Secciones
Show

Gustavo Martínez: las fotos del balcón, la carta que habría dejado y el vecino que lo vio horas antes

Detectaron sus huellas dactilares en la ventana y encontraron el cuchillo con el que rompió la red de protección.

Avanza la investigación por el suicidio de Gustavo Martínez, ex pareja de Ricardo Fort y tutor legal de sus mellizos, Marta y Felipe. Después de realizar las pericias correspondientes en el departamento de la calle Sucre en el que el entrenador físico convivía con los herederos del chocolatero, los investigadores confirmaron la presencia de sus huellas dactilares en la ventana de su dormitorio y el cuchillo con el que rompió la red de protección de la misma, para luego hacer lo mismo con la del balcón desde el cual se habría arrojado al vacío.

De acuerdo a lo consignado por el portal Infobae, se trata de un "rastro dactilar del pulgar derecho de Gustavo Martínez" el que se encontró en una de las ventanas de su dormitorio. Cabe resaltar que la red de protección se encontraba rota, pero el cuchillo se encontró en el balcón también ubicado dentro de la habitación, cuya red estaba rota de forma horizontal a la altura de la baranda.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De esta forma, los investigadores creen que Martínez primero intentó arrojarse desde la ventana y luego se dirigió al balcón de su dormitorio, que daba al frente de la lujosa torre del barrio de Belgrano en la que vivía con los hijos de Ricardo. Cabe recordar que tanto Felipe, como Martita, se encontraban despiertos y en el mismo piso al momento de los hechos, pero se enteraron a través de su tío, Eduardo.

La periodista Débora D'Amato habló con uno de los vecinos del edificio, quien aseguró haberse cruzado a Gustavo en el ascensor horas antes de que decidiera quitarse la vida. "Lo notó como ido, le costaba hablar por la medicación y tenía un temblor en las manos", reconstruyó la periodista, al tiempo que aseguró que, de acuerdo a la información que manejan los vecinos, Martínez habría dejado una carta de despedida antes de suicidarse.

"Chicos, no salgan del dormitorio": el llamado con el que Martita y Felipe se enteraron del suicidio de Gustavo

A las cuatro y cuarto de la madrugada, el empleado de seguridad de la lujosa torre en la que vivían Gustavo Martínez y los dos hijos de Ricardo Fort (Felipe Martita) sintió un ruido fuerte. Al salir de la casilla, se encontró con el cuerpo de la ex pareja de Ricardo Fort, quien se había arrojado desde el piso 21. Los chicos, pese a que en un principio trascendió que se encontraban durmiendo en ese momento, estaban con amigos y se enteraron a través de su tío, Eduardo. Crónica de una dolorosa madrugada en la calle Sucre.

César Carroza, abogado y amigo íntimo de la familia, reveló en una entrevista con Jorge Rial para el ciclo de Radio 10 Argenzuela que los mellizos de 17 años estaban despiertos y con amigos en el departamento. "Felipe estaba con un amiguito que había quedado en la casa jugando a eso que juegan ahora de streamers. Marta había estado hasta las dos y media de la mañana con sus amigos y se volvió de Canning. Fue a la cocina, como hacen los pibes paveando cuando llegan de algún lugar y después se fue a su dormitorio a mirar una serie", precisó.

Lo primero que hizo el empleado de seguridad fue contactar a Marisa López, histórica niñera de los hijos de Ricardo, quien se encontraba en Córdoba. A kilómetros de distancia y sin saber qué había pasado, la mujer se comunicó con Eduardo Fort, quien de inmediato llamó a sus sobrinos.

"Los chicos se enteran porque Eduardo los llama y les dice: 'Chicos, no salgan del dormitorio'. Eduardo me llamó a las cuatro y media de la mañana (sólo quince minutos después de que el empleado de seguridad se comunicara con el 911) y me dijo: 'Me acaba de llamar Marisa, se suicidó Gustavo'. Ella estaba volviendo de Córdoba, porque había aprovechado que los chicos se fueron de viaje unos días para visitar a sus papás en Córdoba", sumó Carroza.

Los chicos no salieron de su habitación y se enteraron de lo que sucedía recién con el segundo llamado de su tío. "Marisa se entera por el hombre de seguridad, porque él toma la decisión de tirarse por el balcón y cae al lado de la casilla de seguridad. Los chicos ni se enteraron. Lo primero que les dijo Eduardo era que no salieran del dormitorio, porque no sabíamos de qué manera Gustavo había tomado esa decisión. Como no sabía cuál era el cuadro, les pidió que no salieran de sus dormitorios".

"En la segunda llamada, Eduardo le dijo a Felipe: 'Pasó esto con Gustavo, no salgan de su dormitorio'. Después vino la situación que todos sabemos", señaló Carroza en alusión a la llegada de los efectivos policiales, los bomberos y el SAME.

Consultado sobre el duro video que publicó Felipe sólo seis horas después del suicidio de Gustavo, Carroza puso paños fríos a la situación. "Está en shock. Marta está muy angustiada y a Felipe lo veía demasiado tranquilo, ahora que volví al departamento lo veo más enojado. Lo que ellos me preguntan es por qué hizo esto, por qué hizo esto a una semana de su cumpleaños. Son chicos que ya pasaron por otras situaciones traumáticas".

 

"Ellos tenían discusiones, como las que puedo tener yo con mis hijos. Son adolescentes. No sé cuál es el sentir de Felipe. Yo hablo mucho con él. Ya me sentaré y veré qué le pasa. No sé si el enojo de Felipe es la sensación de abandono que puede tener. No estoy en la cabeza de Gustavo como para saber por qué tomó esta decisión, ni en la de los chicos para saber cuál es su sentir en este momento. Hay que dejar que procesen todo esto que pasó", cerró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!