Secciones
Show

El encuentro final de la China y Vicuña, el estreno de su serie y la nueva obsesión de la actriz

A pocos días de su separación, publicaron el trailer de una ficción en la que son amantes.

Hace pocas semanas, Benjamín Vicuña pateó el tablero. Desde su cuenta de Instagram, el actor confirmó su separación de Eugenia Suárez, con quien tuvo a Magnolia y a Amancio. A diferencia de otras oportunidades en las que era la actriz quien se encargaba de desmentir con posteos o publicaciones directas en Instagram los rumores, en esa ocasión, fue el chileno quien dio a conocer la noticia. Y para la China fue una verdadera sorpresa. 


"Queremos lo mejor para la familia que somos y seguiremos siendo. Hoy eso nos lleva a tomar un nuevo camino separados como pareja, pero con amor y siempre unidos por nuestros hijos. Agradecemos el respeto por esta decisión y darnos el tiempo para vivir este proceso de la mejor manera", confirmó el actor trasandino desde su cuenta en Instagram.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Por unos días hubo silencio por parte de la actriz. Hasta que la China le dijo a Marcelo Polino que la separación llevaba un tiempo y que no sabía que Benjamín iba a contar la situación a través de sus redes sociales. “No sabía que iba a hacer el posteo hablando de la separación”, le contó.


Según dijo la actriz y modelo, no hubo amantes, ni otra mujer, tal como se planteó tras el anunció de Vicuña. En diálogo con Polino, la China aseguró: “Estamos en paz, no hubo terceros en discordia. Están inventando un montón de cosas. No pasó nada, seguimos siendo familia”. Era todo falso.

 

Tal y como reveló BigBang semanas atrás, el último disparador de la crisis fue económico. En efecto, la pareja compró a principios de año una fastuosa casona de campo en Pilar y en junio comenzó con el trabajo de las remodelaciones para dejarla como nueva. Además del inmenso parque, la propiedad cuenta con una cantidad de habitaciones lógica para la numerosa familia, incluidos Bautista, Beltrán y Benicio, los hijos del chileno con Carolina Ardohain, y Rufina, la hija de la actriz con Nicolás Cabré

 

 

El problema fue el elevado costo de la remodelación, no contemplado por el chileno. Cabe recordar que Vicuña le pasa a su ex mujer cerca de 10 mil dólares mensuales por la cuota alimentaria de sus tres hijos mayores y el bolsillo está ajustado. Hubo discusiones porque el actor no quería invertir tanto dinero y la China quería construir la “casa de sus sueños”. La crisis se hizo una constante y estalló.

 

Para colmo, en esos días de tantas discusiones, Suárez se habría enterado de una supuesta infidelidad de su pareja. Y se lo reprochó. Ya no había marcha atrás. Tiempo después, la historia de Marianela, una moza que Benjamín habría conocido en Córdoba salió a la luz. Según comentaron, la chica se habría enojado con Vicuña por un desaire luego de una noche de pasión en 2019 y le escribió a la China contándole los detalles del encuentro. Fin.


Pero la China, por supuesto, lo negó. En Instagram publicó unos videos donde dijo: "Cómo rompen los huevos que no tengo con la moza. ¡No me escribió nunca nadie! Nadie me dio detalles físicos (de Benjamín), ni siquiera sé si existió (la infidelidad), no tengo idea. ¡Paren ya, por favor! Dejen a la gente separarse en paz. ¡No pasa nada!".

 

E irónica, finalizó: "La gente no se separa siempre por una infidelidad o por una traición. La gente se separa por muchas otras cosas más simples. Dejen separarse a la gente en paz. Nos queremos un montón, está todo bien, nos separamos bárbaro aunque eso no venda. Pero córtenla ya, por favor... Ufff... ¡Buen día!". Luego de eso no habló más de la supuesta amante. Pero se supieron las otras razones de la separación.

De hecho, también afirmaron que Vicuña está “desolado” por el final de la relación. De hecho, desde Chile señalan que Vicuña estaría muy angustiado porque La China le dijo que “ya no lo amaba más”: Esto no hizo más que enfurecer a la familia del galán, ya que la ex Casi Ángeles se lo dijo tan solo un mes después de haber comprado una enorme casona en un barrio privado de Pilar.

