Secciones
Vintage

Ingrid Grudke se fue de la obra de Nito Artaza: discusiones, falta de vestuario y egos

La nueva revista de Nito Artaza, que iba a estrenarse este jueves a las 20 en el Teatro Premier, fue suspendida "hasta nuevo aviso".

Si bien para muchos podría resultar una pelea o un conflicto vintage de la calle Corrientes, les aseguramos que no lo es (aunque tranquilamente podría estar sacada del año 2002). Resulta que "Cobra K", la nueva revista de Nito Artaza que iba a estrenarse este jueves a las 20 en el Teatro Premier, fue suspendida "hasta nuevo aviso" debido al portazo que pegó una de sus estrellas: Ingrid Grudke.

El primero en hacerse eco de esta noticia fue Pablos Layus, quien resaltó que el estreno de Cobra K quedó suspendido hasta nuevo aviso por la renuncia de la modelo, quien se habría enfurecido con la producción del espectáculo porque Vicky Xipolitakis tenía los dos cuadros más importantes de la revista: el de apertura y el del final. "La verdad es que no tengo problemas con ninguna mujer del elenco, con nadie… es todo lo contrario", sostuvo Ingrid.

Y sobre los dichos de Layus, aclaró: "Lo que pasa es que, si te convocan como figura, te prometen un lucimiento arriba del escenario y llegas dos días antes y no tenés ni las luces puestas ni el ensayo, no me voy a arriesgar a algo así, no puedo seguir. Lo que más me molesta es que salió en la prensa que mi molestia es porque no hago el cierre del espectáculo y que tengo un problema con Vicky Xipolitakis".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

De acuerdo con la modelo, decidió abandonar el show de Artaza por diferentes problemas relacionados a la producción: "Sí, renuncié. La verdad es porque estábamos a dos días del debut y había un montón de cosas que fallaban, sobre todo con la producción, y me sentía incómoda trabajando así. Yo le pongo muchas ganas, pero honestamente llegó un momento que colapsé por un montón de situaciones y ya no era digno trabajar en esas condiciones, y decidí dar un paso al costado".

Según contó, cuando la llamaron le ofrecieron y aceptó realizar "varias participaciones artísticas" que finalmente "no están" en el espectáculo. "No teníamos ensayos, excepto mi cuadro musical del cual me preocupé con mis bailarines. Básicamente, el director artístico no existió y no hubo un orden ni disciplina en la organización del espectáculo. Esa es la verdad", destacó en diálogo con Teleshow. 

Y se quejó: "Fue una sumatoria de cosas. Por ejemplo, yo no puedo permitir que los bailarines no tengan los zapatos. Ellos estaban preocupados porque los tenían que tener hace una semana. Las luces y la técnica recién aparecieron este el lunes... Y no puedo permitir que los bailarines que se la pasan horas ensayando tengan un baño sucio. Un día entré a un baño que hacía días que no lo limpiaban. Es horrible lo que cuento, pero pasaba. No había un mínimo cuidado".

En ese sentido, contó que ella ensayaba su coreografía con Ariel Pastocchi y con un grupo de bailarines muy buenos, pero "sólo fueron dos semanas de ensayo porque, en el medio, yo también estaba grabando para Los 8 escalones del millón". "En síntesis, no había un hilo conductor y la verdad que ni siquiera sé quién es la cabeza de producción, pero a mí me convocó Nito", explicó.

Para Ingrid, el detonante sucedió el lunes por la noche cuando Nito y Adriana Chaumont (integrante de la producción) "empezaron a discutir delante del elenco". "La verdad es que no estoy para bancarme puteadas, gritos y momentos tensos porque se prometió una cosa que no se hizo. Es como muy inestable todo... Esa fue mi situación límite, pero hubo un montón de fallas internas y de producción", agregó la artista.

 

En defensa de Nito, explicó que a él lo contrataron como director, "pero no lo dejaron desarrollar como tiene que ser". "Un día me decían una cosa y al otro día me decían otra. Era un loco y me saturaron. Ahora suspendieron la función del jueves y es la excusa porque yo renuncié. Quedan dos días más para que ellos puedan debutar. Me parece una falta de respeto hacia mí y a todo el elenco", sumó.

Al final, la modelo sostuvo que la remaron entre todos hasta que finalmente se cansaron. "Por primera vez creo que no es problema de los artistas que están en escena. Yo no soy de abandonar nada y la remo hasta lo último. Sé de espectáculos y por lo menos las luces y el sonido tendrían que haber estado hace una semana. Recién estuvieron hoy que es martes y el jueves se estrenaba. Esa es la situación", sentenció, visiblemente molesta.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!