Secciones
No está bien

"El cuerpo tiene memoria": Calu se metió a una pileta "mágica" para sentirse "en el útero materno"

La pareja de Aito De la Rúa estuvo en la costa mexicana haciendo ejercicios de "agua mágica".

La modelo y actriz tucumana Calu Rivero volvió a ser noticia por difundir en sus redes sociales una experiencia particular y curiosa que le tocó disfrutar. La influencer también conocida como Dignity, nombre con el que pasó a auto percibirse a sí misma hace algunos años, tiene un largo historial de anécdotas raras y declaraciones contradictorias en su haber, producto de su ostentoso y superficial estilo de vida.

En la actualidad Rivero está embarazada y en pareja con Fernando "Aíto" De la Rúa, el hijo del ex presidente, con quien hace poco volvieron a estar juntos, pero que es un amorío que comenzó en 2008, cuando ella tenía 21 y él 32. Y es por eso que tiene mucho más sentido la actividad que fueron a hacer juntos a las playas de Tulum en México, la cual la modelo mostró a fondo en su cuenta de Instagram.

“Volver al útero materno a través de esta técnica #aguamagica #wataflow. Quien iba a pensar que yo recordaría cosas, emociones que sentí cuando estaba en el útero de mi madre. Yo no! Si era apenas un bebe. Pero lo cierto es que el cuerpo tiene memoria y cuando empecé a replicar los movimientos que hacemos cuando estamos en el útero, en el agua, mi cuerpo comenzó a traerme sensaciones bellísimas e inesperadas. Qué difícil ponerlo en palabras, mientras escribo esto, siento piel de gallina en mis brazos", publicó Calu.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Las fuertes sensaciones que vivió la actriz están ancladas en el fuerte proceso hormonal que implica tener un bebé en su vientre, algo que se manifestó en otras partes del texto con el que acompañó las imágenes de su innovador tratamiento. 

"Al estar embarazada, en mi intención pedir conectar con mi proceso. Mi yo antes, cuando estaba en el útero de mi madre y mi yo ahora, con este bebito que está dentro de mi útero. Primero me vinieron recuerdos preciados que me llenaron de gratitud para con mi mamita. Y después conecté con bebé y papá, con entregarnos los tres a este nuevo proceso con confianza y amor. Amore, gracias por tener esta visión tan clara con respecto a que hacer para conocernos más y mejor. Gracias por invitarme a que viva esta experiencia memorable", celebró, al mismo tiempo que elogió a su pareja por tener la iniciativa de llevarla ahí.

“Gracias @oceane_therapy por ser el canal perfecto para este recordar, por guiarme con los movimientos, por cantarme con tu dulce voz y hacerme sentir bebé de nuevo. Gracias @nomadetulum por tener estos templos de agua que contienen este recordar sagrado. What!!!. No dejo de sorprenderme con las infinitas posibilidades que tenemos para conectar más y más con nosotros mismos. Hay cosas que simplemente no podemos dejar de experimentar y esta es una de ellas. Ashé”, cerró su publicación Calu.

La curiosa experiencia probablemente suene seductora, y hasta sea atractiva, para muchas mujeres que están en la misma situación de embarazo que Rivero, aunque pocas podrían darse un lujo tan caro y extravagante como ese. Aunque, finalmente, el hecho difundido es uno más en el largo historial de curiosidades que tiene.

Ojo con los ácidos

Si bien algunas declaraciones de Dignity hacen pensar en otro tipo de ácido como el lisérgico, la modelo hizo una referencia bastante complicada en tiempos donde la pandemia de COVID-19 asolaba al planeta y dejaba tendales de muertos en las principales ciudades.

"Siguiendo los consejos de mi acupunturista. Cuando estés en un espacio público tomá agua cada 15 minutos. Ella lava lo que está en la boca hasta el estómago. El ácido en el estómago mata el virus", escribió en una historia de su Instagram. Si bien la falta de criterio científico se originó en la persona que le dijo esa elaboración ficticia de cómo funcionan los organismos virales a Calu, la actriz no dudó en reproducir una concepción que, de haberse repetido en otros lugares como de forma preventiva, no salvó ninguna vida ni evitó ningún contagio.

Una Navidad única e irrepetible

La Navidad... perdón, como le dice Calu, la "Lavidad", es una de las fiestas favoritas de la tucumana. Eso quedó demostrado durante la primera de esas fiestas que vivió ya con su nueva identidad de Dignity, la cual se dio en 2019 y en donde se animó a bautizar con otro nombre al festejo. “Me gusta jugar con las, con las palabras jugar. Celebramos la Navidad pero también la vida, lavidad”, había escrito en aquel entonces. Y sus polémicas para esa jornada no se quedaron allí, ya que también subió un video en la cual recibe la festividad con un baile exótico, vestida solamente con la parte de abajo de una bikini y una camisa desabrochada.

"Estoy experimentando una nueva forma de comunicar mis sentimientos", contó en el posteo la actriz. "Una nueva piel. Un relato que dejé ir. Un cambio de actitud que me enriquece pero no me define. Es ser honesta conmigo misma y con los demás. Es amor propio. Ya ahora escojo y decido todo", agregó allí.

El mejor fertilizante

Unos días antes de que pasara a modificar su nombre, la modelo ya venía mostrando los fuertes cambios que se generaban en su interior. Y es por esto que llamó la atención con una práctica que, en este caso sí tiene un sustento científico, pero que no deja de ser curiosa y marginal en términos profesionales.

"Esto significa para mí tener un estilo de vida sustentable. Usar mi sangre menstrual como fertilizante para la tierra de mis plantas", reconoció en una historia de su Instagram. Y es algo que es cierto, porque está comprobado el alto contenido de nitrógeno y otros nutrientes, producto de las células madre del endometrio, además de hormonas, lípidos y proteínas.

“Mi sangre menstrual es alimento para una armoniosa integración de nuestra naturaleza, proporcionando alimentos y energía de manera sostenible”, celebró en esa publicación.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!