 

La información fue dada a conocer por Laura Ubfal, quien señaló que el actor "tuvo que vender acciones" para comprar la casa que puso a nombre de la actriz, con quien tuvo a sus dos últimos hijos, Magnolia y Amancio. Al parecer, del otro lado de la cordillera de Los Andes estarían furiosos con La China por decirle al chileno que ya no lo amaba apenas un mes después de firmar el boleto y comprar la famosa casona de campo en las chacras de Pilar.

 

Cabe destacar que dicho inmueble está siendo remodelado por la actriz para vivir con sus hijos. De acuerdo con la periodista, la familia de Vicuña asegura que la compra de la propiedad implicó mucho esfuerzo para el actor y que, incluso, él habría puesto mucho más dinero que ella para adquirirla. Al mismo tiempo, sostiene que el actor estaría “destrozado” por la ruptura y que sólo encuentra refugio en el trabajo.

 

Según había trascendido, la ahora ex pareja de actores había adquirido una casona de 7 hectáreas valuada en 1 millón de dólares en el barrio cerrado San Javier, situado sobre la calle Isla Belgrano. Se trata de una propiedad antigua que la China anticipó que iba a reformar a su gusto. Sin ir más lejos, la actriz comparte el proceso con sus seguidores y su propósito, aseguró, es hacer una suerte de adaptación del programa norteamericano en el que durante una semana arquitectos y diseñadores corren contra el reloj para renovar completamente una casa. "Pronto en mi cuenta se viene mucho extreme makeover", había anunciado. 

Más allá de la bronca de los Vicuña y de la tristeza de Benjamín, hubo un encuentro secreto y a solas. Lejos de todos. Sin sus hijos. Y listos para decirse todo cara a cara. En esa jornada, a Vicuña le quedó en claro que no habría ninguna reconciliación, como habría ocurrido en muchas otras veces. La China le dijo que estaba cansada de todo lo que había vivido en los últimos años y que no sentía más nada por él.

 

Ahí también hubo una especie de división de bienes. En eso si llegaron a un acuerdo. No pretenden hacer un circo mediático en la Justicia. Aunque muchos aseguran que la China se guardará ese as bajo la manga en caso de que Vicuña no cumpla con lo que le prometió. Además de la compra, ella quiere que él se encargue, dólar por el dólar, de la remodelación de la mansión. Cuando eso finalice, sólo le pediré una cuota alimentaria. En dólares. Por supuesto. 

 

Mientras tanto, ahora ambos tendrán que ver en pantalla los buenos viejos tiempos. Es que llega el estreno de la mini-serie Terapia Alternativa, donde ambos interpretan a una pareja de amantes que intentan ponerle un fin a su relación con el objetivo de cuidar a sus respectivas parejas. Del trailer que se dio a conocer hace pocas horas, llamó la atención la decena de escenas hot que habían interpretado y que serán el “morbo” de esta nueva ficción. Muchos especulan que Vicuña y Suárez se separaron “a propósito” para promocionar la serie. Eso es absolutamente falso.

 

Ahora, mientras Vicuña se mete de lleno en nuevos proyectos laborales; la China se ocupa de la remodelación de su casa y de una nueva pasión: la actividad física. Además de hacer yoga y pilates, comenzó a hacer algo de bicicleta. Su profesora dijo:  “Es un entrenamiento diseñado para tomar cuatro clases por semana, son de unos 25 minutos y consta de cinco rounds de cinco ejercicios cada uno, son 40 segundos de ejercicio y cinco de descanso, todas las clases son diferentes, ninguna es igual”.

 

La China espera recuperar fuerza y musculatura en apenas siete semanas. Después de eso viajará a España porque tiene compromisos laborales. Para ese entonces, Vicuña estará bien lejos física y sentimentalmente. Tal vez, en Madrid, Eugenia se anime a encontrar un nuevo amor. O la polémica entre ambos puede seguir creciendo. 


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!