Secciones
examen

El ADN de las supuestas hijas de Maradona, la solidaridad de Ojeda y el enojo de Dalma y Gianinna

A más de un año de la muerte de Diego Maradona, siguen los enfrentamientos por las posibles herederas.

El círculo de herederos de Diego Armando Maradona se rompió. Por estas horas, las diferencias ya son irreconciliables. De un lado se encuentra Verónica Ojeda, la mamá de Dieguito Fernando. Del otro, Dalma y Gianinna, las hijas del 10 y Claudia Villafañe. En el medio, Jana y Diego Junior, que miran el enfrentamiento a la distancia. 

 

La primera en hacer pública la pelea fue Ojeda. El martes, cuando Boca y Barcelona disputaron la Maradona Cup en Arabia Saudita, Dalma y Gianinna ocuparon un palo del estadio. Después recibieron la copa en homenaje al 10 y festejaron con el plantel xeneixe, que ganó por penales. Desde Buenos Aires, Verónica relató que, en realidad, les había pagado una fortuna para estar ahí. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

"Los herederos cobraron 30.000 dólares por la Maradona Cup. Desistí de recibir la parte de Dieguito porque me parece una falta de respeto cobrar plata por el homenaje", contó Ojeda, en una entrevista con Juan Carlos Pasman. No sé si a Jana y a Junior los invitaron. Hablé el otro día con Diego Jr. y me dijo que si le mandaban el pasaje, él iba. Pero no le mandaron nada. Dalma y Gianinna tenían que estar acá haciéndose el ADN pero se fueron al homenaje sin avisarle nada a los otros herederos, eso me parece una falta de respeto a los otros hermanos".

 

Tras revelar la verdad, Dalma y Gianinna estallaron. A las constantes críticas públicas que soportan, ahora se les sumaba su entusiasmo por los dólares que cobrarían por la memoria de su padre. Pero eso no era todo. Ojeda también había sacado a la luz que ninguna de las dos hermanas estaría presente para colaborar en el examen de ADN de Magalí Gil y Eugenia Laprovittola, dos mujeres que pretenden saber si son hijas del ex director técnico de la Selección Argentina.  

 

Pero, claro, Ojeda no solo contó que Dalma y Gianinna no prestarían muestras para la prueba genética sino que los otros herederos también se negaron. Por ese motivo, dejaría que su hijo ofreciera su ADN. "Ninguno de ellos quiso hacerse el ADN pero Dieguito se lo va a hacer, nos pareció lo más correcto", explicó. 

 

Y siguió: "A mí me parece que a Diego le hicimos un montón de homenajes, y va a ser eterno. Pero hacerse el ADN también es muy importante, por Magalí Gil y Eugenia Laprovittola, y también por todos los jueces que están trabajando con esta causa. Cobraron 30 mil dólares por contrato. Yo dije que de mi parte iba a desistir porque me parecía una falta de respeto. No porque yo no necesite el dinero, todo lo contrario, sino porque cobran eso siendo un homenaje”.

Y denunció a Dalma Y Gianinna: “Ahí hay un negocio. Se contradicen. Están hablando, lucrando y haciendo negocios con la muerte de su papá. Yo firmé para desistir de la parte de Dieguito, no quería nada. Ellas sí cobraron. Ni los pasajes valen eso. Al desistir de los 30 mil dólares, ese dinero lo cobraron ellas. Ellos recibieron más dinero, en total 7.500 dólares cada uno, para mi forma de pensar esto es una falta de respeto".

 

Según dejaron trascender, la pelea comenzó cuando Ojeda se opuso al homenaje de la Maradona Cup. No solo se le hacía imposible viajar hasta Arabia Saudita ya que quería cuidar a Dieguito sino que, tal como dijo en la nota, tampoco quería cobrar una fortuna para estar presente. Las dos hijas de Villafañe se opusieron férreamente y dijeron que irían junto al plantel de Boca. Cumplieron. 

 

Ahora los cinco herederos estarán atentos a la subasta online que se realizará el 19 de diciembre.  Por decisión de sus hijos, se pondrán a la venta desde inmuebles, camisetas, botines, gorras hasta libros y regalos que famosos le hicieron en vida al astro del fútbol mundial. Son 50 objetos y todo están valuados en dólares, por lo que esperan hacerse de otra fortuna en los próximos días. 

"Nadie quiso ir ni aunque les pagaran": la lista de celebridades ausentes en el evento de la China Suárez

 

Mientras tanto, hoy por la mañana, Ojeda se presentó con su hijo en un laboratorio de La Plata. También estuvieron Laprovittola con sus abogados y su padre adoptivo, y Gil con su madre. Los tres se sometieron a la extracción de material genético a través de un hisopado. Entre febrero o marzo se sabrá si Eugenia y Magalí son hijas de Maradona. 

 

En una entrevista, Laprovittola aseguró: “La verdad que peleé muchísimo para llegar a este día, me aguanté muchas cosas, tuve que cerrar la boca muchas veces. No fue fácil llegar a hoy asique estoy agradecida, primero a mis papás y abogados que vivieron el día a día, a Verónica y Dieguito toda la vida por la predisposición y también a la gente que me mando mensajes muy lindos. Y a Magalí y a su mamá que hoy fueron muy cálidas conmigo y hubo una contención mutua”.

 

Por su lado, Magalí eligió el bajo perfil. Vale recordar que ella se enteró que el 10 podría ser su padre cuando su madre biológica, que la había dejado cuando era una beba, le dijo en 2019 que: “Maradona es tu papá”. A partir de ese momento, comenzó la demanda de filiación. En tanto, Laprovittola se enteró que Diego podía ser su padre después de su muerte: “Mi mamá tenía una pareja y en un encuentro con Diego quedó embarazada. Cuando la pareja se enteró, le empezó a pegar en la panza para que me pierda. Era un contexto de mucha violencia y ella decidió darme en adopción”, relató. Ahora, gracias a la ciencia, podrán conocer la verdad de su historia. Mientras tanto, los herederos actuales continuarán con una batalla interna sin igual.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!