Secciones
Show

El desgarrador y emotivo festejo de "Tití" Fernández: "Sole, para vos hija"

 María Soledad Fernández falleció luego de que el vehículo en el que viajaba fuera impactado en la ruta que une San Pablo con Belo Horizonte.

Entre lágrimas, muy conmovido y feliz por la consagración de la Selección Argentina, el querido y respetado periodista deportivo Tití Fernández recordó a su hija, María Soledad, quien falleció durante un siniestro vial cuando viajaba desde San Pablo a Belo Horizonte en el Mundial de Brasil 2014. Tití publicó un video con los futbolistas argentinos de fondo celebrando y no dudó: "Sole, para vos hija. ¡Mirá, ahí están! ¡No pudieron antes, pero hoy si pudieron!".

Con la voz quebrada, propia de la emoción, la alegría y la tristeza por no poder celebrar este triunfo histórico junto a su hija, Tití agregó: "Para vos mi vida, preciosa, divina...¡Somos campeones del Mundo, Sole! ¡Te quiero mi vida!". Sumado a su emotivo video, Tití le dedicó unas palabras al capitán de la Scaloneta en Twitter: "Que lindo sos Lio, me diste la nota cuando lo único que quería era ir a festejar al vestuario con tus compañeros y como si fuera poco me dejaste besar la copa", escribió.

Y junto a una postal donde se lo ve dándole un conmovedor beso a la Copa del Mundo en las manos de Lionel Andrés Messi, sentenció: "Sos un fenómeno Messi, te quiero amigo. Yo no jugué pero gracias al fenómeno de @leomessi pude besar la copa del mundo. Hoy fue mi última transmisión desde el campo de juego y estoy muy feliz que haya sido Justo cuando la Argentina salió campeón".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El 2 de julio, pero del año 2014, Tití Fernández recibía la peor de las noticias que le pueden dar a un padre: su hija María Soledad Fernández falleció luego de que su auto fuera embestido por otro que le hizo perder el control y dar varios giros en las calles de Brasil. En el vehículo, además, iban dos colegas y productores de TyC Sports que tuvieron que ser internados.

Todo ocurrió durante el Mundial de Brasil, cuando el auto de los periodistas de la señal de deportes se dirigía desde San Pablo hacia Belo Horizonte después de que la Selección Argentina venciera a Suiza por los Octavos de Final de aquella Copa del Mundo. La hija del periodista salió despedida del vehículo al no tener cinturón de seguridad puesto y murió en el acto.

Ella viajaba en el asiento de atrás cuando el vehículo recibió el impacto de un Volkswagen Golf cuyos conductores escaparon y fueron detenidos minutos más tarde en una estación de servicio. El choque fue frontal, a la altura del kilómetro 619 de la Ruta BR-381, en el municipio de Oliveira, en Mina Gerais. 

María Soledad Fernández había viajado unos días antes, cerca de dos semanas, para darle una sorpresa a su papá, que desde hacía décadas trabajaba como periodista en las coberturas de los mundiales. La joven había llegado el 17 de junio y su sorpresa había despertado una gran alegría en Tití, quien había compartido una foto junto a su hija durante una cena.

El autor material del homicidio de María Soledad Fernández fue Marcos Vinicius da Silva, quien en 31 de julio de 2015, un año y un mes después del siniestro vial, fue condenado a cinco años y tres meses de cárcel por el crimen. “La Justicia existe, carajo. Condenaron al asesino de Sole, gracias al juez Adelardo. Gracias a todos los que nos ayudaron a conseguirla”, escribió en aquel entonces Tití Fernández en su cuenta de Twitter.

En aquella ocasión, el periodista aseguró que sentía alivio tras el sufrimiento que habían sentido por la muerte de su hija. “Recién nos dimos un abrazo que hace 20 años no nos dábamos. Es terrible, es una sensación de dolor y felicidad que no se puede creer. Estamos muy felices, nunca más vamos a tener a Sole, pero por lo menos luchamos para algo y lo conseguimos”, dijo en aquel entonces.

“El conductor fue un imbécil de 20 años que andaba como loco al volante en una ruta sinuosa que provocó lo que provocó. No estaba ni drogado ni borracho, ni quería robar. Era un estúpido, iba acompañado por otro joven que no tenía nada que ver, al que no condenaron”, contó en aquel entonces.

En plena pandemia, Tití había contado a través de sus redes sociales que iba a ser abuelo, ya que su hijo sería papá, y que en homenaje a María Soledad el nombre de su nieta sería Sol. “No puedo parar de llorar”, señaló en un emotivo video junto a su esposa Nora. “Voy a ser abuelo de una nena y Luján Gonzalito, como homenaje a nuestra Sole, la van a llamar Sol. No puedo parar de llorar de la emoción que nos provocaron. Sole desde el cielo debe estar feliz con la llegada de su sobrina”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!