Secciones
Show

El terrible video de la muerte de Halyna Hutchins tras el disparo de Alec Baldwin

Las imágenes fueron grabadas por las cámaras de los policías que acudieron al set del film Rust.  

El reconocido actor estadounidense Alec Baldwin volvió a ser noticia debido a la aparición de un vídeo difundido por la policía de Nuevo México de la filmación de Rust, donde se observa lo que sucedió luego del disparo que acabó con la vida de la directora de arte, Halyna Hutchins y atravesó su cuerpo e hirió en el hombro a Joel Souza, director del film. 

 

Además se puede ver como el policía del servicio de emergencia habla con el actor hollywoodense caracterizado como su personaje y admite haber sostenido el arma. Asimismo, se puede ver el cuerpo de Hutchins en el piso mientras recibía la atención de los médicos, que lamentablemente no pudieron salvar su vida. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La cara de Joel Souza, director del film, en el vídeo es espeluznante ya que parece estar en shock y no percatarse de nada: ni de su disparo, ni la de muerte de su compañera. A Souza lo retiran en camilla a la vista de todo un set devastado por lo que estaba sucediendo. 

Las graves fallas de seguridad que se encontraron en el set y la decisión de Alec Baldwin tras la tragedia

“Todo estaba preparado”, se le escucha decir a Baldwin mientras la policía le pregunta que sucedió y también afirmó que "los pasos que se siguieron fueron los del protocolo establecido". Las imágenes son tenebrosas y parecen sacadas de una película de terror y no de un film de western. 

Recordemos que al menos seis de los técnicos del equipo de Rust señalaron sobre la problemática de seguridad con las armas y revelaron que había muy poco presupuesto para realizar la costosa película.

Sobre el crimen cometido en octubre de 2021, el asistente del director de "Rust", David Halls, reconoció a los investigadores que no había revisado el arma que gatilló Alec Baldwin para constatar que no tuviera municiones reales antes de dársela al actor.
 
Si bien ya había declarado que el arma era una "pistola fría" (sin municiones reales), como se utiliza en las ficciones, en su nueva indagatoria aportó más detalles sobre cómo se dieron los hechos. Según el sitio especializado Variety, Halls reconoció que no se detuvo a revisar el cargador, ya que pensó que contenía balas de mentira.

"Cuando Hannah (la responsable de las armas del set) le mostró el arma de fuego antes de continuar con el ensayo, solo recordaba haber visto tres municiones", dice la declaración jurada que reconstruye los dichos de Hall en el marco de la investigación en curso.

"Él reconoció que debería haber revisado todas, pero no lo hizo, y no podía recordar si ella hizo girar el tambor", agregó.

Mary Carmack-Altwies, fiscal de distrito local, dijo ayer en una conferencia de prensa que "es demasiado pronto para decir si se presentarán cargos", dado a que todavía resta saber quiénes eran los responsables de controlar el estado del arma, y por qué se la entregaron al actor cargada con balas reales.

De lo que se reconstruyó sobre el momento del disparo, se sabe que al momento del ensayo, sin cámaras encendidas, Baldwin ya estaba vestido con ropa de film, y permanecía acompañado de Souza, la directora de fotografía Halyna Hutchins y algunos otros del equipo.

El asistente de dirección Dave Halls sacó una pistola de utilería de un vehículo estacionado fuera de la iglesia y gritó "¡arma fría!", lo que indica que estaba descargada. Luego, se la entregó a Baldwin, quien estaba sentado en un banco de la iglesia frente a la cámara y al equipo.

La escena requería que Alec disparara hacia la cámara, y cuando lo hizo, se escuchó un estallido fuerte, y luego Hutchins comenzó a agarrarse el estomago y a decir que no sentía las piernas, mientras que el director notó que había sangre en su hombro.

 

 

 
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!