Secciones
Show

El terrible relato de Mavys Álvarez: "Con Diego competíamos para ver quien tomaba más cocaína"

El día jueves declaró como testigo bajo el sistema de Cámara Gesell en el marco de una denuncia por supuesta trata de personas que involucra a personas allegadas al ex astro de fútbol.

Mavys Álvarez, la mujer de nacionalidad cubana que relató su vínculo con el fallecido Diego Maradona, volvió a romper el silencio este lunes en un mano a mano con Chiche Gelblung. La joven había denunciado que estuvo en la Argentina durante dos meses y medio en 2001 durante su "relación" con Maradona, que no se le permitía salir sola y que en el país se sometió a una cirugía de aumento de mamas sin autorización de sus padres pese a ser menor de edad.

El día jueves declaró como testigo bajo el sistema de Cámara Gesell en el marco de una denuncia por supuesta trata de personas que involucra a personas allegadas al ex astro de fútbol, por hechos que ocurrieron cuando ella tenía 16 años. "Fue una semana agitada. Es la primera vez que vuelvo a la Argentina. Tenía 17 años cuando vine y a Diego lo conocí a los 16", dijo sentada en los estudios de Crónica TV.

La denuncia fue hecha por Fernando Miguez, de la ONG Fundación por la Paz y El Cambio Climático, ante la PROTEX (el ala de la Procuración que investiga delitos de trata), en la cual sostuvo que Mavys pudo haber sido víctima de este delito cuando fue trasladada a la Argentina. Algunos de los acusados de esta causa son Guillermo Cóppola, Mariano Israelit, Omar Suárez y Carlos Ferro Vieira, entre otros.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

La cubana decidió romper el silencio luego de muchos años en los que no quiso hablar sobre su vínculo con el difunto ex futbolista, el cual duró varios años y comenzó en 2000, cuando el "Diez" llegó a Cuba para comenzar una rehabilitación por su problema de drogas. "Yo iba caminando por la calle que se llama ´Pueblo Nuevo´ en Cuba y un señor al que yo no conocía, lo llaman ´El guardavidas´ acá, me pone la mano en frente y me pregunta si quería conocer a Maradona", contó.

Y siguió: "Le dije que no tenía intenciones de conocerlo y estuvo detrás de mi una cuadra y media intentando convencerme. Me dice que Carlos Ferro Viera estaba esperándome en el auto, que podía enseñarme fotos. Yo había escuchado que Diego estaba en Cuba y sabía que algo de lo que me decía era cierto. Me acerca al auto y ahí empiezan los dos a hablar conmigo. Estuvieron como una hora convenciéndome, era menor de edad y era la primera vez que iba sola a la casa de mi abuela".

Sentada frente a Gelblung, reveló que Ferro Viera le prometió ayudarla económicamente si accedía a tener una cena con Maradona. "Me dicen que lo único que querían era que fuera a cenar con Diego porque, supuestamente, estaba muy abatido por terminar una relación con una muchacha argentina, Laura Cibilla creo. Me dijeron que había destruido la habitación del hotel, que estaba muy mal y que querían que fuera a cenar con él", agregó.

Para ello, le prometieron "ropa nueva" y algo de dinero "porque sabían sobre la situación económica del país y que muchas personas estaban pasando necesidades". "Finalmente accedí sin saber lo que me esperaba. Estaba con miedo, pero accedí. me llevaron a un hotel que no recuerdo el nombre y me hacen pasar por una turista italiana. Me hicieron esperar en una habitación y ahí conocí a Diego. (Guillermo) Coppola me ve y se sorprende, él no sabía que yo iba a estar ahí", contó.

 

 A los minutos, detalló que llegó a la habitación Maradona y que entabló una conversación con él. "Se presenta, se sienta al otro extremo de la cama al verme asustada....me ofrece comer, tomar champagne y yo tenía mucho miedo. Ahí Diego fue a la nevera, se agarró el dedo y al ir a ver qué le pasó, me da un beso. Me dice: ´Vengo en cinco minutos, voy a buscar una botella de champagne porque hay que celebrar este momento´", recordó.

Además de brindar, explicó que Maradona se quitó su costoso reloj y se lo regaló. "Me invita a ir a mi y a mi mamá a la mansión Xanadú, que está en Varadero y tiene el campo de golf más grande de Cuba. Llamo a mi mamá, le mentí, le dije que estaba en casa de una amiga porque estaba lloviendo mucho. Estuvimos con Diego unos minutos más hablando y le dije que me tenía que ir, que mi mamá estaba muy preocupada", siguió.

Durante la entrevista, recordó que al segundo día ya la presentaban como "la novia de Maradona" y que la pasaban a buscar autos puestos por el gobierno de Fidel Castro. "A la noche llegó un auto de protocolo, directamente de Fidel y ahí mi mamá se asusta porque la relación tomó otro giro. Al día tres, nos busca con otro auto protocolar manejado por la seguridad del Estado, iba Coppola, Ferro Viera, mi mamá, Diego y yo. Fuimos a una discoteca", manifestó.

