Secciones
De bardo en bardo

Desde fingir su muerte, hasta denunciar que sicarios los apuñalaron: los escándalos de Yao Cabrera

Escandaloso, disruptivo y controversial, el youtuber no deja de ser noticia desde hace años.

Yao Cabrera, llamado en verdad Marcos Ernesto, nació en Uruguay, donde pasó una infancia feliz con su papá, pero con necesidades. A los 18 vino a la Argentina y YouTube le abrió las puertas del mundo. Esta semana fue noticia porque reapareció tras sufrir un supuesto accidente doméstico que lo mantuvo inconsciente por horas.

Todavía no trascendió en qué hospital estuvo internado, ni tampoco un parte médico que diera cuenta de los resultados de los estudios antes mencionados. Su papá, quien suele compartir cosas en las redes sociales, tampoco se pronunció al respecto, a la vez que varios usuarios de Instagram pidieron varios días cadenas de oración mientras permanecía grave. De todos, en las últimas horas sus allegados mostraron que ya está en su casa en plena recuperación.

El streamer tiene 3,3 millones de seguidores en Instagram, y otros 545 mil en Twitter. Sin embargo, su canal principal de comunicación es YouTube, donde lo siguen más de 7 millones de followers. Su fama sumó más likes después de pelearse con Duki, y su reconocimiento en las redes crece a fuerza de escándalos y golpes mediáticos, como el que va a protagonizar cuando se enfrente al Chino Maidana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Yao es especialista en montar peleas ficticias para ganar seguidores en las redes, cruces con distintos famosos (como el desafío al ex boxeador), e incluso llegó a fingir su muerte a mano de sicarios, para luego convocar a una marcha al Obelisco para reclamar justicia.

 
 
Cabrera se hizo conocido en 2016 cuando en un shopping ingresó a un local de bicicletas, se subió a una y salió andando. Luego vino una broma menos inocente cuando hace tres años el youtuber subió un video a su canal en donde se proponía como misión y objetivo "cazar" y escrachar a vendedores de drogas, pero en uno de esos encuentros con estos "dealers", al parecer uno lo apuñaló. Luego de la preocupación generada en sus seguidores, los cuales en su mayoría son menores, a los cinco días del hecho, el youtube uruguayo, mediante una serie de tweets explicó que todo se trataba de una mentira y un chiste.
 
 
Después llegó el caso ocurrido el 22 de julio de 2020, donde Yao comenzó una campaña en la que simuló estar secuestrado y en la que pidió por su rescate una suma de 30 mil dólares. Con el objetivo de pedirle dinero a sus fans y seguidores, esta campaña comenzó en Instagram, desde las cuentas "Viral" y "Wifi", donde un grupo de youtubers comenzó a hablar del secuestro de Cabrera y promovió pedidos de donación para rescatar al uruguayo, supuestamente privado de su libertad. Si bien se hizo viral, muchas personas comenzaron a dudar de la campaña y los youtubers empezaron a ser repudiados en las redes sociales.
 

Sin que este caso le sirviera para aprender, desafió todos los límites y generó una nueva polémica al organizar una marcha en el Obelisco por su supuesto crimen. El uruguayo hizo circular un impactante video en sus redes en los que dos supuestos delincuentes a bordo de una moto le dispararon a quemarropa mientras el instagramer conducía un audi rojo junto a un acompañante. 

En distintas tomas de la escena, se ve a Yao supuestamente herido en un asiento mientras su amigo llora desconsoladamente. A su vez se puede llegar ver una ambulancia. Luego se vino la marcha y ya la farsa se hizo evidente. 

Después volvió a ser noticia por el allanamiento en el Country San Marcos de Escobar, donde vive Cabrera. Según consta en el acta policial, el streamer quedó aprendido por tenencias de estupefacientes, incautándosele 65 grs. de cogollo de marihuana. Había un total de 24 personas, masculinos y femeninos en los que había menores de edad. El allanamiento se produjo de madrugada y se secuestraron los teléfonos celulares, notebooks, dinero en efectivo en pesos y dólares.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!