Secciones
Show

Explotó la Bomba tucumana: denunció discriminación y se cruzó fuerte con Karina

La cantante tuvo una noche para el olvido.

Quejas por el vestuario, cruces con los jurados y una renuncia. Así fue la noche ayer en el Cantando 2020 para Gladys la Bomba Tucumana que tuvo, por lejos, su peor participación en el certamen. Todo comenzó en la previa de su presentación, en donde la cantante ya se había quejado del equipo de vestuaristas, al que criticó no sólo por el material utilizado en las prendas, sino que además acusó denunció sentirse discriminada por su edad.

Antes del programa, y entre lágrimas, la cantante tropical ya se había mostrado molesta por el tratamiento preferencial que reciben otras de las participantes del reality (mencionó a Flor Torrente) y hasta amagó, cosa que luego concretó, con renunciar. 

Tal fue el escándalo que, ni lento ni perezoso, Ángel De Brito (uno de los co-conductores del Cantando) aprovechó la previa para preguntarle a Gladys sobre qué había pasado. “Gladys, ¿qué te pasó el vestuario?”, consultó directamente el periodista, al tiempo que agregó:  “Tuviste una agarrada con la chica del vestuario que no te gustaba la ropa, que no hay telas para vos, llanto, grito, todo”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Gladys, visiblemente incomoda todavía por el episodio, primero intentó minimizar la situación pero, ante la insistencia de De Brito, estalló. “A este envase le pueden poner cualquier cosa”, disparó. Arengada por el conductor, la cantante prosiguió con sus reclamos. “Tuve que llamar a la producción. Pasan vestidos alucinantes y el mío es de una tela. Cuando vean el de Flor Torrente se caen... Me voy a poner lo que a mí me gusta, quiero tapar mis brazos. Tengo 55 años. Esto lo quisiera cortar”, dijo la cantante con mucho enojo.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que Glayds se queja del vestuario que le dan para el programa. En las primeras emisiones, tanto De Brito como la otra co-conductora, Laurita Fernández, le habían preguntado si era verdad que tenía diferencias con las vestuaristas, a lo que Gladys respondió:  “Sí, un problemita. Pero yo nunca pido nada, soy la persona más humilde de este programa. Sólo que el vestido estaba muy grande. Me lo arreglaron ahora, recién. Lana Ferrando, la jefa del vestuario de LaFlia, se enojó muchísimo y me trató como a una nena. Yo quiero explicarle que no tengo a nadie que venga con una valijita llena de ropa para que use. Soy una chica humilde de Tucumán. Lamentablemente, no tengo. A Lana la amo, sólo tuvimos un malentendido”.

Pero lejos de terminar ahí, los cruces con Gladys siguieron durante el programa. La cantante estalló después de que Karina La Princesita le tiró con todo por no poder abstraerse de los problemas con las vestuaristas y concentrarse en tener una buena performance en la pista. “No lo vi bien. Entiendo lo que te pasó, pero como cantante y artista tenés que dejar esas cosas abajo del escenario, cosa que acá no pasó”, arrancó Karina, quien luego la calificó con un lapidario cuatro.

El comentario y el puntaje terminaron por acabar con la poca paciencia que le quedaba a Gladys, quien directamente le saltó a la yugular. “Tengo toda la experiencia del mundo, 40 años que me avalan como para saber separar”, respondió la cantante; pero Karina tampoco se quedó atrás y remató con un: “Hoy no lo separaste, sino no hubiese salido tan mal”.

Ya con la situación con una temperatura similar a la que registra la provincia de Tucumán en pleno verano, Glayds se cansó y renunció. “Quiero decir públicamente que dejo el certamen”, expresó, sin vueltas. 

“Lo lamento por mi hijo porque quiero que todo el país sepa el gran artista que es y el orgullo que siento. Pero todo tiene un límite. Yo vine en son de paz, pero hay cosas que exceden”, continuó.

“No van a lograr que me pelee con Karina. Bueno, me puso un 4, ya está, pero tengo que reconocer que me duele muchísimo porque no entiendo por qué lo ponés, pero no te voy a pedir explicaciones. Nunca me he quejado de un puntaje. Yo no vine a competir y no tengo que demostrarle nada a nadie. Soy Gladys la Bomba Tucumana. Estoy acá porque quería que el país conozca a mi hijo. Me quiero ir ahora del estudio”, cerró. 

Luego, tras el pedido del resto del jurado y los conductores del ciclo para que no tome una decisión en caliente, la cantante tucumana se calmó y seguramente decidirá en las próximas horas continuar en el certamen de canto.

Temas

  • Gladys la Bomba Tucumana
  • Cantando por un Sueño
  • renuncia
  • Furia

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios