Secciones
Show

El caso Carlota: la violación en Gran Hermano España que cambió las reglas del juego

El acusado es José María López, otro participante de la emisión de 2017.

El capítulo más nefasto de la televisión española sucedió en noviembre de 2017. Por entonces, Gran Hermano Revolution, se emitía por la señal Telecinco y con poco éxito en el rating. Hasta que el escándalo golpeó a la puerta de la casa más famosa del mundo. Una noche, después de una fiesta con mucho alcohol, un participante violó a otra que estaba desvanecida por haber tomado muchos tragos. El abuso sexual quedó grabado. Ni un miembro de la producción interrumpió el delito.

Desde entonces comenzó una historia que se disputaría en los medios de comunicación, las redes sociales y la Justicia. Los protagonistas de esta historia se llaman José María López y Carlota Prado y el Caso Carlota, cambiaría para siempre las reglas del reality más repetido en todos los continentes. A pocos días de que el Ministerio Público Fiscal avance en la causa por abuso sexual, BigBang repasa los puntos más oscuros de esta terrible historia.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El comienzo del fin

El martes 19 de septiembre de 2017, Telecinco puso en marcha una nueva edición de Gran Hermano a la que llamó GH Revolution. El conductor era Jorge Javier Vázquez. El grupo variopinto se acomodó enseguida y a 10 días del inicio del programa, José María y Carlota tuvieron su primer encuentro sexual bajo un acolchado. La pareja tenía mucha química desde el comienzo y le dieron rienda suelta al amor.

En ese sentido, en el confesionario, Carlota le dijo a Súper, como le dicen a Gran Hermano en España: "Como ves, se nos está yendo un poco de las manos a José María y a mí. Aquí las cosas se magnifican y hay veces que me rayo y lo paso un poco mal. Me suele gustar tener todas las situaciones bajo control. Me río con él, estoy muy bien con él y me siento privilegiada por tener aquí a una persona que considero especial, porque sigo pensando que es una bendición aquí dentro tener a una persona con la que demostrar cariño. Pero a día de hoy, sigo sin saber, por ejemplo, si él está jugando. A veces pienso que él está actuando así para generar más bombo... Es que no lo sé".

Lo cierto es que al mes del inicio del programa, José María y Carlota eran “novios” dentro de la casa y le solicitaron a la producción tener una hora sin cámaras para mantener un encuentro más íntimo. Durante ese espacio, no fueron grabados pero se sabe que tuvieron sexo. Ella le contó a sus compañeras lo bien que la pasaron esa noche y lo que hicieron.

Pocos días después, pasaría lo peor. Era la noche del 3 de noviembre cuando Gran Hermano avisó que harían una fiesta en la casa. Sin comida por haber perdido la prueba semanal, a los participantes les dieron mucho alcohol de regalo. A Carlota le cayó mal y quedó desvanecida en su cama. Cerca de la 1.30 de la mañana, José María ingresó a la habitación, se acostó junto a ella y luego de comprobar que no se despertaba, le sacó la ropa y abuso sexualmente de ella.

El público no sabía lo que había ocurrido. Pero al otro día, por la mañana, José María y Carlota ya no estaban en la casa. Él había sido expulsado. Ella se encontraba al cuidado de profesionales médicos. Los espectadores se preguntaban en redes sociales qué había ocurrido. Esa tarde, el productor general de GH Revolution se presentó ante la Guardia Civil, en la zona de Colmenar Viejo, en Madrid, para denunciar a López por presunto abuso sexual contra Prado.

Tras dar aviso a las autoridades, comenzó una investigación judicial. Fue entonces que desde la cuenta oficial de Twitter publicaron un comunicado: "La dirección de 'Gran Hermano' ha decidido expulsar del programa a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa". En la gala del domingo 5, el conductor lo leyó de manera oficial.

