Secciones
Dolor

Drogas en Menudo: la detención de Sergio y Rubén y el principio del fin

Una bisagra en la historia del grupo. Cómo lo cuentan en Súbete a mi moto. 

En 1990, Menudo sufrió un golpe durísimo, un episodio completamente inesperado en la vida de la boy band que derivó en la expulsión de dos de sus integrantes. Sergio González -cuyo nombre artístico era Sergio Blass- y Rubén Gómez, los dos pelilargos del grupo, fueron detenidos en el aeropuerto de Miami con marihuana en sus respectivos equipajes. El hecho fue una catástrofe para la banda, que además de Sergio y Rubén estaba integrada por Robert Avellanet, Adrián Olivares y Rawy Torres. 

Precisamente Rawy Torres fue quien evocó uno de los momentos más tristes de la historia de Menudo. En el programa de TV, Ventaneando, Rawy explicó sus sensaciones y contó cómo vivió aquellos días: 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Verlos a Sergio y Rubén arrestados, los perros allí que llegaron, olieron y se los llevaron. Nos separan, se los llevan a investigarlos... No, no, no, eso fue muy fuerte, muy muy fuerte: una experiencia completamente traumática, Estás viendo a tus compañeros que los están arrestando, estás viendo las consecuencias de que por una falta como esta -grave, por supuesto- ya los van a sacar. Estos son tus amigos, estás todo el día con ellos, y de repente vivir esta situación fue fuerte. El tema de la droga en Menudo -por lo menos en mi generación- era algo que estaba ahí. Y de la misma manera, fue un tema que estuvo tras bastidores en la vida de Menudo de una u otra forma". 

La historia aparece contada en Súbete a mi moto. De acuerdo con la versión de la serie, los únicos que se drogaban en Menudo -y sólo con marihuana- eran Sergio y Rubén, amigos inseparables que además tenían prácticamente el mismo look.

La escena es tragicómica: el ovejero alemán de la DEA prácticamente se instala en los bolsos de los chicos. José Antonio Jiménez, el socio panameño de Edgardo Díaz, se encarga de pagar la fianza. Joselo Vega, el siempre bueno y comprensivo coreógrafo, se encarga de contener al grupo.

La decisión de Edgardo es draconiana: están fuera.  Y no sólo eso: si el resto de los integrantes quiere permanecer en Menudo, no puede volver a verlos bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo. La imagen de Menudo no puede permitirse semejante mancha. A Edgardo, además, se le abre una interna importante con los padres del resto de los chicos, que objetan que sus hijos no están bien cuidados en la banda. Menudo sigue adelante, pero las cosas no están nada bien. Un año después, en medio de un gran escándalo, renunciarán los cinco integrantes. Pero eso te lo contamos en la próxima nota. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!