Secciones
Show

Titanic de James "Nik" Cameron es la "copia cara" de una peli del 58': las pruebas

El director cometió full delito de guante blanco de la película "A night to remeber".

Han pasado 84 años... en verdad, 25 años del estreno de Titanic, la película de James Cameron de 1994, que protagonizan Leonardo Di Caprio y Kate Winslet y que todavía da que hablar. Como dice Jorge Pinarello, creador del canal de YouTube "Te lo resumo así nomás", en el último video que compartió en su plataforma de Youtube sobre la evolución del género catástofe en el cine: "La tragedia de unos es la base de la fortuna de otros". Tiene razón. 

La verdad es que el año que viene se cumplirían 111 años de aquel accidente durante la madrugada del 15 de abril que provocó el hundimiento del barco más grande y lujoso que se había construido nunca a tres horas de zarpar y del que, no haberse provocado un incendio, se podrían haber salvado todos los pasajeros. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, la catástrofe humana que podría haberse prevenido continúa más bien recordada por las observaciones y chistes que se hacen sobre la representación de lo que podría haber pasado en ese tan corto viaje que decidió hacer el director estadounidense. 

Aunque, probablemente, la más inquietante de las especulaciones ronda sobre la posible supervivencia del hombre de esta relación fugaz protagonista que tienen sexo en un auto y transpiran tanto que se empaña el vidrio, que se dibujan desnudos y hasta se van a la proa para abrir los brazos y clavar apoyadita y chape furioso incluido.

Como cuenta Pinarello, esta representación de la tragedia de 1912 es una película más que demuestra cómo "la naturaleza odia al ser humano" y de cómo "el humano por maldad o estupidez es responsable de su propia extinción". Ahora bien, lo que revela es que no es ni la primera ni la última de las versiones de este hecho que fue representado hasta 30 veces.

Es más, cuenta que la primera sobre este acontecimiento fue un corto de 10 minutos que protagonizó una de las supervivientes a los 20 días de haber vuelto a Inglaterra tras el hundimiento.

La cantidad de representaciones y la premura con hacerse famoso por decir que sobreviviste al barco, fuiste parte del barco o tenés un pariente del barco o hiciste algo con el pecio del barco, denota lo visionario de la tragedia. La gente quiere sangre, destrucción, caos y sexo precoz. Sumale a la posibilidad de que hay algo que descubrir como son los restos o posibles objetos de gran valor en el fondo del mar y tenemos un cóctel explosivo y taquillero.

La película de Cameron fue la producción más costosa del cine de todos los tiempos porque gastó 200 millones de dólares en 1997, está en el puesto 35 de las más caras que se hicieron hasta el momento pero fue la más convocante y la que más recaudó hasta que se estrenó Avatar. Pero, el estadounidense es el mismo creador de esa película. Por tanto, de un supuesto hecho que lo intrigó -el pecio que se encontró en 1985 por el oceanógrafo Robert Ballard- se inspiró tanto que escribió un boceto que después lo llevó a 20th Century Fox para "honrar a todos los fallecidos". Unos años después se convirtió en película y de ahí, al cine con estos grandes actores y una cosecha de 89 premios.

Ahora bien, el pueblo debe saber que es un full choreo de guante blanco. Excepto por el sexy romance de Jack (Di Caprio) y Rose (Winslet), todo lo demás es una copia, burda si se quiera, en un casi 100%. Y es que el film de Cameron es igual a la película "A night to remember" de 1958. Hablamos de diálogos, mobiliario, escenas, accidentes y hasta aproximaciones de la cámara que captura de la misma manera cada momento de la película. Puede que la única diferencias sean: el color del largometraje, el romance, que una trata del post hundimiento y la otra es previa, y que una es británica y la otra es yankee. 

Estas diferencias quedan develadas en la gran edición del youtuber que va y viene sobre los momentos que están recreados como si fuera un calco. Si bien el video resumen es del lunes, ya habían fanáticos del cine que denunciaban a Cameron de ser un ladrón. Hasta le dijeron el "Nik" del cine.

Entre las escenas que Cameron utilizó tal cual 36 años después, se destacan: el hundimiento del barco (hasta parece que usó la misma maqueta); el pedido a una de las empleadas para que se ponga el salvavidas; cuando una mujer se cae al ser empujada a uno de los botes; cuando un personaje (también de "bigote") se cola en uno de los botes; cuando uno de los oficiales comienza a disparar al aire y hasta la escena de los músicos hundiéndose con el barco. ¡Insólito choreo!. 

“Su dinero no le salvará a usted ni tampoco a mi.”
Frase del Oficial William Murdoch a Caledon Hockley (Titanic, 1994)

 

Al día de hoy, no se leen denuncias de plagio aunque estén a la vista. El estadounidense goza de su bienestar económico y potestad después de hacer esta pieza audiovisual que lo catapultó solo por mezclar: tragedia, algo que se había hecho y escenas sexuales. Solo recibió una denuncia de pariente de un supuesto Jack que tuvo un supuesto romance a lo "Estoy volando, Jack" y no sobrevivió del hundimiento. Eso si, en redes sociales las críticas están desde hace años.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!