Secciones
Show

Es argentina, se mudó a Nueva York y trabajó al lado de Sarah Jessica Parker

Camila Figueiras Meriggi es de San Isidro, pero viajó a Estados Unidos al obtener una beca para estudiar en un prestigioso conservatorio de artes dramáticas.

La vida de Camila Figueiras Meriggi comenzó a cambiar a los 19 años, cuando ganó una beca por mérito de audición para estudiar en el Conservatorio de Teatro Musical en The American Musical and Dramatic Academy (AMDA), uno de los conservatorios de arte dramático más prestigiosos de los Estados Unidos. Allí se formó y armó las bases necesarias que le permitieron, a sus 23 años, compartir set con actrices de primer nivel mundial y para una cadena de gran magnitud y trayectoria como HBO. Sin ir más lejos, participó de “And Just Like That…”, la serie continuación de Sex & The City, que se estrenó el 9 de diciembre del año pasado: “Fue algo que jamás pensé vivir, un honor muy grande".

Camila nació en Buenos Aires, Argentina en 1998 y desde los 5 años comenzó a formarse en distintas disciplinas de baile como jazz, ballet, tap, salsa, dancehall, jazz funk, hip hop y theatre dance, al igual que canto y actuación. Sus primeros pasos los dio en la Escuela de Baile de Reina Reech y Escuela de Danzas Hermanas Escudero, con Vanina y Silvina. "Siempre, de muy de chica, tenía esta curiosidad por el teatro y siempre me fascinó bailar, cantar y actuar. De chica, siempre me formé y tengo recuerdos de estar en el teatro y sentir que quería dedicarme a eso. Siempre tuve en claro que me quería dedicar al arte", le cuenta a BigBang

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Actualmente se preparó para cantar en el Super Arts Secret Cabaret Show en Brooklyn, NYC, está trabajando en su próximo show unipersonal y en el lanzamiento de su EP como cantautora. Como si esto fuera poco, dentro de su carrera, la joven artista participó en Buenos Aires de musicales tales como: Legally Blonde, Footloose, In The Heights, Les Miserables, We Will Rock You, como Meatloaf y Hairspray como Edna Turnblad. Y también al lado de grandes figuras como Kristen Davis y Sarah Jessica Parker. "Estar al lado de Sarah Jessica Parker es una locura hermosa, es muy buena gente y muy copada. Aprendí mucho a su lado", relató. 

A partir de su llegada a la ciudad estadounidense en 2019, Camila no paró de crecer en su carrera, se recibió con honores en AMDA, debutó como cantante en el Comeback Cabaret en Don’t Tell Mama, uno de los lugares de cabaret más famosos de la gran manzana. Trabajó como embajadora de las Radio City Rockettes, Cirque Du Soleil, Jersey Boys, Chicago y para el Madison Square Garden y además se encuentra lanzando su primer show como artista independiente Chasing Dreams en Don’t Tell Mama en el cual cuenta con varios artistas invitados. como si esto fuera poco, fundó Latinx Alliance la primera alianza en la historia de latinoamericanos con The American Musical and Dramatic Academy (AMDA).

¿Cuándo supiste que te querías dedicar a la actuación?

- Siempre. De muy de chica tenía esta curiosidad por el teatro y siempre me fascinó bailar, cantar y actuar. De chica siempre me formé y tengo recuerdos de estar en el teatro y querer dedicarme a eso. Siempre tuve en claro que me quería dedicar al arte y cuando se me presentó la oportunidad de venir a estudiar acá (por Estados Unidos) no lo dudé. Mi mayor sueño era poder estudiar teatro musical en Broadway, pero el contexto del país y la situación económica de mis padres era muy complicada. Era impensado tenerlo como opción. Los costos eran una locura. Pero eso no me frenó, seguí tomando clases y formando hasta que la oportunidad llegó.

¿Cómo llegaste a Broadway?

- Justo nace a raíz de que me vine para acá a hacer un curso con el instituto Go Broadway (una iniciativa de raíces argentinas fundado por Valentina Berger, quien solo tenía 18 años cuando abandonó la Argentina para cumplir sus sueños) y se me presentó la oportunidad de audiciones para, en secreto de mis padres, aplicar para una beca. Tuve el honor de que me dieran la beca de arte dramático en Nueva York y mi vida me dio un giro de 180°.

Estoy contento de poder hacer esto que amo. Mis padres no sabían porque no quería que tuvieran miedo de no poder apoyarme económicamente en la carrera si no quedaba elegida. Se los mantuve en secreto para no hacerles mala sangre a ellos. El país no pasaba en buen momento y yo no quería exigirles algo que no podían costear.

¿Cómo eras de chica?

- Cambié mucho de chica a la actualidad. El teatro fue una salida o una escapatoria. Siempre fui introvertida y cuando empecé a meterme en el teatro musical, comencé a conocerme a mi misma. A la versión de Camila, a quien soy yo de verdad. El hecho de poder venirme para acá me cambió la cabeza y no soy la misma persona que dejo Buenos Aires. El arte sana, sin ninguna duda. 

¿Qué fue lo que más te costó en esta pandemia?