Y continuó: "Diego me pidió que pasara la noche con él, que yo era su mujer y que quería que estuviera con él. Mi mamá me dijo que era pronto, que nos estábamos conociendo, pero no era mi primera vez. Me pidió que me cuidara y me fui a la habitación con Diego. ahí comenzó todo. Los primeros días fueron bonitos, me tenía deslumbrada, todo eran detalles, flores, regalos y me mostró un mundo que no conocía".

Todo esto ocurrió en Cuba, en el año 2001, cuando ella tenía apenas 17 años. "A los dos meses comenzó a iniciarme en las drogas. Al principio, se iba de la habitación cuando quería consumir. Hasta que un día me mostró un plato con una línea de cocaína, me dijo que eso le ayudaba a disfrutar de la noche y no cansarse. A mi se me hacía raro inhalar un polvo por la nariz y de a poco me fue insistiendo", explicó.

 

De acuerdo a su relato, una vez Maradona le dejó un plato "con dos líneas" antes de irse de viaje: "Cuando regresó, el plato estaba intacto. Ahí se enojó muchísimo. Me volvió a insistir hasta que finalmente lo probé. Empecé a consumir todas las noches y llegó un punto en que en verdad lo necesitaba. La relación duró cuatro años y medio y yo consumí cada diez minutos durante tres años. Llegué a consumir más que Diego. Competíamos para ver quién consumía más". 

A su vez, reveló que Diego la violó mientras su madre lloraba detrás de una puerta. "Una vez mi mamá vino a visitarnos sin avisar, logra burlar la seguridad del lugar y entró. Yo estaba en la habitación con Diego y cuando ella comenzó a tocar la puerta, Diego no me permitió abrir. Todo sucedió muy rápido, me dijo que lo excitaba que mi mamá estuviera detrás de la puerta, me baja todo, me quitó la ropa....fue muy fuerte", dijo.

Y agregó: "Mi madre estaba golpeando la puerta y no estoy segura que haya escuchado. Estaba aterrada, estaba mal. Iba a ser el partido homenaje de él, el 10 de noviembre de 2001, y le pide permiso a Fidel para que yo viaje. Estuve dos meses y medio en Argentina. El tema de la cirugía fue rápido y raro. Nunca se me había ocurrido ponerme implantes, de hecho en Cuba no se conocía estos métodos. Tenía miedo de decirle que no a Diego porque se molestaba".

Según resaltó, se sometió a una cirugía de aumento de mamas por orden de Maradona. "Tengo dos cirugías en la ingle y tuve una reacción alérgica a estas dos cirugías. No me quería operar, me causo un shock anafiláctico, hice reacción a la anestesia y tuve epilepsia hasta la adolescencia. Tenía mucho miedo por eso. Me hicieron análisis de sangre en el hotel (Hilton) para la cirugía y ya no pude negarme", sostuvo.

Ante una pregunta del periodista, Mavys aclaró que el médico le explicó que tenía que "dejar de consumir 48 horas antes y 48 horas después" de la cirugía. "Tenía 17 años. Estaba asustada y cocaína nunca me faltaba. Pensaba que era amor, estaba deslumbrada y a la vez lo odiaba porque me hacia hacer cosas que no quería como la cirugía. Seguí consumiendo, incluso antes del tiempo recomendada por el médico", destacó.

En otro tramo de la entrevista, detalló que fueron los viajes de Maradona los que terminaron por dinamitar la relación que ambos mantenían. "El hecho de que viajara me hizo bien porque comencé a alejarme de las drogas. Él me dejaba una determinada cantidad y yo la consumía lo antes posible para que se me acabara. La relación se cortó durante el último viaje que tuvo, cuando estuvo fuera por dos meses", expresó.

Y siguió: "Yo ya estaba en Cuba. Ahí me encontré con quien hoy es mi esposo, Diego pasó 6 meses sin llamarme. Quedé embarazada de mi actual pareja y ahí fue cuando Diego me llamó. Llamé al que por entonces era su seguridad y le pedí que le dijera a Diego que no me molestara más, que me dejara hacer mi vida. me decidí a cortar la relación pasara lo que pasara. Al cabo de los días, me citan a un lugar de la policía, a mi y a mi esposo, para interrogarnos".

Por último, explicó que las fuerzas de seguridad le dijeron "que no podía tener otra relación porque estaba con Diego". "Me amenazaron con ponerme una carta de advertencia (un año presa) por haber tenido trato con el turismo. había tenido una relación con Maradona y la iban a usar en mi contra si yo lo dejaba. Les respondí que hagan lo que quieran. gracias a Dios no pasó nada y empezó una nueva vida", cerró. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!