Para ese entonces, la mayoría del público imaginaba dos cuestiones: o que José María había llevado adelante un episodio de violencia, con golpes, o que se trataba de una violación sexual. Sorpresivamente, el acusado postearía en su cuenta de Twitter. Esa sería la única vez que hablaría en público. "Muchas gracias por el apoyo que estoy recibiendo. Y muchas gracias por hacer mi sueño realidad en estos cuarenta y tantos días que llevo en la casa de 'Gran Hermano'. Un abrazo", escribió.

Horas después, la denuncia contra el participante se hizo pública y se comprobó que era por haber violado a Carlota, quien fue su pareja durante la estadía en la casa. Por entonces, los rumores aseguraban que la Guardia Civil había visto las imágenes del delito y que dudaba de la veracidad de la denuncia. Los seguidores del abusador insultaron despiadadamente a la víctima. Por eso, desde la producción de GH tuvieron que emitir un nuevo comunicado: "Se han puesto los hechos en conocimiento de las autoridades, pero es falso que se hayan entregado o mostrado imágenes a la Guardia Civil. Es todo lo que se puede precisar, por respeto a la intimidad de las personas afectadas".

El miércoles 8 de noviembre, a cinco días de la violación, Carlota regresó al reality. Tras un corte en la transmisión de 24 horas, se mostraron imágenes de la joven en el patio de la casa, contenida por sus compañeros y compañeras, tras cuatros días de ausencia. Luego de contar lo ocurrido a sus compañeros, utilizó un blog especial del que disponían los participantes para dar a conocer sus sensaciones.

“No sé si podéis llegar a imaginarlo, pero el sábado por la tarde mi vida, mi realidad, mi todo... estaba aquí dentro. Y, creedme, después de tener conocimiento sobre lo ocurrido no quería más que abrazar, sobre todo, a mi 'bro' Chris G. y a mi Miguelito. He estado 4 días, pues, en otro tipo de aislamiento, en el que la base no era para nada grata, pero me ha servido para reflexionar, para asimilar, y para empezar poco a poco a digerir”, escribió.

Y agregó: "Quiero dejar claro que la decisión que se me comunica sobre la expulsión de JM en el primer momento me deja atónita, no logro imaginar el motivo, pero tras ver las imágenes, el 'shock' es tremendo y, muy a mi pesar, entiendo y estoy de acuerdo con lo que se decide. Yo soy la persona que pide hablar con él, yo soy la persona que pide que él también lo vea, aunque él lo vivió, él sí estaba consciente. No sé a qué hora, pero ese sábado por la tarde para mí se convierte en un total desconocido, con el que espero no tener que volver a tratar".

La hora de la verdad

Aunque nadie de la producción de Gran Hermano contó lo que había ocurrido, la propia Carlota lo confirmó en su blog. Horas después, desde el programa mostraron un video en el que la chica explicó cómo se sentía y que quería volver a competir a la casa. Pero ocho días después de su reingreso, el 16 de noviembre, y luego de ser votada por sus compañeros, quienes no la veían bien, Carlota fue expulsada de la casa con el 60% de los votos.

A partir de ahí se supo la verdad. Carlota tenía prohibido hablar del abuso que había sufrido en la casa. Le habían hecho firmar un documento. Una vez en el estudio, al ser entrevistada por el conductor, este le dijo: "Tú has vivido el concurso en dos partes y al volver pudiste explicarte en el confesionario. Aquí no se ha hablado de nada más y no vamos a hacerlo por respeto a tu intimidad". Silencio.

Pero Carlota no quería que lo que sufrió quede en la nada. Durante el Debate, Carlota le dijo a Jordi González, el conductor del envío: "El principal motivo por el que estoy en la calle esta noche y no en 'Gran Hermano' es por lo que me pasó. Estuve ausente de la casa cuatro días y este es un tema del que tengo muchas ganas de hablar". Pero no la dejaron. El conductor le respondió: "No será ahora, porque tenemos que hacer la sección de 'El show de los 10 segundos". Fin.

