Secciones
Show

Fede Bal, el grupo de WhatsApp por la internación y la preocupación por la salud de Carmen

El hijo de la capocómica es quien sigue el minuto a minuto del avance en la salud de su mamá.

El duro momento de Fede Bal. Después de la muerte de su padre, Santiago Bal, el nueve de diciembre del 2019, el actor confirmó en mayo del año pasado el diagnóstico de cáncer de colon. Un mes después, luego de un intenso tratamiento, llegó la esperada noticia: "Mis estudios confirman que ya no está el tumor". Sin embargo, el destino volvió a presentarle un duro desafío: el pasado 20 de enero, su madre, Carmen Barbieri, dio positivo de Covid-19 y hoy lucha por su vida en la terapia intensiva de la clínica Zabala del barrio porteño de Belgrano.

Barbieri fue diagnosticada con Covid-19 el pasado 20 de enero y lleva diez días internada en la clínica del barrio de Belgrano. A lo largo de la pandemia, la conductora se cuidó al extremo -no pudo acompañar a su hijo, Fede Bal, durante su tratamiento contra el cáncer de Colon- y se sometió en cinco oportunidades a hisopados. El contagio se dio después del contacto estrecho que mantuvo con Sol Pérez, quien dio positivo durante sus vacaciones en Mar del Plata y con quien Barbieri se encontró por compromisos vinculados a Masterchef Celebrity 2.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Carmen es considerada paciente de riesgo por su edad. Su cuadro se complicó cuando le detectaron una neumonía pocos días después del positivo, motivo por el cual fue internada en calidad de urgencia y recibió asistencia respiratoria a través de una máscara de oxígeno. El sábado debió ser trasladada a la unidad de terapia intensiva y a sus 65 años fue inducida a un coma e intubada.

Fede evitó hablar con los medios y esquivó cada una de las consultas de los medios con silencio. A sus 31 años, el actor es quien sigue el minuto a minuto de la internación de su madre casi en soledad. Sólo sus amigos más cercanos lo contienen y se limita a transmitir los "partes médicos" a través de un grupo de WhatsApp que creó para mantener a los amigos de Barbieri actualizados sobre la evolución de su cuadro.

Luego de la inducción al coma, Fede decidió romper el silencio. Hasta ahora, sólo había enviado un mensaje por Twitter en el que le pedía a sus seguidores que oraran por la evolución de su mamá. "Recuerdo que cuando estuve mal, ustedes del otro lado pidieron mucho por mi recuperación. Ahora les pido a todos los creyentes y los no creyentes que pidan y manden lindas energías para mi vieja. Tuvieron que pasarla a terapia intensiva, el cuadro se complicó. No dejen de cuidarse", sumó en Twitter.

Un día después, compartió un posteo en el que se lo puede ver de chico junto a sus padres. " Así, te abrazamos fuerte para que estés bien. Desde siempre", escribió en el posteo de Instagram. Por protocolo, Fede no sólo no puede visitar a su madre, sino que además es considerado también un posible paciente de riesgo, producto del tratamiento al que se sometió para pelear contra el cáncer de colon.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!