Secciones
Show

Florencia Peña develó los secretos del escándalo de Casados con hijos: “Hubo cosas que no me gustaron”

La conductora también habló sobre su relación con Érica Rivas.

La versión teatral de Casados con hijos era uno de los espectáculos más esperados de 2020. La producción quería reunir al elenco original con Guillermo Francella y Florencia Peña a la cabeza. El guion había comenzado a ser escrito hacía años. La venta de entradas anticipadas había sido un éxito. Pero pasaron dos cosas. La primera, el escándalo por la baja de Érica Rivas. La segunda, la pandemia de coronavirus que pospuso la obra.

 

Sobre la salida de Rivas, en principio, hubo un silencio de todas las partes. La producción culpaba a la actriz y dijo que ella había renunciado. Algunos de sus compañeros eligieron no hablar y otros contaron que fue ella la que causó inconvenientes porque no estaba de acuerdo con el humor del guion, un poco atrasado y “machista” para la época. Finalmente, Érica aseguró en una nota: “Yo no me bajé, me bajaron. Yo no decidí, decidieron ellos”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

A esa frase sumó otros dardos contra las mujeres del elenco, es decir, Peña y Luisana Lopilato, ya que sintió que no la defendieron. En ese sentido, Rivas contó: “Puedo entender que haya mujeres que hayan decidido no acompañarme o estar del otro lado porque entiendo que da miedo. Porque a mí me lo da. Entonces, entiendo que puede pasar porque es un dolor para mí”. 

 

Y agregó sobre ese tema sobre el machismo en el ámbito laboral: “Una piensa que del otro lado está solamente el opresor pero no, a veces también están tus propias compañeras, y eso es duro. La verdad que es duro... Pero también puede pasar. Por eso es tan importante juntarse y acompañarse con mujeres que te apoyan”.

 

Luego de esas frases, Peña decidió dar su mirada sobre ese tema: “No estoy de acuerdo con lo que dice, yo la recontra banco como mujer, como compañera”.

 

Y agregó: “La sororidad no tiene que ver con que uno esté de acuerdo con cualquier cosa que haga una mujer, ni yo tampoco puedo pedir que estén todos de acuerdo con lo que hago y digo. Yo fui sorora en el sentido que tanto Luciana como yo intentamos por todos los medios que ella estuviera”.

 

“Hubo una cuestión entre la producción y Érica, yo siempre termino defendiendo todo y al final la culpable de todo soy yo. En este caso no tengo que ver porque ni siquiera soy parte de la producción”, afirmó la conductora de Flor de equipo en una nota.

Enseguida dijo: “Pero sí te quiero decir que hubo cosas que no me gustaron que no estuvieron buenas y con las que yo no acuerdo, eso no quiere decir que no la respete, que no la quiera y que no me parezca una genia como actriz”.

 

En tanto, al ser consultada sobre un posible encuentro con Rivas y si la llamaría para reunirse, contestó: “Claro que sí. Yo tengo un ejercicio con mis hijos donde no me quedo a vivir en el enojo jamás. No soy rencorosa, me encantaría tomarme un café con ella”.

 

En ese sentido, dijo sobre las diferencias que tuvo con Érica: “Tenemos miradas diferentes... acá tiene que ver con decisiones que a nosotros nos exceden a Lu y a mí, pero te puedo ratificar que las dos siempre quisimos que Érica estuviera no hubo acuerdo y la defendimos a muerte”.

 

“Yo la llamaría, no me parece que sería el momento, tuve muchos frentes y estoy tratando de bajar los decibeles. Estoy un poco agotada, dejé de estar en Twitter, necesité correrme de los conflictos”, contó.

Y finalizó: “No quiero hacerme cargo de cosas que no me pertenecen. Ella puede pensar lo que quiera, pero entiendo que no es el momento. La verdad es que fue un año bravo para mí con cosas muy injustas. Trato de resolver lo que me pertenece y lo que no me pertenece son batallas que no quiero librar”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!