Secciones
Show

El día que Mirtha se quejó por las tarifas y que Juanita cargó contra los que "viven del Estado"

La conductora y su hija, Marcela Tinayre, reciben miles de pesos al año en subsidios.

Corría mayo del 2016. Por ese entonces, Mauricio Macri llevaba tan sólo cinco meses en el Gobierno y desde enero de ese año llevaba adelante de la mano de Juan José Aranguren el "sinceramiento tarifario", un eufemismo empleado para tamizar los tarifazos de más del 700% que impulsó a los pocos días de asumir la presidencia. 

Indignada por la suba de los servicios, aunque sin haber renunciado a los subsidios pese a ser una de las mujeres más ricas de la Argentina, la "Chiqui" se mostró "firme junto al pueblo" y cruzó al por entonces presidente (a quien apoyó públicamente): "Espero que bajen las tarifas". 

"La calle Corrientes no puede estar a oscuras. Los productores tienen razón. Tienen que pagar las luces de los letreros y no se puede tener un teatro a oscuras. Espero que alguna vez bajen las tarifas o que permitan subir las entradas. Voy a hablar con el presidente y espero que intervenga también Horacio Rodríguez Larreta", disparó la conductora, aunque suavizó: "Mauricio está haciendo todo lo posible para que la sociedad no se vea afectada por la inflación; son los empresarios los que no quieren bajar los precios".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Atento a las críticas públicas de Legrand, Macri no tardó en convocarla a un almuerzo en la Casa Rosada. Y, como era de esperarse, Mirtha acudió a la cumbre en Balcarce. "Le dije que las tarifas eran muy altas y que habían sido muy precipitadas. Que debió haber sido todo más gradual o escalonado", reconoció la conductora al salir del encuentro del que también participó Marcos Peña y el por entonces secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis.

"El almuerzo estuvo fantástico, buenísimo, muy agradable. Éramos cinco personas, la verdad con ganas de comer. Venía un poco preocupada pensando por qué me habían invitado, porque yo hablo bastante mal del Gobierno", disparó con ironía la conductora, quien si bien le espetó en dos oportunidades a Macri sus políticas de ajuste, lo cierto es que llegó a decir que daría "su vida" para evitar "el regreso del kirchnerismo".

El menú de ese encuentro consistió en una entrada de gazpacho, salmón de plato principal y postre de chocolate con helado de pistacho. "Se puso corbata para mí. Me entregó una foto linda que nos sacamos los dos y un libro de Nelson Mandela. Fue muy armonioso", reforzó la diva al salir de La Rosada, ya no tan indignada por el tarifazo.

 

Casi un año más tarde, ya en marzo del 2017, Mirtha y Macri volvieron a encontrarse públicamente. Fue durante el programa especial que la conductora realizó desde la residencia presidencial de Olivos y que contó con la participación del por entonces presidente y su mujer, Juliana Awada. "¿Cuánto cobra de mínima un jubilado?", indagó Mirtha desde la cabecera. "Cobran nueve mil pesos y pico, creo", respondió titubeante Macri. El número era mucho más bajo: $6394.

"Ustedes no ven la realidad", le espetó la conductora, quien todavía cobraba los subsidios tarifarios. Esa noche, según trascendió, Macri tuvo un "ataque de furia" por su incapacidad de llevar adelante el mano a mano con la diva sin "hacer agua" en sus respuestas. Pero la relación volvió a normalizarse al poco tiempo y, un año después, Mirtha volvió a ser invitada a Olivos, pero para una reunión "casual" de la que también participó Susana Giménez.

Pocos días después de la cumbre VIP en la residencia presidencial, Mirtha volvió a hacer público su apoyo al presidente: "El otro día me dijo: 'Te quiero mucho, aunque me das demasiado'. La relación es muy cordial, pero él sabe que hay cosas que no me gustan y las digo; por más que yo lo haya votado. Lo del tarifazo es una cosa tremenda, no hay país que soporte esas tarifas. A menos que sean unos sueldazos fabulosos, entonces está compensado. La gente está muy mal, es una lástima; que se pongan las luces y traten de remontar esto antes de octubre (por las legislativas), porque sino la cosa va a estar muy peleada".

Lo del tarifazo es una cosa tremenda, no hay país que soporte esas tarifas"

Mientras se quejaba del "tarifazo" de Macri, Mirtha y su familia seguían percibiendo el subsidio, pese a que desde noviembre del 2011 tenía la posibilidad de renunciar al mismo para beneficiar a aquellos cuyos sueldos, tal y como ella misma exigió, no podían hacer frente a la suba de más del 700 por ciento impulsada por el macrismo.

Ya en 2019, pocos meses antes de las elecciones en las que finalmente se impuso el Frente de Todos, Mirtha volvió a apoyar a Macri. "Ojalá gane Macri de nuevo. Yo lo apoyo y lo volvería a votar. Con tal de que no vuelva el kirchnerismo, todo. Daría mi vida para que no vuelva el kirchnerismo".

El día que Juanita Viale, la "nietísitma", cargó contra los que "viven del Estado"

Tal y como Jorge Rial reveló en Argenzuela, Mirtha Legrand recibió $89.608 en subsidios el último año, mientras que su hija, Marcela Tinayre, sumó otros $187.313. Pese a que su pudiente familia percibía miles de pesos de subsidios, Juanita Viale no titubeó a la hora de cuestionar a quienes "viven del Estado" desde su "mesaza" del Grupo Clarín.

Fue en octubre del 2020, cuando el aislamiento por la pandemia aún era inflexible y millones de argentinos peleaban por poder comer. "Estructurar tu vida dependiendo del Estado, del IFE o de la Asignación Universal por hijo, o las otras que hay, te limita tu capacidad de pensamiento para salir a buscar un trabajo, porque tenés un ingreso ya", disparó desde su trabajo, heredado desde ya.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!