Secciones
Show

Falleció la hermana de Carolina Prat y Guillermo Andino se quebró al aire: “La peleó durante un año"

Durante su programa Es por ahí, el conductor habló sobre la muerte de su cuñada: "Tenía 43 años y todas las ganas de vivir. Pero no pudo hacerle frente a la enfermedad".

El dolor invadió a Carolina Prat y a Guillermo Andino. Es que, en la noche del viernes, Natalia, la hermana de la modelo, falleció después de pelearla contra una dura enfermedad desde comienzos del año pasado. Tenía sólo 43 años.  El lunes, durante la emisión de su programa Es por ahí, el conductor se quebró y contó cómo fueron los últimos meses de su cuñada.

Andino y Prat tristes.

“El viernes por la noche falleció mi cuñada Natalia. Tenía 43 años y todas las ganas de vivir”, comenzó el triste discurso de Anido. Y continuó: “Sin embargo no pudo pelearle al cáncer. Un cáncer que comenzó en una mama, le hizo metástasis en el hígado y no hubo medicina ni milagro que pudiera”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Naty era ‘la tía loca y payasa’, divertida, y la que esperaban cuando llegara a casa, la que hacía los títeres, la histriónica, la que hablaba con mis hijos de cada una de sus problemáticas”, recordó Guillermo, con los ojos llenos de lágrimas. “Ella peleó mucho por tener sus propios hijos, pero lamentablemente no pudo lograrlo. Quiero decirles que fue una leona durante un año peleándola. En el Instituto del Diagnostico primero, después en el Instituto Fleming a cuyos profesionales agradecemos”, afirmó.

Además, contó cómo fueron las últimas horas de Natalia: “Murió en la casa de su pareja Hernán que la acompañó hasta el último momento”. Y dijo sobre su esposa: “Quiero hacer un párrafo aparte para mi mujer a quien amo y admiro cada vez más porque estuvo todos los días al lado de su hermana y acompañándola, que es lo mejor que uno puede hacer cuando una enfermedad es irreversible”.

Natalia era la herman menor de Carolina Prat.

“Nosotros sabíamos lo que iba a pasar, pero no sabíamos cuándo. Ahora tenemos que cuidar mucho a mi suegra, quería decírselos porque todo lo que pasa por nuestra vida la venimos compartiendo con ustedes desde hace muchísimos años”, afirmó el periodista, quebrado y mientras miraba a cámara.

“Les quiero decir algo más: lo que nos pasa de malo hay que ser resilientes, por eso, hoy Carolina no podía acompañarnos porque no está bien. Queríamos hacer una mesa con gente que está atravesando esta enfermedad y que ha salido porque se puede salir. No siempre los pronósticos son malos porque hay tratamiento y si se toma a tiempo y se puede descubrir, hay esperanza de salir adelante”, completó.

Por otro lado, el conductor dijo: “Perdonen estas lágrimas, pero necesitaba decirlo porque ahora nuestra misión es cuidar a mi suegra Alejandra porque nadie está preparado para perder un hijo, eso es todo”. Entre tanto, Carolina le dedicó unas emotivas palabras en Instagram: “Así siempre te quiero recordar Naty. Hoy me toca compartirles una noticia que nadie quisiera tener que contar y por ende pasar... Mi única hermana, mi hermana menor, Naty, falleció, dejó este plano, donde estaba sufriendo muchísimo este último momento y para los que amamos bien, sin egoísmo, agradecemos, como es en mi caso, que Dios la llevo a un plano superior”.

Hace muchos años, Natalia también había formado su carrera como actriz y modelo. De hecho, participó en varias novelas producidas por Quique Estevanez, como Herencia de amor y Dulce amor. “Si bien yo tengo ese rótulo de ser ‘la cuñada de...’ o ‘la hermana de...’, que me ayudó muchísimo, después llega un momento en que la tienes que pilotear sola”, había dicho durante una entrevista.

Por su parte, Carolina contó sobre la enfermedad que sufrió su hermana: “Nati murió de un cáncer. Fue detectado cuando recién empezaba la pandemia. Es un dato no menor porque en ese momento uno no podía ni siquiera asomar la cabeza a la calle, y mucho menos circular en lugares como clínicas u hospitales, que era donde el virus se concentraba mucho más y era el lugar donde uno menos quería estar para cuidarse”. Y completó: “Al habérselo decretado en ese momento, fue muy duro porque no se podía acompañar físicamente: yo estuve siempre pero telefónicamente, por videollamada o Whastapp, pero no presencial, que es lo que uno en ese momento necesita cuando te diagnostican una enfermedad de estas características. Lo que querés es ir a abrazar a esa persona, pero no se pudo hacer hasta que después de un tiempo lo habilitaron”.

Andino se quebró al aire de su programa.

“La acompañé todos los días, las quimios las recibía internada en Fleming y recién el 12 de noviembre le dieron el alta porque estaba recuperada, podía hacer una quimio ambulatoria con pastillas. Tuvo un tiempo con calidad de vida dentro de la enfermedad, pero después empezó a deteriorarse y este último tiempo fue muy angustiante verla así”, le contó a Infobae. Y agregó: “No tenía solución, los cuidados que le daban eran paliativos porque era una enferma terminal. La enfermedad también trajo mucho dolor, así que tuvo que también ser tratada con morfina y calmantes fuertes”.

Por último, Prat afirmó: “En el último tiempo, que ella estaba muy deteriorada y muy mal, estaba consciente de todo, pero no de la enfermedad. Es muy loco, pero es así. Nos acordábamos de todas nuestras cosas de chiquitas, de adolescentes, de más grandes, pero ella no te hablaba de la enfermedad, no era consciente”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios