Secciones
Fama fatal

Depresión y drogas: el cocktail que derrumbó a las ex "chicas Disney"

La difícil vida de las ex chicas Disney. De chiquitas conquistaron el amor de chicos y grandes, pero a medida que crecieron fueron experimentando diferentes situaciones en sus vidas que las llevaron por los caminos equivocados. Algunas pudieron volver, otras siguen perdidas en esos "bosques malvados" que mostraba la compañía de entretenimientos en sus films más célebres.


Los problemas de las ex "chicas Disney".

El domingo por la noche, Selena Gómez (24) reapareció en los premios American Music Awards y contó lo mal que la pasó -y que a veces la pasa- por culpa de la depresión y la enfermedad autoinmune Lupus, la cual se la diagnosticaron en 2015.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La joven, que empezó su carrera artística a los siete  años y que supo llegar a la fama gracias a la serie de Disney Los Hechiceros de Waverly Place, contó el calvario que vive por ser famosa. Tras abandonar los escenarios por más de un año e internarse en una clínica para rehabilitarse, la estrella del pop relató lo mal que la pasó.

"Lo tenía todo pero estaba absolutamente quebrada por dentro", relató consternada al subir al escenario para recibir el premio a la artista de rock/pop favorita. Y agregó: "Lo mantuve oculto todo lo suficiente como para nunca defraudarlos. Pero lo mantuve demasiado como para defraudarme a mí misma. Tuve que parar, porque lo tenía todo pero estaba absolutamente quebrada por dentro".

"Si están quebrados, no tienen que quedarse quebrados. Eso es algo que deben saber sobre mí, me preocupo por la gente y esto es para ustedes", finalizó la cantante, que este último año sufrió ataques de pánico y depresión por la fama y su enfermedad.

Disney, ¿la comañía de entretenimientos que enloquece a los jóvenes?

Pero, ¿Selena es la única "ex chica Disney" que vive con problemas por culpa de la fama? No, la cantante de pop no es la única que vive un calvario por la exposición. También hay otras celebridades que nacieron en el grupo de entretenimientos más grande del mundo y que se desviaron por el camino incorrecto.

  • Britney Spears

La actriz de 34 años saltó a la fama en 1992, gracias al programa de televisión The Mickey Mouse Club. Britney tenía tan sólo 11 años, y esta exposición no le hizo para nada bien

La dura historia de Britney.

En 1997 firmó con la compañía discográfica Jive Records y dos años después lanzó su primer álbum "Baby One More Time", que fue todo un éxito. Como si con ese éxito no fuese suficiente, en el 2000 lanzó el álbum "Oops!... I Did It Again", que vendió millones de copias.

A pesar de que su éxito era algo asombroso, la rubia no lo supo aprovechar. En 2006 se separó de su marido Kevin Federline y los problemas comenzaron a golpear fuerte su vida.

"Britney tuvo relaciones sexuales a los 14 años y empezó a tomar drogas a los 15", contó su madre, Lynne, en el libro "A través de la tormenta". 

Y en 2007, luego de varias salidas nocturnas y consumo de drogas, todo se desmadró: Britney perdió la custoria de sus dos hijos, Sean Preston y Jayden James. Como si esto fuera poco, días más tarde viajó a California, se paró en una peluquería y pidió que la raparan. Como la peluquera se negó, ella agarró la máquina y se rapó.

"Entre 2007 y 2008 pasé por uno de los momentos más duros de mi carrera. Fue una etapa muy confusa porque no tenía nada claro quién era y qué quería hacer. Creo que me vi superada por la fama y por la competitividad del mundo de la música, porque siempre he sido una persona muy tímida. Lo peor de todo es que me sentí muy alejada de mis fans, pero con el paso del tiempo su apoyo fue vital para que volviera con energía y con las ideas claras", confesó la rubia en su documental "I Am Britney Jean".

Además, este año el ex representante de SpearsSam Lufti habló con la justicia y confirmó que Britney tuvo problemas de consumo de drogas. "El 1 de octubre de 2007, Britney perdió la custodia legal de sus dos hijos y pasó la noche en un estacionamiento, después llamó a Sam y le dijo que era en la única persona en la que confiaba", confesó en un informe.

  • Lindsay Lohan 

La ex chica Disney también la pasó mal por la fama. La actriz de 30 años se hizo conocida en 1998, cuando con tan sólo 12 años protagonizó el film "The Parent Trap (Juego de Gemelas)", el gran éxito de Disney. Luego se convirtió la ídola de todos los adolescentes. Gracias a esto también pudo ser protagonista de otras películas: "Freaky Friday", "Confessions of a Teenage Drama Queen", "Mean Girls" y "Herbie".

Lindsay, en su peor momento.

Pero, a pesar de que se convirtió en una celebridad y se llenó los bolsillos de millones, en 2007 su carrera se vio truncada por las drogas y el alcohol, que hasta la llevaron a sentarse frente a la Justicia y a cumplir horas de trabajo comunitario.

"Era la primera vez que tomé drogas. Estaba en un club con gente con la que no debería haber estado. Nunca desperté por la mañana y tomé una copa, pero cuando era más joven, definitivamente estaba saliendo y bebiendo demasiado", relató la joven en diálogo con el diario Daily Mail de Londres. 

A la hora de relatar su experiencia con las drogas, contó: "A la cocaína la probé cuatro veces en el período comprendido entre la edad de 20 y los 23. Yo nunca tomé heroína, nunca me inyecté algo, nunca probé LSD.  Todas esas cosas me asustan". Y agregó: "El éxtasis fue lo que más me gustó. Nunca he sido una adicta, y nunca lo seré".

  • Miley Cyrus

La cantante estadounidense de 23 años que saltó a la fama en el 2006 gracias a su papel de Miley Stewart en la serie original de Disney ChannelHannah Montana, también tuvo problemas por su repentina fama.

La estrella adolescente más rica de la actualidad provoca a todos a través de las redes sociales: expone abiertamente que consume drogas y se saca fotos fumando marihuana

En los premios MTV EMA (premios European Music Awards) de 2013 subió al escenario y se fumó un cigarrillo de marihunana

  • Demi Lovato

La cantante de 24 años saltó a la fama en el 2008, cuando interpretó a Mitchie Torres en la película de Disney Channel Camp Rock.

Demi y sus cortes en la muñeca.

Luego decidió salir de la actuación y se lanzó de lleno a la música. Tras lanzar una serie de sencillos, en 2010 la joven tuvo que entrar en rehabilitación por problemas de adicción a las drogas y al alcohol, además de un desorden bipolar y alimenticio.

"No voy a mentir. Me automedicaba, bebía y consumía drogas, como hacen muchos adolescentes para calmar el dolor. Ahora ya no bebo, no me drogo, no vomito después de comer, ni me fuerzo a pasar hambre. No hay nada de lo que hago hoy que me avergüence", confesó la morocha en diálogo con la revista Seventeen.

Además, contó que "no podía estar ni una hora sin consumir cocaína" y que cuando iba al aeropuerto rellenaba una botella de una conocida gaseosa con vodka. "Iba al aeropuerto con una botella de Sprite rellena solo con Vokda y eso a las 9 de la mañana", finalizó en diálogo con Access Hollywood.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!