Secciones
Show

Gladys La Bomba tucumana se quebró al aire al hablar de su niñez: "Fui una niña golpeada"

La cantante contó detalles de su niñez y de la convivencia con su padre, a quien acusó de ser un "golpeador". 

La situación por la que tuvo que atravesar Maia, la pequeña de siete años que vive en situación de calle en el barrio porteño de Villa Lugano y que fue intensamente buscada luego de que desapareciera junto con un hombre que le prometió cambiar su bicicleta, conmovió a muchos famosos del país, quienes pidieron y le alegraron por su aprición. Mientras que otros se animaron a contar sus fuertes historias de vida. 

Este último es el caso de Gladys La Bomba Tucumana, quien se puso como ejemplo de superación al recordar su dolorosa infancia en una casa marcada por la pobreza y la violencia de género estaba instalada. "Soy una mina recontra humilde. Fui una niña golpeada, con un padre golpeador. Viví cosas tremendas, pero soy una mina que se superó", comenzó diciendo la cantante en diálogo con Nosotros a la Mañana.

Envuelta en lágrimas, la artista dio detalles de lo que fue su dura infancia: "Es bien liberador. Yo decido y elijo tratar de perdonar a mi padre. Mi padre está muerto. Era policía, murió en la época de la subversión, en Tucumán, en un enfrentamiento con la guerrilla, y para la gente fue un héroe. Pero yo, los únicos recuerdos que tengo de mi padre son bien feos. Son horrible".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según recordó, su padre la obligaba a arrodillarse sobre el maíz cuando tenía solo tres años. "Él me arrodillaba sobre el maíz, mirando la pared, por horas. Yo andaba descalza, teníamos piojos... Se me vienen recuerdos espantosos. Yo, en mi inocencia, pensaba que mi madre nos había abandonado. Después, con el tiempo, me di cuenta que mi madre se había ido porque él la mataba, la arrastraba, la ensangrentaba", dijo, con los recuerdos a flor de piel.

Finalmente resaltó que tanto ella como sus hermanos eran muy chicos para darse cuenta del calvario que sufrió su mamá y sentenció: "Nosotros éramos chiquitos, muy pobres. Había sangre por todos lados. Y yo decía 'mi mamá nos dejó'. Pero una noche esa señora hermosa apareció. Mi madre es todo. Ella apreció y nos robó a todos los hijos de ese hombre malo. Nos bañó, nos desmugró".

Luego de su aparición con vida de la nena de siete años, la fiscal aguarda los resultados de diversos estudios médicos y pericias para definir la imputación por la que indagará al detenido, identificado como Carlos "Carlitos" Savanz. Actualmente está imputado por "sustracción, retención y ocultamiento de un menor de 10 años": se trataba de una imputación "provisoria", ya que está siendo evaluado el encuadre legal a partir de las pericias.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!