Secciones
Show

Del día que Portman llegó furiosa al país, a los otros romances argentos que sacudieron a Hollywood

Un repaso por los amoríos de la farándula.

Como llegó la primavera, en BigBang tenemos ganas de escribir sobre el amor. Y, para eso, no hay nada mejor que recordar los amoríos más recordados de los famosos. Pero vamos a agregarle un dato fundamental: los caminos amorosos que recorrieron muchas de las celebridades del país hasta Hollywood, la meca del cine.

La cabecera de este recorrido será la que ocupan Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña. ¿Por qué? Primero porque tenemos ganas. Y, en segundo lugar, porque Pampita y el chileno le dieron las mejores historias románticas al país. Su relación nació cuando la modelo aún estaba casada con Martín Barrantes y perdió un juicio millonario por infidelidad ya que quedó embarazada de Vicuña cuando todavía no se había separado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Como sea, así como su romance fue muy famoso y su historia en pareja celebrada, la separación fue traumática. Es que Pampita descubrió a Vicuña in fraganti, mientas la engañaba con Eugenia La China Suárez, en un parate del rodaje de la película El Hilo Rojo. En aquel entonces, los actores negaron todo, mientras Ardohain relataba a los periodistas que en el famoso motorhome había “olor a sexo y a transpiración”. La modelo y el chileno se separaron. Seis meses después Benjamín y la China blanquearon su romance.

¿Cómo siguió la historia? La pareja salieron desde 2015 en adelante. Después de muchas crisis y dos hijos en común, Vicuña confirmó la separación desde su cuenta de Instagram hace dos semanas. Para la China no es la primera vez que tiene que lidiar con un divorcio captado por la prensa. Ya lo vivió con Nicolás Cabré. Con el galán se conoció en 2012, en las grabaciones de Los Únicos. Él estaba de novio con Eugenia Tobal, a quien dejó, y se puso a salir con la China. Duraron dos años y tuvieron a Rufina, su única hija juntos. En 2014, le pusieron un punto final a la relación. 

Para ese entonces, Cabré ya había salido con muchas otras famosas además de Suárez y Tobal. Primero con Sabrina Carballo, después con Celeste Cid, Agustina Cherri, Rocío Guirao Díaz, Florencia Torrente, Soledad Fandiño y Romina Gaetani. Unos años después caería en los brazos de Laurita Fernández. Pero para eso faltaba mucho. 

Ahora seguiremos el camino de Celeste Cid, una de las actrices más bellas de Argentina. Su historial amoroso, aunque siempre intentó mantenerlo en secretos, estuvo repleto de famosos. El primero fue Emmanuel Horvilleur, el cantante y creador de Illya Kuryaki & The Valderramas, con quien salió durante varios años y tuvieron a André, su único hijo en común. 

Después llegaron otros dos cantantes. Y que no fueron una buena compañía para Cid, que atravesaba graves problemas de adicción. El primero fue Joaquín Levinton, el líder de Turf. Luego Santiago Moreno Charpentier, más conocido como Chano, que hace poco fue baleado por un policía de la Bonaerense por un brote psicótico producto del uso de estupefacientes. 

Por otra parte, Celeste también salió con Michel Noher, el actor e hijo de Jean Pierre Noher, con quien tuvo a Antón, su segundo hijo. Pero, sin dudas, el romance más llamativo de Cid fue el que protagonizó con Fito Páez. Fue en 2009. Ella tenía 25 años y el 46 y fueron captados por las cámaras a los besos. Duraron pocos meses. 

Esa no fue la única mujer bella que salió con Fito. Además de Cecilia Roth y Romina Richi, el famoso cantautor vivió un breve pero apasionado noviazgo con Dolores Fonzi en 2005. Se conocieron por amigos en común y tiempo después ella protagonizó una de las pocas películas que dirigió el músico: Vidas privadas.

En ese film de 2001, con Roth a la cabeza, Dolores conoció a Gael García Bernal, el mexicano que había cobrado fama con la película Amores perros, un año antes. Y acá es donde estamos por aterrizar en Hollywood. Es que seis meses antes, el actor había conquistado a Natalie Portman, la estrella del cine de Estados Unidos. 

Gael y Natalie vivieron un noviazgo con idas y vueltas durante muchos años. Pero, en 2006, algo cambió. Es que García Bernal se instaló en Buenos Aires para formar parte de la serie Soy tu fan, en la que se reencontró con Dolores, que lo había convocado en su rol de directora. Esa argentina había generado algo en él y, a las semanas, ya vivían un romance. 

 

Lo cierto es que Portman no estaba dispuesta a rendirse tan fácilmente. Por las noticias, se enteró de los rumores de un amorío. Sacó un pasaje con destino a Buenos Aires y se instaló con un guardia de seguridad en Argentina. Estaba preparada para recuperar a su pareja. Era julio de 2006 y los paparazzis no encontraban explicaciones a la presencia de la actriz. 

 

Hubo discusiones, pedidos de disculpas, llanto y hasta portazos en aquel hotel donde se había instalado la actriz de origen israelí. En esos días, García Bernal le puso un punto final a su noviazgo de tres años con Natalie, a quien había conocido en 2003, en una fiesta luego de la ceremonia de los Premios Oscar. Una semana después, Portman regresó a Estados Unidos con el corazón roto y al poco tiempo, Fonzi y García Bernal confirmaron su romance. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!