Secciones
Show

El drama de Rubén, el salteño que se ganó el 0km en lo de Guido: "Vengo de tres años muy difíciles"

El taxista había conmovido a propios y extraños al llevarse días atrás el premio mayor en el juego de las ruletas de "Bienvenidos a bordo".

La semana para Rubén, el taxista que participó en el juego de las ruletas en “Bienvenidos a bordo”, el programa que conduce Guido Kaczka, comenzó cargada de emociones al convertirse en el primer ganador del 0km. “Creeme Guido, nunca gané nada, ni una rifa”, contó el participante.

Sus lágrimas de emoción se reprodujeron en las redes sociales y su nombre no tardó en convertirse en tendencia. “Mi mujer me mandaba mensajes, me preguntaba si estaba nervioso, pero estuve muy tranquilo”, relató y contó que es padre de siete chicos: cinco de su primer matrimonio y dos de su actual pareja. Pero no todo en la vida de Rubén es felicidad, debido a que -según contó- no puede ver a sus hijos desde hace varios años.

A días de su gran logro personal, Rubén dialogó con Confrontados. reveló que está "feliz" por haber ganado el 0km, pero sorprendió al revelar su dura historia familiar. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Vengo de tres años muy difíciles", dijo el salteño, dando a conocer que no puede ver a los cinco hijos que tuvo con su primer matrimonio debido a un conflicto que mantiene con su ex esposa. "No me los dejan ver", aclaró, con lágrimas en sus ojos.

Y agregó: "Uno sabe con quien se casa y no con quien se separa. La madre no quiere (que los vea). Ya va a pasar, como todo...No, no me dejan tener contacto con ellos. Y eso que voy... ojalá mis hijos me estén viendo. Como siempre les digo, su papá los ama y pienso todos los días en ellos".

Según contó, tampoco pudo hablar con ellos después de haber ganado el gran premio en el ciclo que conduce Guido. "Yo también tengo que ser feliz. Y hoy soy feliz con la persona que estoy ahora", sostuvo Rubén, con la voz quebrada.

Finalmente, aclaró que el conflicto inició cuando él tomó la decisión de dejar el hogar familiar para irse a vivir con su nueva pareja: "Me rompieron el auto, me tiraron la ropa... Yo no me llevé nada. Cuando una cosa no va más, no va más. Yo también merezco ser feliz".

Y concluyó: "Quiero tratar de llegar a mis hijos de alguna forma. Ellos tienen que saber que los amo, que papá siempre va a ser papá. Ahora tengo mucha felicidad, pero me falta esa parte".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!