Secciones
Distanciadas

Ego, traiciones y malos tratos: Valeria Lynch, furiosa porque Patricia Sosa la ignora tras su pelea

La pareja de Oscar Mediavilla había sido muy dura con la creadora de Me das cada día más el año pasado: había dicho que ya no era más su amiga y la acusó de haberla "traicionado". 

La llegada de la pandemia provocó el año pasado que los artistas buscaran diferentes formas de poder hacer sus habituales shows o actividades sin la necesidad de amontonar gente en los teatros. Para ello, la tecnología se convirtió en una aliada fundamental para lograr que miles de personas pudieran acceder a sus artistas favoritos desde la comodidad de sus casas.

Pero la cuarentena también abrió un nuevo frente de batalla entre Patricia Sosa y Valeria Lynch que hasta el día de hoy sigue abierto: las cantantes dejaron atrás ese vínculo de amistad que las unía debido a que Lynch traicionó a su colega al elegir el año pasado hacer su show por streaming el mismo día y hora que la pareja de Oscar Mediavilla

Si bien son vecinas, y eran amigas, desde hace ya algunos meses que ni siquiera se dirigen la mirada. O por lo menos así lo confirmó la interprete de "Me das cada día más", quien reveló que se cruzaron por el barrio y que no se saludaron. "Patricia se peleó sola, conmigo no. Porque nunca tuve la oportunidad de charlar con ella y explicarle lo que había pasado. Me bloqueó y no hubo tiempo de descargo”, contó Valeria en diálogo con Mitre Live.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Al dar su versión de lo sucedido, aseguró que está muy ofendida por la actitud de su colega. "En su momento me dio mucha pena perder a una amiga porque yo la quería mucho. La quiero mucho todavía porque los afectos no se disuelven. Para mí ya está pero claro que me dolió en ese momento porque no me dio tiempo para hacer el descargo con ella. No tomaría ningún café con ella”, aseguró.

Con respecto al fallido encuentro con Patricia en el barrio, Valeria aseguró: “No la ví. Posiblemente yo la hubiera saludado, no hubiese seguido de largo" y concluyó: "Pero bueno, son dos personalidades diferentes. Somos así, cada uno sabe cómo es. La otra vez, salía con mi auto, doblo, y justo la vi a ella, haciendo una caminata, con su pareja para el otro lado. Ni me molesté en tocar bocina y saludar. Y yo creo que ella me vio, también, pero seguí de largo”. 

La disputa entre ambas se originó luego de que Valeria Lynch fuese acusada de haber querido impedir que Karina La Princesita sea parte de Las elegidas, el recital que varias cantantes locales llevaron adelante en el Teatro Colón en el 2013. La actitud de la que fue su amiga durante mucho tiempo le habría caído mal a la pareja de Mediavilla, razón por la cual decidió distanciarse de ella. 

Además, varios rumores señalaron que en el cumpleaños número 80 de Raúl Lavié, allá por el 2017, las dos fueron parte de la lista de invitados, pero no se hablaron. En aquella oportunidad, Lynch había sacado un disco y había manifestado que nadie la había llamado para felicitarla, ni siquiera su colega. “Éramos amigas, pero ya no”, había dicho por aquel entonces.

La respuesta de Sosa, claro está, no tardó en llegar y fue muy dura con su ex amiga: “Me cayó muy mal que Valeria hablara así, en pasado. Yo voy a hablar así también: pensé que éramos amigas. Me molesta que haga todo público, hay cosas que se hacen en privado. Sinceramente no sé lo que está mal, pero evidentemente tiene un problema”.

Lo cierto es que si bien coquetearon con una eventual reconciliación en 2018, esta, al parecer, nunca ocurrió. Y el año pasado, Patricia Sosa había revelado que debió cambiar la fecha de su recital -el cual se llevó a cabo el viernes 14 de agosto desde las 21.30 para todo el mundo- debido a que Lynch la "traicionó" y fijó para el viernes 7 de agosto su propio concierto a través de la misma plataforma.

La cantante fue muy dura con la creadora de "Mentira" y disparó: "Me pone mal por la traición fea de quien supuestamente es tu amiga y que no le importa nada. Estoy hablando de Valeria. Yo me puse muy mal cuando me puse a ver su streaming y se le frustró. Al otro día me mandó un mensaje diciendo que fue un lío, horrible, pero que lo tuvo que reprogramar para el día en que estaba yo a la misma hora porque la ticketera le había ofrecido esa fecha y no la podía cambiar".

Según había contado Sosa, Mediavilla llamó a la ticketera y le dejaron bien en claro que ellos no habían sido los responsables, sino que había sido Lynch la que eligió la fecha y "que no se quería mover de ahí”: "Yo me quedé helada, no lo podía creer. La verdad es que yo llamé a Valeria y le dije ‘me perjudicás mucho, sabés que la última semana de streaming es la más fuerte de venta’", explicó.

Y siguió: "Yo me vine de Córdoba y me vine con una banda entera porque tengo 15 personas a mi cargo que hace cinco meses que no trabajan y se necesita recaudar para que todas estas personas puedan recibir algo. Hay gente que escribía y decía ‘saqué las dos entradas ¿qué hago?’. Y no sé quién le decía que elijan, que una entrada la tenían que devolver. Y entre que es un lío sacar la entrada de streaming, imagínense lo que es devolverla".

De acuerdo con la autora de Aprender a volar, quien se había mostrado visiblemente molesta con su colega, Lynch le advirtió que sabía "que era un problema pero que no tenía otra fecha, que iba a ver cómo solucionarlo para que nos beneficie a las dos". “Esperé, esperé, hasta que la gente de la ticketera y su representante nos dijeron ‘esta artista es intransigente’, y que ella lo hace el 7 y que como mucho lo adelanta media hora", había contado.

Patricia Sosa ya había aclarado el año pasado que la puso "muy triste" toda esta situación y resaltó: "Menos mal que en todo este tiempo que estuve en Córdoba trabajé mucho la aceptación y el desapego. Menos mal que esto no me agarra tan mal parada. Porque yo hace años que vengo sufriendo desplantes de parte de Valeria, ¿entienden? Si no es por una cosa es por la otra. Millones de llamados que no me contesta, me entero que va a ser abuela y que se separó por las redes".

Finalmente, Sosa señaló que por esto, y muchas otras cosas más, Lynch "ya no es" su amiga: "No se actúa así con los amigos. Pero yo seguía llamando e insistiendo porque si en una relación alguien no pone amor el otro tiene que poner el doble, hasta que uno se da cuenta que si no es de los dos lados eso no funciona. Y acá me cayó la ficha", dijo y afirmó que su ex amiga le puso "el pie en la cabeza por un capricho".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!