La lucha de Carlota

El 7 de diciembre de 2017, la joven denuncia a José María en la Justicia. Siete días después, GH Revolution llega a su fin. Ese sería la última vez en la que Carlota se muestra en televisión. Durante todo ese tiempo, la recuperación emocional de la joven, los tristes tiempos de la Justicia y el intento de ocultamiento de ciertos medios de comunicación, dejaron al caso en un silencio absoluto. Hasta que el 30 de julio de 2019, Carlota decidió hablar. Lo hizo a través de su cuenta de Instagram: "Denuncié, por supuesto que denuncié. Han pasado casi dos años y todavía no hay fecha para el juicio, mientras, yo sigo sin poder rehacer mi vida".

Dos meses después, en septiembre de 2019, la joven brinda su primera entrevista. Lo hizo con el diario El Confidencial y relató cómo se enteró de que había sido violada por quien era su pareja dentro del reality. "Me dijeron que me tranquilizara y que tenía que ver unas imágenes. Y en ese momento me pusieron el vídeo con lo que sucedió esa noche, sin avisarme de lo que estaba a punto de ver”. Y agregó: “Dura casi 10 minutos y se ve perfectamente que [José María] se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente".

Por esos días, los abogados defensores del acusado pusieron en duda la denuncia de Carlota y el supuesto video de la violación. Pero, en noviembre de 2019, el mismo diario que la entrevistó publica el video del confesionario, cuando la participante se entera que había sido violada. Las imágenes son estremecedoras. Mientras llora y grita al ver las imágenes del abuso sexual, al producción de Gran Hermano no le dio ayuda psicológica ni apoyo de ningún tipo.

"Por favor, para ya 'Súper', por favor. Que sigue el puto audio 'Súper', quitalo. Por favor, traigan algo que me relaje, de verdad. Tengo el corazón a mil. A mil", se escucha a la joven mientras mira el video de la violación. Horas después fue retirada de la casa. Ese video tuvo tal impacto que varios famosos organizaron un boicot comercial desde Twitter a GH VIP. Lo lograron tras el retiro de varios anunciantes.

Lo terrible fue que dos años después de la violación, los psicólogos de Gran Hermano se comunicaron con Carlota. Algo que no había hecho en ningún momento. En diciembre de 2019, la Fiscalía Provincial de Madrid solicitando dos años y medio de prisión para “José María López Pérez por un delito de abusos sexuales y una indemnización de 6.000 euros”. También se le inició un juicio a la productora por mostrarle las imágenes del abuso a la mañana siguiente del hecho, cuando se encontraba "sola y sin más compañía que la voz en off del conocido como Súper". En tanto, la acusación particular de Prado fue de siete años de prisión y una indemnización de 100 mil euros por daños morales.

Aunque el inicio del juicio tenía una fecha de inicio para febrero de 2022, todo se retrasó porque Carlota no se presentó a declarar por “problemas personales” vinculados a una depresión. Ahora salió a la luz que se cayó la acusación particular y que ella decidió no presentarse con un abogado de manera privada. Por ende, el juicio seguirá solo con la acusación del Ministerio Fiscal. El juicio oral comenzará el 3 de noviembre y finalizará el 8 de noviembre. Por ahora no se sabe si Carlota irá a declarar.

El Caso Carlota y el cambio de reglas

Tras la violación de José María a su novia en Gran Hermano, las reglas del reality debieron cambiar en todo el planeta. En primer lugar, las bebidas alcohólicas son administradas de forma mucho más acotada. Es decir, los participantes ya no cuentan con una barra y botellas casi infinitas sino que pueden tomar una cerveza o unas copas de champagne cada uno.

Por otra parte, al momento de tener relaciones sexuales, si bebieron alcohol, están totalmente prohibidas en cualquier circunstancia bajo pena de ser expulsado de la casa. Por otra parte, en el caso de querer tener sexo, las dos partes deben dar su consentimiento porque está firmado en el contrato de ingreso. Para eso tienen dos opciones: acercarse a una cámara y decir que quieren tener sexo con tal persona. O mirar a una cámara y levantar el pulgar.

Mientras tanto, Carlota espera su justicia.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!