Secciones
Show

Escándalo en Europa por el príncipe que se escapó a España para irse de fiesta con su novia: la Familia Real intentó cubrirlo

Se trata de Joaquín de Bélgica, el tercer hijo de la princesa Astrid.

Escándalo en Europa. El príncipe Joaquín de Bélgica se escapó a España para participar de una fiesta en la ciudad de Córdoba y regresó a su país con Covid-19. El aristócrata de 28 años reconoció que violó la cuarentena y que además no tomó "todas las precauciones" para evitar el contagio. La Policía española inició una investigación y ahora la Familia Real debe enfrentar una multa que podría alcanzar los 10 mil euros. Con dinero de sobra, los "royals" belgas están más preocupados por el impacto negativo en la sociedad.

El tercer hijo de la princesa Astrid no volvió a mostrarse en público, dado que todavía es positivo y se encuentra en aislamiento. Sin embargo, la primera ministra belga, Sophie Wilmès, debió pronunciarse sobre el tema durante la ceremonia de la reapertura del Atomium de Bruselas y sus declaraciones causaron malestar. ¿El motivo? Si bien remarcó que el príncipe "cometió un error", pidió no seguir hablando del tema para evitar mayor malestar en la sociedad.

"Es un ciudadano que se disculpó por un comportamiento que lamenta. Dice que asumirá todas las consecuencias y eso es bastante normal. Caso cerrado", esquivó la mandataria durante el acto, del que también participaron los padres de Joaquín; los príncipes Laurenz y Astrid. En línea con lo decretado por el Palacio, ninguno de los dos hizo declaraciones a la prensa y se negaron a responder las preguntas de los periodistas. De acuerdo a los medios locales, la salud del príncipe se encuentra "estable" y sus padres se realizaron un hisopado, cuyo resultado fue negativo. 

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Leé también | Escrachan a la reina Máxima de Holanda por violar el aislamiento con su mamá: las fotos que la reina censuró y la furia real

El escándalo intentó ser silenciado por la Familia Real, pero se hizo público después de que las autoridades españolas realizaran la denuncia. En efecto, el príncipe participó de una fiesta que congregó a más de treinta personas, el doble de lo autorizado por el Gobierno local, que se encuentra en la "fase 2" de la denominada "nueva normalidad".

En un principio, la monarquía belga aseguró que el príncipe viajó el pasado 24 de mayo a España "por motivos laborales"; pero el sobrino del rey lo hizo en realidad para encontrarse con su novia, la española Victoria Ortíz.

Leé también | Príncipe Carlos con Coronavirus: escándalo en el palacio porque dicen que otro "royal" lo contagió

Al hacerse público el escándalo, el príncipe Joaquín debió emitir un comunicado para aplacar las aguas. "Me gustaría disculparme por no haber respetado todas las medidas de la cuarentena durante mi viaje. En estos momentos difíciles, no pretendía ofender, ni faltar el respeto a nadie. Me arrepiento profundamente de mis actos y acepto las consecuencias".

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Europa
  • Familia Real
  • Coronavirus
  • Pandemia
  • COVID-19
  • Bélgica

Comentarios