Secciones
Casi 30 años después

El "bebé" de la tapa de Nevermind, icónico disco de Nirvana, denunció a la banda por pornografía infantil

El joven de 30 años está pidiendo por daños y perjuicios al menos 150.000 dólares de cada uno de los 15 acusados, que incluyen a los miembros sobrevivientes de la banda.  

De más está decir que se trata de una de las portadas más icónicas de la historia del rock. En la tapa de Nevermind, el álbum musical de Nirvana publicado el 24 de septiembre de 1991 y considerado como uno de los mejores de la historia, se ve a un bebé completamente desnudo en una pileta o piscina, tratando de atrapar un billete de un dólar que pende de un hilo de pescar frente a sus ojos.

El protagonista de la portada, de por entonces cuatro meses de edad, es Spencer Elden, quien actualmente a sus 30 años está llevando a juicio a la banda alegando que fue víctima de "explotación sexual" al ser retratado en esa tapa. "Las imágenes expusieron la parte íntima del cuerpo de Spencer y mostraron lascivamente los genitales de Spencer desde que era un bebé hasta la actualidad", afirman los documentos legales presentados en California.

De acuerdo con Spencer, sus padres nunca firmaron un documento que autorizara el uso de su imagen en el álbum. También alega que la imagen desnuda constituye un delito de "pornografía infantil". En este punto nos detenemos para remarcar que las fotos no sexualizadas de bebés generalmente no se consideran pornografía infantil, según la ley de los Estados Unidos. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En su denuncia, el joven -que ahora es un artista radicado en Los Ángeles- demandó a los músicos Dave Grohl y Krist Novoselic, quienes junto a Kurt Cobain, que se suicidó en 1994, formaban una de las bandas de rock icónicas de los 90. Otro de los denunciados por Spencer es el baterista Chad Channing, quien había abandonado la formación antes de la edición del disco.

El abogado de Spencer, Robert Y. Lewis, sostiene que la inclusión del billete de un dólar (que se superpuso después de que se tomó la fotografía) hace que el menor parezca "un trabajador sexual". “Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y a su música a costa de Spencer”, se detalla en la denuncia.

El caso legal también sostiene que Nirvana había prometido cubrir los genitales del pequeño Spencer con una calcomanía, pero el acuerdo -al parecer y según la propia denuncia- no fue respetado. En la presentación judicial también son demandados Kirk Weddle, el fotógrafo de la portada de Nevermind (que se convirtió en el número uno, reemplazando a Michael Jackson) y a Courtney Love, viuda de Cobain, como heredera del patrimonio del músico.

Spencer Elden sostuvo que su "verdadera identidad y nombre legal estarán para siempre ligados a la explotación sexual comercial que experimentó cuando era menor de edad (a causa de la imagen) que ha sido distribuida y vendida en todo el mundo desde que era un bebé hasta la actualidad". En ese sentido, afirma haber "sufrido y seguirá sufriendo daños de por vida" como resultado de la obra de arte, incluida "angustia emocional extrema y permanente".

También sostiene que la portada influye e influyó como "interferencia con su desarrollo normal y progreso educativo" y "tratamiento médico y psicológico". Por esta razón, está pidiendo daños y perjuicios de al menos 150.000 dólares de cada uno de los 15 acusados, que incluyen a los miembros sobrevivientes de la banda: Grohl y Novoselic; el administrador de la propiedad de Kurt Cobain; la ex esposa de Cobain y el mencionado fotógrafo de la portada.

Cabe destacar que 5 años atrás, cuando la portada había cumplido 25 años, Spencer Elden pensaba completamente diferente a como lo hace ahora. De hecho, en aquella oportunidad el protagonista de la foto había decidido posar de nuevo así, bajo el agua, detrás de un billete, aunque esta vez con un traje de baño. "Le dije al fotógrafo, 'hagámoslo desnudo'. Pero él pensó que sería raro", le había contado el joven al diario New York Post.

John Chapple, encargado de realizar la toma, le propuso que se pusiera un traje de baño, a diferencia de la original. Tal como puede verse en la imagen que rápidamente se viralizó y sirvió para rendir tributo a la banda, Elden está lleno de tatuajes, y por supuesto uno de ellos dice Nevermind. "El aniversario significa algo para mí. Es extraño que hice esto durante cinco minutos, cuando tenía cuatro meses de edad, y se convirtió en una imagen realmente icónica", dijo por entonces.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!