Secciones
Show

El feroz descargo de las viudas de los amigos de El Pepo: “Vemos a nuestros maridos en un cementerio"

Camila Caballero y Romina Sánchez apuntaron contra el músico y el juez Juan Gasquet, quien le dictó la prisión domiciliaria.

Rubén Castiñeiras, conocido como "El Pepo", fue operado el último jueves en el Sanatorio La Trinidad de Ramos Mejia tras sufrir la fractura de peroné en su pierna izquierda mientras jugaba al fútbol en el penal de Melchor Romero. Luego de la intervención fue llevado a su domicilio de Santos Lugares para iniciar la recuperación médica que demanda 21 días.

El cantante se recupera en la comodidad de su hogar: el juez Juan Cristian Sebastián Gasquet le dictó la prisión domiciliaria y solo falta resolver si el artista seguirá cumpliendo su condena en su casa después de ese plazo debido a que la fiscal Verónica Raggio apeló la prisión domiciliaria.

En ese contexto, Camila Caballero y Romina Sánchez, parejas de Ignacio Abosaleh y Nicolás Carabajal respectivamente, víctimas del accidente ocurrido en julio pasado por el que El Pepo está imputado por doble homicidio culposo agravado, decidieron arremeter contra el cantante.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ambas se mostraron “indignadas” por la decisión del juez de permitirle al Pepo regresar a su casa y afirmaron que sus respectivas parejas no fallecieron a causa de un “accidente” ya que se comprobó que el artista había consumido alcohol y drogas, y venía a exceso de velocidad.

Al mismo tiempo, Caballero apuntó contra Josefina Cúneo, pareja de El Pepo, quien defendió al músico la semana pasada. “No vemos la manera de pedir justicia, él está en su casa disfrutando de su familia. No podemos creer lo que salen a decir, estamos cansados de que hablen de nosotros”, señaló la mujer en diálogo con Infama.

Tengo que ver a mi marido en un cementerio"

Y agregó: “El choque no fue un accidente, si ellos fueran sus amigos, (Pepo) no lo hubiera culpado a Nacho de que manejaba, se hubiera comunicado con nosotros, nos hubiera dado sus disculpas o el pésame”. A su vez, la mujer de Carabajal señaló el pepo y Cúneo ponen “todo el tiempo el dedo en la llaga” al hablar en los medios del fatal accidente.

“Mataron a mi marido, ella me mandó un mensaje y me dijo si me podía ayudar; yo estaba destrozada, no entendía dónde estaba, fue un momento tremendo. Ellos no se ponen en nuestro lugar”, remarcó Sánchez. “Yo tengo que ver a mi marido a un cementerio, mi hija ve a su papá en una foto, ¿yo me tengo que poner en el lugar de ella? Esto es un día a día, no sé qué haría si El Pepo me llamara. Por ahí mañana no me levanto porque no quiero hacer nada”, sumó.

Y continuó: “Tengo insomnio, tengo pensamientos de por qué fue él y no fui yo. Es difícil explicarle a mis hijos el por qué no van a volver su papá. Estuve una semana sin verle los ojos a mi hijo porque es igual al padre”.

Cabe recordar que Sánchez estaba embarazada de su segundo hijo al momento del accidente. Mientras que en el caso de Caballero, su hijo es más grande: “Es mucho más difícil, entiende todo. El 24 de diciembre fue su cumpleaños y fue muy difícil. Algunas veces no tengo respuestas a sus preguntas porque ni yo las sé. Es un día a día”.

Por último, las mujeres advirtieron que sus parejas trabajaban “en negro” para el Pepo y se refirieron al juez de la causa. “El juez de la causa estuvo apartado porque estuvo sospechado de liberar a una persona borracha que mató a un chico: siempre es muy raro todo, siempre hay algo mal hecho, que no está bien. Quieren instalar que nosotros mentimos, la prueba de sangre se hizo cinco horas después porque él se negó, él tomó droga seis horas antes”, sentenció Sánchez.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!