Secciones
Polémica

Escándalo al aire: Esmeralda Mitre y Gerardo Romano abandonaron el piso de Involucrados

Él la llamó "negacionista" y se fue. Ella se ofendió y también se fue.

Fue más o menos así: en el programa de América TV Involucrados, Esmeralda Mitre se quejó porque, a su juicio, no la dejaban hablar. En ese momento, Gerardo Romano dijo que se iba porque no quería compartir espacio con una "negacionista". Dicho y hecho: se levantó y se fue. Esmeralda Mitre dijo que no era ninguna negacionista, que en todo caso lo era su ex marido Darío Lopérfido, y al cabo de unos minutos de cotorreo, ella también se levantó y se fue, según dijo, para no ponerse a llorar. Las conductoras del programa, Pia Shaw y Débora Plager, pilotearon como pudieron la curiosa situación: le dijeron a Romano que él ya sabía que iba a estar Esmeralda, y le dijeron a Esmeralda que se calmara un poco. No lo consiguieron. 

 

 

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Esmeralda Mitre comenzó a ser llamada "negacionista" cuando afirmó que los muertos del Holocausto "no son tantos como se creía", declaración que indicaría con cierta claridad su condición de negacionista. Cuando Romano se iba, Mitre lo acusó de haberle "tirado onda" cuando ella tenía 16 años y fue fugazmente su alumna en la escuela de Norman Briski. 

. De la mano de Esmeralda Mitre, el negacionismo llega al Bailando

Sin embargo, en algo tiene razón Esmeralda: su ex marido, Darío Lopérfido, también fue acusado de negacionista. En este caso, la acusación se refiere a la dictadura argentina: Lopérfido suele afirmar que los desaparecidos no fueron 30 mil sino 8 mil. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!