Secciones
Show

El estado de salud de Fede Bal, el chiste de Scioli y la operación: "Estoy con montón de calmantes"

El actor sufrió un accidente en Brasil que le dejó una fractura expuesta.

El último viernes, la salud de Federico Bal preocupó a propios y extraños: el actor estaba grabando algunas escenas para la nueva temporada de Resto del mundo en la isla de Paraty, en Brasil, cuando sufrió una caída mientras carreteaba con un parapente a motor y terminó con fracturas expuestas. Como consecuencia del accidente, se fracturó la nariz, un pómulo y al caer al suelo, se le cayó encima el motor causándole la fractura en tres partes del antebrazo.

A cuatro días de aquel grave accidente que le podría haber costado la vida, Fede le pone un poco de humor a la situación y contó la frase que le dijo Daniel Scioli, embajador de Argentina en Brasil, quien según el actor fue de mucha ayuda para que pudiera ser atendido rápidamente tras el fuerte accidente. "Me mandó una ambulancia a Paraty. Consiguió que me puedan traer a un hospital en Río de Janeiro", contó el hijo de Carmen sobre el embajador.

Y agregó: "Me consiguió un lugar acá en la clínica de Las Américas. Me están atendiendo increíble. Apenas llegué me mandaron directamente a cirugía, me limpiaron pero no me pudieron operar porque había que limpiar toda la zona del brazo". En diálogo con El Trece, al actor le recordaron que Scioli había sido pareja de Carmen cuando tenían 18 años y, entre risas incómodas, Fede sumó: "Es un dato que no suma, pero lo podemos decir".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Fue entonces que el mediático contó que pudo hablar con teléfono con el ex candidato a presidente y reveló una anécdota: "El viernes me viene a visitar. Le quiero dar un abrazo. Fue excelente su trato. Quiero contarles una anécdota. Así como yo me tomo las cosas con humor, él también se las toma igual. Me llamó y lo primero que me dijo fue 'por lo menos a vos te salió mejor que a mí'. O sea un tipo que le pasó lo que le pasó y que se toma con humor las cosas... La vida es eso".

Recordemos que el 4 de diciembre de 1989, Scioli -por entonces motonauta- sufrió un grave accidente, con vuelco de su lancha incluido, en el Río Paraná, a la altura de Ramallo. Como consecuencia de las graves heridas que le ocasionó, al hoy embajador en Brasil le tuvieron que amputar su brazo derecho. Según contó el propio Fede, el viernes será el día que lo operen finalmente de su triple fractura.

 

Mientras tanto y a pensar del humor que maneja en las redes sociales, aclaró que sufre dolores muy grandes a diario. "Estoy con montón de calmantes y relajantes. Fue un accidente súper agresivo y violento y pudo haber sido fatal. Ahora, solamente tengo un brazo todo roto que me tienen que reconstruir. Me fracturé el brazo en tres partes, una fisura en el pómulo y me rompí la nariz también. Pero con pilas para salir adelante", dijo.

De salir bien la operación, adelantó que el lunes estará llegando a Argentina para seguir con su recuperación. "Yo estuve 16 horas parado en un centro de salud en Paraty que no tenían los recursos para operarme. No puedo explicar lo que pasé esas primeras horas tras el accidente. En Paraty decidimos hacer una excursión y aprovechar las aventuras que ofrece Brasil", explicó sobre el día que sufrió el accidente. 

De acuerdo con su relato, un local tenía un paramotor, que es como un parapente pero con motor de avión, detalló cómo fue el accidente: "Yo dije 'vamos, ¿es seguro?'. Cuando el tipo salió, viene un golpe de viento en contra y al salir no llega a tomar altura y agarra un bache y empezamos a rodar en el piso y se me cae el motor en el brazo. Lo que sucedió es que la primera salida él la aborta porque la vela se engancha con el camarógrafo", detalló.

Y concluyó: "Cuando abortó la primera salida, yo debería haber frenado y decir: 'Hasta acá'. Y la segunda salida es el caos del accidente más grande de mi vida. Toda la estructura cayó arriba mío. Esto no tiene chasis, estás al aire libre y estás solo con un cinturón y un casquito. Rodamos como 10 metros. Me rompo la cara, de golpe me paro y me veo el brazo en una escena de terror. El brazo estaba arruinado, salía mucha mucha sangre. 'Tranquilos, me acabo de romper todo el brazo': les decía a mis productores. No se de donde saqué tanta tranquilidad en ese momento". 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!