Secciones
Exclusivo

Estalló la interna por la sucesión de Menem: cuentas secretas, millones escondidos y testaferros

La "cama" que denuncia Nahir, el reclamo de Antonella y la llamativa estrategia de Máximo. Todos apuntan contra Zulemita.

El primer aniversario de la muerte de Carlos Menem marcó un antes y un después para todos sus herederos. Luego de la misa en su memoria, que se llevó adelante en la catedral metropolitana, Zulemita "tomó la posta" y volvió a alejarse de Carlitos Nahir -hasta entonces único aliado en la sucesión-, a quien ahora acusa de haber recaído en el consumo de drogas y de ser un jugador compulsivo. Las duras acusaciones contra la única hija del ex presidente, las propiedades y los millones que están saliendo a la luz y la llamativa decisión que tomó Máximo, el hijo que tuvo con Cecilia Bolocco.

"El único de los herederos que todavía no se presentó en la sucesión es Máximo, que ya tiene 18 años. Pero no lo hizo", advirtieron fuentes cercanas al clan Menem en diálogo con BigBang. ¿Cuál es el motivo por el cual no lo hizo aún? "Empezaron a aparecer muchas propiedades ocultas. Bolocco sabía, por ejemplo, de unas tierras en la zona de Chilecito (La Rioja) que estaban a nombre de Zulemita. Apareció un edificio de ocho pisos en Miami, cuentas ocultas; hay testaferros de por medio. Debe estar esperando a que aparezca todo", reconocieron.

Nota mental: los herederos de Menem son Zulemita, Carlos Nahir, Máximo y Antonella (hija de Carlitos Jr).

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según pudo confirmar este medio, la Justicia y los herederos están intentando traquear todo el patrimonio del ex presidente, quien antes de morir se encargó de dejar gran parte de la herencia a nombre de Zulemita. "Se están buscando cuentas en Chile y Emiratos Árabes. Hay sociedades anónimas, muchas cuentas ocultas y propiedades que recién ahora están saliendo a la luz", advierten. 

"Todo el entramado empezó antes de que llegara a la presidencia. Ahí se empezó a desprender de propiedades para que su patrimonio no fuera tan opulento", señalan, al tiempo que recuerdan: "Pero se sostuvo en el tiempo. De hecho, antes de morir la idea era que Menem se volviera a casar con Zulema no sólo para sumarla como heredera, sino además para poder dejarle su pensión que no era menor". Entre los posibles testaferros señalados por algunos de los herederos se encuentran Ramón Hernández, histórico secretario del ex presidente, y Norberto Oyarbide

La investigación en torno al patrimonio de Menem no hizo más que tensar la relación entre sus herederos. "El día de la misa, Zulemita le dijo a Carlitos Nahir: '¿Por qué no te vas un mes a Formosa y descansás? Yo te giro el sueldo (trabajaba con ella en la concesionaria de autos que tiene sobre la Avenida del Libertador) y aprovechás para relajarte'. El problema fue que ni bien pisó Formosa, Zulemita lo despidió, no le transfirió nunca su sueldo y empezó a decirle al entorno que él había vuelto a consumir y que era jugador. Carlitos siente que todo lo del viaje fue una cama para poder sacárselo de encima".

Pero eso no es todo. Además de adeudarle su último sueldo, Zulemita le descontó mil pesos por "un vaso térmico". Desde el entorno de Carlitos Nahir reconocen que se sintió traicionado por su hermana y aclaran que no se trata de una guerra por la herencia. "Tuvo que 'dejar de ser' quien era, para que lo aceptaran. Dejar de salir en los medios, dejar de hablar; cambiar su perfil. Se alejó de Antonella, con la que tenía una excelente relación. Y ni siquiera así lo aceptaron, ese es el dolor; no la plata o la herencia".

En diálogo con BigBang, el propio Carlitos Nahir reconoció: "La amo a Zulemita, pero me cansé de que me use para la televisión y para las fotos. Me cansé de perdonar. La amo como es, la tuve que aceptar como es. Pero hoy estamos en veredas opuestas”.

Cansado del destrato de su hermana y de Zulema, Carlitos Nahir está ahora más cerca de la posición que mantiene su sobrina, la hija de Carlitos Jr. a la que nunca le abrieron los brazos. "Antonella heredó sólo deudas. Se cuestionó en todo momento la paternidad de Junior, pero nunca se accedió a que se le hiciera el ADN. Es una chica que vive al día, laburante, que alquila y que tiene un emprendimiento que post pandemia no le deja nada. No tiene una vida lujosa, le cuesta llegar a fin de mes", aseguran desde el entorno de la nieta de Menem.

"La que dirige la batuta es Zulemita, fue el lugar que siempre le dio su padre y ella está convencida de que puede hacer estas cosas", aseguran. Una de las actitudes que más les dolió a los herederos fue que, después de la muerte de su padre, fue ella quien vació por completo la casona del barrio de Belgrano en la que vivía el ex presidente y no repartió ni un portarretratos a los herederos. No se pudieron quedar con ningún recuerdo de él.

Mientras se reacomodan todos los herederos, la Justicia continúa investigando cuál es el patrimonio real que dejó el ex presidente y que hoy está en pugna. "Hasta que Máximo no se presente, no se puede avanzar mucho más. Se están buscando todas las posibles triangulaciones de dinero, testaferros, sociedades anónimas y propiedades", precisaron.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!