Secciones
Show

 ¡Hola Susana! Te estamos llamando, queremos cobrar: la AFIP redobló la apuesta y va contra la diva

El organismo apelará el fallo que ordenó el cierre de la causa y le reclama una deuda de 50 millones de pesos.

A comienzos del año 2020, Susana Giménez había decidido viajar a Uruguay y refugiarse de la pandemia en su mansión en Punta del Este. De hecho hizo de ese país su residencia fiscal y la AFIP no tardó en investigarla y, claro está, denunciarla por evasión impositiva por el monto de $50.377.401,90, en razón de haber escondido información en su declaración jurada de Bienes Personales en 2019. 

En Uruguay, la diva millonaria goza de una serie de medidas como la “vacación fiscal” de cinco años (aunque esto varía según el patrimonio y en el caso de Giménez no está vigente); y  12% de impuesto a la renta reducido por ganancias generadas por activos en el exterior. ¿La grandes diferencias con los impuestos en Argentina? Susana no paga Impuesto al Patrimonio y el Impuesto a las Ganancias en Uruguay no tiene un mínimo no imponible tan alto.

En resumen, Giménez paga mucho menos en Uruguay que en Buenos Aires, el lugar donde se hizo millonaria y reconocida en toda Latinoamérica. En contraprestación, la diva tiene que generar ingresos en tierras charrúas. Por ese motivo, decidió protagonizar la obra Piel de Judas en el Hotel Enjoy, ubicado en la Mansa de Punta del Este. La realidad era que Su no quería actuar. Pero tenía que hacerlo para no tributar y no le quedó otro camino. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo cierto es que durante los últimos días de julio, la Justicia había rechazado dos cautelares de la conductora que vive en Uruguay. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició un proceso administrativo de oficio. Luego de cruzar datos y documentos para constatar que la diva hubiera tributado correctamente su facturación, se llevaron una sorpresa. La Su había evadido impuestos. Tenía deudas por bienes en el exterior por los años 2019 y 2020. 

Así fue que la AFIP le notificó de oficio que debía millones, un total de $250 millones para ser algo exactos. Según el expediente de la causa, firmado por el juez Walter Lara Correa, La Su tiene una deuda deI impuesto sobre los Bienes Personales que llega a $50.337.401,90 por el período fiscal 2019 y se le suman $34.600.375,10 por los intereses resarcitorios. En total, $84.937.777 que se transformaron en 250 millones. Algo así como 1.817.000 de dólares. 

La diva se quejó con sus abogados y sus contadores y ejerció su derecho a defensa. El estudio jurídico que la representa presentó dos medidas cautelares ante la Justicia. En la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, la diva se niega a pagar la alícuota diferencial de la Ley de Bienes Personales.

Esa fue su estrategia de defensa. Pero la Justicia en un principio se lo negó. Por eso, la Su apeló y presentó todos los documentos que demuestran que tiene en el exterior, una gran parte en acciones societarias en Singapur. La respuesta de la Justicia fue nuevamente negativa. La AFIP la acusa del delito de “evasión tributaria”. Giménez buscaba frenar el proceso administrativo de oficio y la ejecución de cobro de la deuda, es decir que le cobren la totalidad. Y, por ahora, lo logró.

Días atrás, el juez en lo penal económico Diego Amarante cerró la causa contra Susana y advirtió que pretender aplicar el derecho penal a una persona por la sola razón de ser deudora de un impuesto es “ajeno a nuestro sistema constitucional”. Sin ir más lejos, el juez Amarante sostuvo que no hubo un intento de la diva de engañar a la agencia impositiva, que es lo que se requiere para que el tipo penal se configure.

Exactamente, el magistrado manifestó: “Nos encontramos frente a una ciudadana que no realizó ninguna conducta pasible de ser considerada engañosa o ardidosa en los estrictos términos que reclama la ley penal -cuya interpretación extensiva se encuentra absolutamente vedada, como es bien sabido-, habiéndose limitado en cambió a canalizar su reclamo dirigido a morigerar la obligación tributaria, mediante la utilización de las herramientas legales adecuadas”.

Pero la AFIP apelará el fallo que dispuso el archivo de la causa penal y seguirá en su reclamo por evasión impositiva por el monto de $50.377.401,90, en razón de haber escondido información en su declaración jurada de Bienes Personales en 2019.  La diva de los teléfonos podría enfrentar una causa penal y hasta terminar en la cárcel.

La razón es que si la evasión total alcanza el millón de dólares, Giménez podría enfrentar una pena de entre 6 a 9 años de prisión. Además, la multa llegaría al 60% de lo que no se haya declarado. A través de un comunicado, desde el organismo indicaron que pedirán a la Cámara Nacional de Apelaciones en la Penal Económico que revea la decisión del juez Amarante.

En ese sentido, el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, remarcó que aun suponiendo que, como plantea el juez, no haya habido "ocultamiento patrimonial", "la señora Susana Giménez todavía no presentó las declaraciones juradas". "Ante el fisco todos los y las contribuyentes tienen las mismas obligaciones. Este es un caso que surge de la matriz de riesgo y el control sistémico que posee el organismo, no realizamos fiscalizaciones a dedo"

El jefe de la agencia recaudadora consideró que "la falta de exteriorización" de los bienes de la diva de los teléfonos "imposibilita que la AFIP controle la determinación e ingreso del Aporte Solidario Extraordinario". "En definitiva, estamos frente a una ausencia de voluntad para cumplir con sus obligaciones impositivas que está a la vista", aventuró. "Este ocultamiento obligó a desplegar la actividad estatal a efectos de poder conocer la situación patrimonial y por ende el “quantum” del impuesto dejado de ingresar, determinando finalmente la deuda en más de 50 millones de pesos", concluyó. ¡Hola Susana! Te estamos llamando, queremos cobrar.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!