Secciones
Show

Ingrid Grudke competirá en un torneo de fisicoculturismo: su entrenamiento

La modelo participará en septiembre.

Siempre hay tiempos para cumplir objetivos en el deporte. Por eso, Ingrid Grudke decidió anotarse en un torneo de fisiculturismo. Una sorpresa para propios y ajenos. ¿Quién podía imaginarse a la bella modelo en una competencia que apadrina el propio Arnold Shwarzenneger? 

 

Desde su cuenta de Instagram, la modelo escribió: “DESAFÍO ARNOLD SPORTS FESTIVAL EUROPE - CUENTA REGRESIVA: The International Federation of Bodybuilding and Fitness ya anunció la fecha de la competencia internacional para la que me estoy preparando desde hace poco más de un año. ¡Sevilla, España allá vamos! Me espera mi próximo debut profesional, impensado pero muy preparado”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y agregó: “Un camino que quienes me siguen saben que vengo transitando junto a Analía Galeano, que además de acompañarme en mi entrenamiento muy de cerca, me motiva, alienta y empuja a dar siempre un poco más. Es clave la confianza en uno mismo y tener siempre nuevas metas a cumplir”.

 

 

Por eso, Ingrid se subirá la pasarela pero no para modelar, ni conducir un desfile, sino para participar del torneo en la categoría fit-model. ¿De qué se trata? “Hay categorías de culturismo, pero no es lo que hago yo. Los de esta categoría son cuerpos como el mío, con ciertas medidas pero marcando el músculo, sin suplementar, es algo elegante con ciertas características. Lo hago porque es un desafío propio”.

 


La misionera relató cómo comenzó este nuevo objetivo en su vida.  “En junio, durante la cuarentena, sentí la necesidad de mover el esqueleto para que no se atrofie en la cuarentena. Empecé a hacer gimnasia con Analía, que es deportista profesional, ella es culturista. Arrancamos vía streaming tres veces por semana. En agosto vine a Misiones y en enero fui a Mar del Plata y la conocí personalmente”.

 

“Durante el entrenamiento en Mar del Plata, cumplía con todo. Estab a super entusiasmada y un día me dijo: ‘Tenés las medidas y las características para competir’. Me gustó. Suumado a que mi cuerpo responde bien y enseguida después de entrenar se marca,   me entusiasmé y acepté el desafío. Está bueno hacer algo diferente, como cuando hice teatro de revista”.

 


Ahora Ingrid va entre cuatro y cinco veces por semana al gimnasio para mantener los músculos tonificados y listos para la competencia. Además hace ejercicios aerobicos en bicicleta o en cinta, pero el foco siempre está puesto en los fierros. Para eso suma repeticiones pero no con mucho peso.

 

Cuando llegue el momento de la competencia, la modelo deberá hacer dos pasadas frente al jurado. Una en traje de baño y la otra con un vestido largo. La idea es que los jueces puntuan tanto por físico como por posturas, algo que ella está aprendiendo con su profesora. 

 

 

“Ahora hay cosas que cambian, practico cómo posar ante los evaluadores. Hacer pasarela es común, pero saber cómo posar o cómo mostrarte frente al jurado es distinto, además va a ser en lugares donde soy una más, porque no me conocen, lo próximo es Sevilla, pero después se vienen Corea y Roma”, relató Grudke.

 

En cuanto a la dieta está asesorada por una nutricionista especializada en deporte, algo común en los deportistas de élite. En es sentido explicó: “Tengo una alimentación muy saludable. Siempre tuve el hábito de comer sano, carne, legumbres, frutas, ahora agregué algunas cosas como cereales. No hay dieta, ni suplementos”.

 

Como a todos los que pisan un gimnasio por primera vez, a Ingrid le pareció algo aburrido. Y recordó: “Las primeras semanas me re costó, venía de tres o cuatro años de no entrenar rigurosamente, tenía que encontrar mi espacio”. Y agregó: “Ir a un gimnasio a hacer aparatos para mí era un aburrimiento... pero ahora me gusta porque vas entendiendo cosas de tu cuerpo, además de que es importante estar en forma por un tema de salud. Gimnasia y alimentación sana, no hay secreto ni es de un día para el otro”.

 

Los primeros cambios que notó en su cuerpo fueron en la movilidad, algo que para muchos parecería extraño: “Cuando empecé era todo muy básico y no tenía fuerza y para ganar fuerza, tenés que hacer más fuerza, así que ahora aumentó mi resistencia. Pero no es de un día para el otro, es constancia, perseverancia, disciplina, buena alimentación”. Y finalizó: “Para mí es importante porque es una meta que uno se pone para exigirse para entrenar y buscar su mejer versión, animarse y quererse. Es motivador, a mis 45 no me pongo límites de edad, hay que hacer lo que uno quiera”.


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!