Secciones
Show

Gastón Soffritti habló del dinero, su oficio y sus otros negocios: "Es difícil ser actor y nada más"

El ex Patito Feo reveló que volvió a incursionar en el rubro gastronómico. 

La vida del actor no siempre es fácil y menos aún en la actualidad: durante la pandemia, la industria registró una desocupación histórica del 90% que se sumó a la endémica fragilidad laboral que sufren los artistas. "Nuestra realidad, siempre inestable, se parece más a la de los trabajadores golondrinas en permanente búsqueda de producciones por medio de las que cobrar un salario", habían sido las palabras de la Asociación Argentina de Actores hace un año.

Pero si bien la pandemia del coronavirus obligó a un gran número de artistas a salir de su zona de confort y a apostar a plataformas nuevas para subsistir, otros no tuvieron tanta suerte y optaron por ganarse la vida en otro rubro. Este es el caso, entre otros, Gastón Soffritti, quien a sus 29 años abrió una cervecería debido al pobre presente de la industria audiovisual en la Argentina. “Ser solo actor es difícil", explicó.

 

Invitado en el ciclo DAC Ficciones Cortas (CineAR), en diálogo con Mariano HueterJazmín Stuart, el actor manifestó: "No podemos seguir pensando que la producción audiovisual funciona como funcionaba antes porque no es más así, las reglas cambiaron. La velocidad en la que suceden las cosas es muy rápida. Hay cambios violentos. No sé qué viene, pero necesitamos una capacidad de adaptación mayor a la que teníamos antes y tenemos hoy en día".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Preocupado por el delicado momento que atraviesan los trabajadores de la industria, aseguró que tiene un proyecto en el que está escribiendo y que piensa protagonizarlo en la pantalla grande, aunque aclaró:  "Como actor a veces digo 'pará, capaz ya no va más', que quizás los productores no me ven de tal manera, que di todo hasta acá, y te agarran sube y bajas tremendos, ahí hay que hacer un laburo de cabeza muy grande".

A pesar de esto, resaltó que el trabajo de actor tiene subas y bajas. ​"Entiendo que en este laburo hay momentos que estas y otros que no. A veces es frustrante. Es difícil ser actor y nada más. Me he metido en negocios que nada tienen que ver con mi vocación, me puse una cervecería. Me pasa que tengo que armar otros proyectos porque solo con la actuación no es suficiente", aseguró el ex Chiquititas y Patito Feo.

Cabe destacar que Soffritti tuvo que cerrar un local de papas debido a la pandemia del coronavirus y el aislamiento social, preventivo y obligatorio en la República Argentina. "Este laburo es un sube y baja constante, hay laburos en los que voy a estar y otros en los que no. A veces uno tiene la tendencia a pensar mal y meterse para adentro. Eso no es bueno porque desde afuera te ven para abajo y no para arriba", reflexionó.

 

Y agregó: "Me parece que a veces es frustrante porque le metes mucho y rebotás. Con la actuación no me pasa tanto, aunque es un punto en el que te lo tomás como muy personal. En el otro punto tenés de que si rebotás, rebotás. De chico tenía miedo de equivocarme. Antes los directores eran muy duros. Trabajabas en proyectos donde estabas condicionado y ellos no entendían que eras un chico".

En este sentido, contó que durante sus primeros pasos como actor se topó con figuras dictatoriales, tanto productores como directores, que lo condicionaron para mal. "Ahora se fue humanizando. Me tocó vivir esto desde muy chico. Me acuerdo de haber llorado en algún set de grabación, con algo que me ha dicho un director. No iban a solucionar nada cagándome a puteadas, los camarógrafos tampoco. Había muchos maltratos en el set", sostuvo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!