Secciones
Escándalo

La dura revelación del arzobispo que casó a Meghan Markle y el príncipe Harry

Desmintió a la duquesa de Sussex, quien dijo recientemente que tuvo una ceremonia privada tres días antes del casamiento público.

El arzobispo de Canterbury, que ofició el casamiento de Meghan y Harry, negó haber realizado una ceremonia privada para la pareja tres días antes de la fiesta oficial. Así, el religioso desmintió los dichos de la propia duquesa de Sussex, quien admitió que realizaron una boda íntima previo a la celebración pública.

Meghan y Harry se casaron el 19 de mayo de 2018.

En una entrevista publicada este miércoles por el diario italiano La Repubblica, el arzobispo Justin Welby, aseguró que tuvo “una serie de reuniones pastorales y privadas con el duque y la duquesa antes de la boda”, pero recalcó que “la boda legal fue el sábado” 19 de mayo de 2018, el día que se llevó a cabo la celebración oficial.

“Firmé ese día el certificado de matrimonio, es un documento legal y habría cometido un delito grave si no lo hubiera celebrado ese día”, aseguró.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De igual modo, volvió a aclarar que la boda legal fue ese sábado, pero que no piensa revelar detalles de las cosas que pasaron en otras reuniones previas.

La pareja dijo que se casó en una ceremonia privada antes de la pública.

Harry, el nieto de la reina Isabel II e hijo menor de su heredero, el príncipe Carlos, se casó con la actriz estadounidense en una gran boda el 19 de mayo de 2018.

Sin embargo, en una entrevista con la conductora Oprah Winfrey para la televisión estadounidense, emitida a principios de este mes, Meghan Markle contó que ella y su esposo intercambiaron votos en privado ante el arzobispo Justin Welby tres días antes del evento público.

“Tres días antes de nuestra boda, nos casamos”, contó la pareja.  “Nadie lo sabe. Llamamos al arzobispo y le dijimos: ‘Ese será el espectáculo para el mundo, pero nosotros queremos un momento solo para nosotros dos’”, aseguró.

Meghan está embarazada de su segundo hijo.

Además de este reciente escándalo, Meghan es también noticia porque decidió junto a su marido que quiere dar a luz a su segundo hijo en la mansión en la que viven hoy en día en el estado de California.

La noticia se conoció luego de la revelación desde el entorno de la pareja al portal Page Six. “Meghan planea tener un parto en casa con Archie, pero ya sabes lo que opinan de los planes prematuros… Al final, los doctores le aconsejaron ir al hospital […] Tiene una casa preciosa en California, lugar perfecto para tener a su baby girl”, le dijo a ese medio dicha fuente.

El sexo de este segundo bebé lo anunciaron con Oprah Winfrey, afirmando que “sería la segunda y última” para la familia Sussex. A su primer hijo lo tuvieron en un hospital privado en Londres, el 6 de mayo del 2019.

Cuando estaba embarazada de su primogénito, Markle ya había planeado tener un parto natural en Frogmore Cottage, la casa que compartía con Harry en los terrenos de Windsor, cerca de Londres, aunque no pudo ser porque finalmente necesitó ser internada.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!