- El hecho de quedarme en Estados Unidos sola fue desafiante. Es cierto que mucha gente la pasó mal, pero el hecho de estar en otro país, con personas que no conocía, sin mi familia o amigos, me hizo crecer de golpe. Tuve que tomar soluciones que jamás creí que iba a pasar y me hizo madurar de un día para el otro. De todo se aprende y de toda experiencia se nutre. Por suerte, durante la pandemia pude seguir avanzando con la carrera. Hice un cuatrimestre de manera online, que no era lo ideal, pero que funcionó como un canal al arte que me permitía nutrirme y alejarme, al mismo tiempo, de la soledad.  

¿Una frase que te guste?

- "El peor arrepentimiento es el de las cosas que no nos animamos a hacer". Soy bastante de meterme a la pileta sin saber si hay agua. La escuché en la película de "El Hilo Rojo" y me quedó grabada en la cabeza. Cuando se me presentó la beca, fue lo primero que se me vino a la cabeza. Di todo para lograrlo y peor hubiera sido quedarme en el sillón pensando que hubiera pasado sino me hubiese animado. Hay que jugarse por lo que uno quiere y animarse sin importar el resultado.

Lo importante es tener los pies en la tierra, saber quien sos vos como artista, que tenes para ofrecer y buscar las oportunidades o generarlas vos mismo. Salir de tu zona de confort y atreverte a ir a más, que tarde o temprano las puertas se abren y todo llega.

Actriz, bailarina y cantante....¿Con cuál te llevás mejor?

- Con un poco de las tres. Soy bailarina de ritmos urbanos y es en la zona que más cómoda me siento a nivel expresión corporal, pero me animé muchísimo al canto y a la actuación. Siempre digo que soy actriz bailarina y cantante, en ese orden. Para mi el poder radica en la unión de esas tres ramas, que se juntan y se empoderan mutuamente. 

¿Qué te enoja?

- No soy muy de enojarme, pero me molesta la gente deshonesta o la falta de respeto. Soy una persona frontal, sincera y me molesta cuando uno no lo es. Pero generalmente tengo bastante paciencia. Siempre trato de entender que la crítica constructiva es para nutrirte y viene de gente más experimentada que uno.

¿Teatro o televisión?

- Teatro, pero no descarto la televisión. El hecho de que sea en vivo y que rompa con la cuarta pared me hace elegirlo. Siento que la adrenalina de subirte al escenario y los momentos previos antes de salir a escena no se compara con nada. Tuve la posibilidad de trabajar en la tele y le agarré gustito. Soy muy auto exigente y sé que las cosas pueden fallar, pero eso es lo lindo del teatro, que sea genuino, natural y que lo que estás viendo es lo que sucede en ese momento. 

Formaste parte de la producción de la continuación de Sex and the city para HBO junto a grandes figuras como Kristen Davis y Sarah Jessica Parker...¿cómo fue esa experiencia?

- Trabajé un capítulo solo porque ellos costean por capítulo y la experiencia fue maravillosa, muy enriquecedora. Tuve una audición, me contactaron a los pocos días y fue una locura pisar los estudios. Fue algo que jamás pensé vivir. Pisar los pisos de Steiner Studios me pareció una locura hermosa y llena de adrenalina. Trabajar para un proyecto con tanta repercusión no solo a nivel nacional sino también a nivel internacional fue una experiencia maravillosa.

Compartir set con actrices tan conocidas como ellas y trabajar para una cadena de tanta magnitud y trayectoria como HBO fue un honor muy grande. Desde hacer el test de COVID a ir al set para estar al lado de Sarah Jessica Parker fue una locura hermosa. Ella muy buena gente y muy copada, aprendí mucho en este mundo artístico y fue una experiencia muy enriquecedora. Me ayudó a crecer como persona y artista.

¿Hay diferencias con respecto a la Argentina? 

Si, mucha. En televisión no trabajé en Argentina, pero ojalá ocurra algún día. Siempre soñé con trabajar con Cris Morena, pero la industria de teatro de Estados Unidos comparada a la de Argentina es distinta, desde la audición a preparar la obra. Acá se apuesta mucho por el talento y darle oportunidad a todo tipo de personas, tienen un nivel de aceptación muy grande. Ëstá claro que son las grandes ligas y son dos mundos distintos. En Broadway es como jugar en Europa.

Sos la fundadora de Latinx Alliance, ¿cómo surgió esa idea y cuáles son los objetivos?

- Nació en la facultad. Era alumna y me di cuenta que existían una gran cantidad de clubes y no había ninguno que representara a los estudiantes latinoamericanos siendo tantos. Junté firmas, le presente la propuesta a la facultad y me dijeron que si. Nace de la idea de crear un espacio para que los estudiantes latinos tengan un lugar al que puedan llamar "casa" después de dejar atrás todo, a familiares o amigos, para luchar por sus sueños.

Es para que sientan que no están solos y que hay una familia detrás de ellos. Por ahora representamos a 12 países con distintas culturas y raíces.  A través de distintos proyectos artísticos buscamos representar las culturas, tradiciones, raíces e historia de los distintos países latinoamericanos de los cuales venimos. Hay intergrantes de Argentina, México, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico, Nicaragua, Cuba y Honduras..

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!