo a la serie El príncipe de Bel-Air, protagonizada por un joven Will Smith.

Trump junto a Will Smith, quien lo calificó en la campaña como "un ser oscuro".

Ese mismo año, el magnate personificó al padre del pequeño Waldo en el filme Una pandilla de pillos. Y en 1995 regresó a la pantalla grande para participar del filme Across the sea of time.

Meses más tarde, Trump recibió el llamado de la prestigiosa Whoopi Goldberg para realizar un cameo en la película Eddie. Contenta con el trabajo del empresario, volvería a llamarlo para el filme Cómo triunfar en Wall Street en un par de horas.

Whoopie lo llamó para dos de sus películas, pero le pegó duro durante la campaña.

Ese mismo año, el millonario sorprendió al realizar una participación de un minuto para la cuarta temporada de la serie La niñera. En el episodio, la protagonista se había convertido en una panelista televisiva del Rosie Show.

En 1997, Trump participó en dos oportunidades de la serie de acción Night Man, pero sería el año siguiente el de mayor exposición mediática. Arrancó con un cameo en la serie de Michael J. Fox, Spin city. Luego interpretó al dueño de un boliche en 54, el filme protagonizado por Salma Hayek. Y, como frutilla del postre, Woody Allen lo convocó para participar de su película Celebrity.

Allen lo llamó para su filme "Celebrity", pero advirtió: "No está capacitado para ser presidente".

Además de sumarse por un capítulo a la serie Sabrina, la bruja adolescente; Trump sorprendió al prestar su imagen para Sex and the City en el capítulo titulado: “Los hombres, el mito y el viagra”.

En el mismo, el magnate interpretó al amigo de Ed, un amante circunstancial del personaje de SamanthaTuvo su cameo en Zoolander, participó de la serie Monk y de la películas cómicas Marmalade y Horroween. Produjo las emisiones de sus certamenes de belleza Miss Universo y Miss Estados Unidos, así como su propio reality, El aprendiz.

Temas

  • Donald Trump

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios