Secciones
Interna en el trece

Del pánico de Mariana Fabbiani por los escraches "en la peluquería" a las "angelitas" de De Brito

La conductora se niega a "tocar temas de actualidad" y De Brito busca un refuerzo "periodístico".

Los cambios de programación están a la orden del día. Con el arranque del "ciclo televisivo 2021" a la vuelta de la esquina, son muchos los cruces e internas que salen a la luz. Pujas por el horario, viejos reclamos e incluso hasta "miedo a escraches" son algunas de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa a la hora de negociar lanzamientos de programa, cambios de horario y reestructuración de equipos. Del "empaque" de Mariana Fabbiani al "refuerzo periodístico" con el que Ángel De Brito busca defender su lugar en las mañanas de El Trece.

Días atrás, en BigBang te contamos algunas de las internas que -pese a las desmentidas- circulan con fuerza en el canal de Constitución. "Todavía estamos ajustando algunas cosas, pero LAM quedaría de 9.30 hasta las 11 y ahí entraría Mariana, más para abril que para el mes de marzo", precisaron a este medio desde la emisora, al tiempo que aclararon que no hay "internas" ni "tensión" entre De Brito y Fabbiani por el cambio de horario que le impusieron al ciclo Los Ángeles de la mañana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El regreso de Fabbiani a los "mediodías" fue una innegociable imposición por parte de la conductora. "Si Mariana vuelve, lo hace al mediodía; eso no se negocia", aseguraron en enero desde el entorno de la conductora, cuando se iniciaban las negociaciones entre Mandarina y el canal. "Mariana se bancó muchos cambios repentinos, le puso el cuerpo siempre, fue fiel al canal e incluso cuando tuvo que sumar cambios de horarios con Mamushka los aceptó", suman. En efecto, en agosto del año pasado la conductora fue lapidaria e hizo público su reclamo contra las autoridades de canal: "¡Me harté!".

Pero el horario no es lo único que preocupa a Fabbiani, quien recuerda con pesar y hasta cierto temor los últimos meses del 2019 en los que "hizo periodismo" con su programa El Diario de Mariana. "El problema de Mariana es que no quiere hacer nada vinculado a lo periodístico. Y la cocina y el show son un arma de doble filo, pero ella está muy firme en su posición", precisaron desde el entorno de la conductora.

Cabe recordar que Mariana fue muy cuestionada por el abordaje que realizó sobre los movimientos antivacunas -incluso en la era "pre Covid"- en abril del 2019, cuando entrevistó a Eduardo Yahbes -impulsor del "movimiento- y la conductora abrió en vivo el debate con el cuestionado zócalo: "Alerta padres: vacunas sí, vacunas no". Tres meses después, hizo una lavada autocrítica en vivo: "Fue un error. El graph estaba mal. No estábamos haciendo un debate de si había que vacunar o no. Por lo menos no fue mi intención".

La entrevista exclusiva a Nahir Galarza en el penal de mujeres de Santa Fe fue otro de los focos de críticas. ¿Qué se le espetó? Que no haya repreguntado, que haya accedido al condicionamiento de no hablar del homicidio por el que fue condenada a cadena perpetua y de haber "humanizado" la figura de una joven que acababa de ser condenada tras asesinar de dos disparos -uno a traición- a su ex novio, Fernando Pastorizzo.

También fue cuestionada por la lavada entrevista a Mauricio Macri en marzo de 2018, en la que sólo hizo foco en la vida familiar del presidente, pese a que el país se adentraba en la crisis económica más profunda de la última década que culminaría sólo dos meses después de la emisión del reportaje con el inicio del endeudamiento histórico y récord con el Fondo Monetario Internacional.

"Se asustó porque tuvo un par de episodios jodidos de escrache en la calle", reconocen desde el entorno de Fabbiani, al tiempo que aclaran que consideran que "fueron mandados" y que tienen identificados tanto a quienes los impulsaron, como los porqué. "Para ella fue horrible que la esperaran para putearla en la puerta de la peluquería, por ejemplo. Mariana es muy sensible y siempre vivió muy protegida. En una realidad virtual", suman.

Mariana luego pasó a las noches y se instaló finalmente en las tardes de la grilla con un ciclo de juegos, alejado de la actualidad o la política. La conductora que asegura haber sufrido las "esquirlas de la grieta" se niega a volver a tocar temas de agenda y eso complica al equipo periodístico del canal. ¿El motivo? Se trata de uno de los horarios noticiosos centrales y resulta casi inviable mantener una "burbuja de entretenimiento atemporal" en el marco de una pandemia sanitaria y, claro está, un año electoral.

De Brito, por su parte, aceptó el recorte de horario y busca "actualizar" a su equipo. "Quiere reforzar periodísticamente el programa. Pero, hasta el momento, Monique Gutiérrez y Mercedes Ninci le dijeron que no", advierten fuentes cercanas. Pese a la voluntad del conductor, uno de los motivos por los cuales muchas de las figuras que quiere incorporar se negaron a hacerlo fue Yanina Latorre, con su elevado e incisivo perfil mediático.

La incorporación del productor Gustavo Hoyle, quien dejó Confrontados para incorporarse a LAM, es otro de los refuerzos del ciclo. De acuerdo a los trascendidos, Hoyle no es "fan" de Latorre y prefiere otro perfil de panelistas "con más información y menos show propio". 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!