Secciones
Show

"¿Es el fin de Intratables?": la interna entre Fantino y los panelistas y el "costo político" antes de las PASO

Escala la interna entre el conductor y los panelistas. A quiénes convocó "por lo bajo" y cómo seguirá el programa.

Pasaron sólo tres semanas desde que Fabián Doman sorprendió a todo el panel y anunció no sólo su renuncia a Intratables, sino también su retiro del periodismo para asumir un puesto gerencial en Edenor. Durante dos semanas fue Paulo Vilouta, uno de los históricos del ciclo, quien se puso al hombro la conducción del programa a la espera de que las autoridades del canal definieran quién se convertiría en el tercer rostro visible del ciclo político de América. Aunque el "team Vilouta" hizo mucho esfuerzo, Alejandro Fantino ganó la pulseada y regresó el 12 de julio a las noches de la grilla con sello e impronta propia.

"Lo de Los Totora fue un poco mucho", chicaneaban por lo bajo en los pasillos del canal, en alusión al primer programa de la era Fantino, en el que el conductor no se privó de nada y celebró su desembarco en Intratables con un desmedido entusiasmo que no fue tan compartido -ni bien recibido- por el resto de sus compañeros. Trece días más tarde, los ánimos están más calientes que nunca y ya no son pocos los panelistas que se preguntan sin dobleces: "¿Estamos frente al fin de Intratables?".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Para entender el malestar que generó el desembarco de Fantino en la conducción hay que señalar dos cuestiones clave: redujo el debate con los panelistas a cuarenta minutos de aire, lo demoró para que arranque después de las once de la noche (ya muy lejos del prime time) y se reservó el mejor horario para una nueva sección que dio a llamar, narcisismo mediante: "A la carta con Fantino". Se trata nada más y nada menos que de una suerte de fusión entre las mesas de Mirtha Legrand (hoy conducidas por su nieta, Juanita) y el viejo Animales Sueltos. "Es un engendro", se quejan algunos de sus compañeros.

"Hay calentura, pero también hay nerviosismo. Los panelistas del canal no son convocados para ir a laburar, pero tampoco los dejan irse. Además, saben que están 'tentando' a otros para que se sumen, porque les llegó esa información. Eso genera bronca, en especial entre los 'históricos' del programa que siente que 'bancaron los trapos' durante años y que ahora quedaron en un segundo plano. Bancaron los cambios de gobierno, los de conducción. Es un lugar hasta decorativo si tenemos en cuenta que es un año electoral", señala uno de nuestros informantes.

¿Es el fin de Intratables? Esa pregunta no se la hacen solamente los trabajadores del programa. Muchos de los funcionarios que solían visitar con frecuencia el ciclo cuando Doman era conductor se hacen la misma pregunta. Que los medios se hayan hecho eco de la feroz interna dentro del programa no gustó, desde ya, entre las autoridades del canal. "Les molesta el título 'El fin de Intratables', porque sostienen que sigue vigente. Pero lo que hay hoy es un engendro. No quieren asumir el costo político de haber levantado un programa precisamente de debate político a un mes de las PASO".

El debut de Fantino le dio al programa el pico máximo de rating en lo que va del mes de julio: 2,7. Sin embargo, los números no se sostuvieron. Al día siguiente el interés de la audiencia bajó a 1,8 puntos, mientras que en su tercer jornada como conductor tuvo un pico de 0,9 puntos. El desembarco de "Fantino a la carta" hizo que el programa alcanzara el lunes 18 1,9 puntos de rating, mientras que el martes bajó a 1,5. El ciclo sigue lejos del promedio diario de Doman, que oscilaba entre los dos y tres puntos diarios.

"No es un tema de rating. Tampoco es un tema comercial, porque es uno de los programas más vendidos del canal. Hay una decisión de dar un cambio radical, pero no se están haciendo cargo. El Intratables como lo conocíamos ya no es el que sale al aire", se quejan los trabajadores, al tiempo que chicanean: "Para hacer este engendro, que le cambien el nombre y le pongan 'El regreso de Fantino'".

Tal es la sensación de que el conductor sigue tirando de la cuerda para adaptar el formato a su estilo, que el rumor de que habría convocado por lo bajo a Romina Manguel y a Javier Calvo (dos de sus históricos compañeros en la mesa redonda de Animales Sueltos) terminó por indignar a los panelistas que, todavía, no sólo no saben cómo seguirá el programa, ni qué tipo de debates políticos se podrán llevar adelante en el marco del inicio de la campaña electoral.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!